Entradas

Pymes están invitadas a postular a la nueva “Distinción Triple Impacto”

La Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con Sistemas B entregará, por primera vez, en el marco de la Edición Especial 2021 Premio PYME Carlos Vial Espantoso, la Distinción Triple Impacto. Este reconocimiento busca destacar no solo la relevancia del trabajador en el centro de la organización, sino también generar conciencia de la corresponsabilidad de las empresas por el bienestar de los trabajadores, de su relación con la comunidad y el medio ambiente.

Josefa, presidenta ejecutiva de Sistema B Chile señaló que “Este último tiempo ha sido de mucha innovación y transformación, de repensarse, conectarse con el propósito que las empresas declaran. Este propósito, que se pone a prueba en los tiempos desafiantes, es también una fuente de energía, voluntad y resiliencia muy notable”. Por su parte, María Isabel Vial, presidenta de la Fundación Carlos Vial Espantoso resaltó que este momento pasará a la historia y que “las Pymes se han visto tremendamente afectadas y en un esfuerzo por sobrevivir, han implementado un sinfín de iniciativas para seguir “remando a puerto seguro en medio de la tormenta”.

¿Qué es Sistema B?

Es una organización sin fines de lucro que cree que los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil, los movimientos sociales, los ciudadanos y la responsabilidad social de los negocios, todos juntos, no son suficientes para resolver los problemas sociales y ambientales actuales. Promueve a las Empresas B y otros actores económicos en América Latina, para construir una nueva economía en que el éxito y los beneficios financieros incorporen el bienestar social y ambiental.

La Distinción Triple Impacto será entregada a aquellas pequeñas y medianas empresas que sobresalen por sus iniciativas económicas, sociales y ambientales. Todas las empresas inscritas en el Premio PYME Carlos Vial Espantoso, automáticamente están postulando a la Distinción Triple Impacto. Este reconocimiento busca detectar, fomentar y difundir buenas prácticas en materia económica, social y ambiental y también compartir las historias de resiliencia y los aprendizajes de la crisis sanitaria.

Las postulaciones estarán abiertas hasta el 31 de julio y pueden inscribirse a través de la página web www.fundacioncarlosvial.cl. Existen dos categorías disponibles para las empresas interesadas en participar: pequeñas empresas de entre 15 y 49 trabajadores y una facturación anual entre 15.000 y 50.500 UF (promedio de los últimos tres años), y medianas empresas de entre 50 y 250 trabajadores y una facturación anual hasta 350.000 UF (promedio de los últimos tres años).

Participación abierta y gratuita ¡Reserva tu cupo!

 

La empresa y los trabajadores 

No cabe duda que el mundo empresarial se ha visto tremendamente afectado, pero tiene aspectos positivos que sustraer de esta pandemia y que le pueden ayudar a ser mejores, a evolucionar. Más allá de la visible preocupación que han tenido las organizaciones para seguir dando continuidad operacional y que el negocio no se vea afectado, ha sido la cercanía y empatía que han generado con los trabajadores. 

Las empresas se están adaptando a nuevas realidades: un nuevo entorno competitivo, cambios en patrones de consumo y una nueva forma de trabajar; por lo que es fundamental que las organizaciones aprovechen esta oportunidad para hacer un giro en la manera en la que se venían gestionando los negocios.

Más allá de la visible preocupación que han tenido las organizaciones para mantener su continuidad operacional, ha sido clave la cercanía y empatía que han generado con los trabajadores. Frente a todos los nuevos desafíos, el éxito de los mismos dependerá en gran medida de las prácticas que las empresas implementen y en la que los trabajadores estén involucrados.

Integrándose con la comunidad

Hace un par de años, conocimos a una empresa de la Región Arica y Parinacota que implementó un programa que integraba a la empresa y sus trabajadores con la Comunidad y que básicamente estaba orientado a fomentar el desarrollo sustentable con el entorno social, apuntando al compromiso con el medio ambiente y diversos grupos de interés que comparten el puerto (¡Conoce más de esta práctica!).

Pero ¿Por qué es tan importante para las empresas integrarse con la comunidad? En la actualidad, la empresa que tiene entre sus políticas ejercer una responsabilidad social activa, no solo beneficia su imagen, sino que además es favorable para sus empleadores, quienes crean un vínculo especial con su lugar de trabajo.

Al respecto, el Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sustentable la define como: “El compromiso permanente de las empresas de comportarse éticamente y de contribuir al desarrollo económico, al tiempo que se mejora la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, así como de la comunidad local y la sociedad”.

Con el tiempo, las organizaciones han pasado a ser miembros activos de la sociedad, por lo que deben estar atentas y abiertas a cumplir con las demandas de la comunidad y de su público interno, las que no sólo abarcan temas de calidad de productos o aspectos sociales, sino que incluyen aspectos que van mucho más allá.

Si bien la preocupación social de las empresas no es algo extremadamente nuevo, es un aspecto que la misma comunidad les ha ido exigiendo, puesto que las organizaciones han adquirido un rol fundamental dentro de la sociedad. El desafío para una empresa no solo se enfoca en ser sustentable económicamente, sino que se preocupe por los efectos que provoca su gestión en todos los ámbitos posibles, considerando sus alcances desde los clientes, trabajadores, proveedores y la comunidad en general.

No basta con tener una excelente gestión administrativa económica dentro una empresa, sino que es necesario preocuparse por aquellos factores que quizás no están relacionados directamente con las gestiones de una organización, pero que a la larga influyen directamente en su desarrollo y producción: la comunidad.

La empresa y su relación con el medio ambiente

Casi todos los días, otro hallazgo de investigación, noticia o desastre relacionado con el medio ambiente acumula más evidencia sobre la realidad de que nuestro planeta está en crisis. 

Sin ir muy lejos, el último informe de Plastic Waste Markers Index elaborado por la asociación australiana Minderoo Foundation señaló que la mayor parte de los residuos plásticos que se generan en todo el mundo son responsabilidad de un pequeño puñado de empresas. 

Sin embargo, el tercer informe anual de preparación de Deloitte Global “La cuarta revolución industrial: en la intersección de la preparación y la responsabilidad” muestra que en los últimos años el cambio climático y la sostenibilidad ambiental se han convertido en parte integral de la forma en que se están empezando a administrando los negocios”.

Más empresas están cambiando las prioridades mediante el uso de la inteligencia de negocios no solo para ahorrar en costos, sino también para ser conscientes del medio ambiente. La capacidad de la inteligencia de negocios para realizar un seguimiento del rendimiento, así como alertar a los responsables de la toma de decisiones sobre los cambios de comportamiento, lo convierten en un enfoque complementario, como lo demuestra el deseo de muchas empresas de ser más respetuosos con el medio ambiente.

Fundación Carlos Vial Espantoso, G100 y Sistema B desarrollan metodología para evaluar a las pymes:

Programa Nivélate promueve mejores prácticas laborales con foco en gestión de personas

La herramienta permitirá a través de indicadores específicos identificar brechas y oportunidades de mejora para la construcción de relaciones laborales donde prime la equidad, la garantía de los derechos laborales, la colaboración y la confianza, y ser un aporte al desarrollo del país

La Fundación Carlos Vial Espantoso junto al Grupo de los 100 (G100) y Empresas B desarrolló “Nivélate”, programa de medición en gestión de personas que pretende evaluar las desigualdades al interior de las empresas y generar un diagnóstico para impulsar relaciones de equidad e igualdad a través de iniciativas que fomenten el desarrollo personal y profesional de los trabajadores.

El proyecto nace como respuesta a la inquietud compartida entre Fundación Carlos Vial Espantoso, G100 y Sistema B respecto a las necesidades que enfrenta el país y cómo las empresas, a través de distintas iniciativas, pueden ser un aporte al diálogo y la construcción de mejores prácticas laborales. Como resultado, se desarrolló una plataforma dirigida a las pequeñas y medianas empresas que permite medir en forma concreta y eficiente su gestión de personas para generar acciones que disminuyan las brechas en desigualdad y que tengan un  impacto positivo en la calidad de vida de los trabajadores. La iniciativa ha sido prioritaria para los actores comprometidos, con reuniones de trabajo donde han participado: Alfredo Zepeda, director ejecutivo de Sistema B; Bernardita Barros, coordinadora de G100; Miguel Papic, fundador de Avoncourt; María Isabel Vial, presidenta ejecutiva Fundación Carlos Vial Espantoso, Fe Sánchez, gerenta general, y Joaquín Rozas, investigador, ambos de la Fundación Carlos Vial Espantoso.

El G100 es una organización pro emprendimiento que está comprometida con el desarrollo de Chile y que buscan potenciar el emprendimiento nacional. Por su parte, Sistema B, es una institución dedicada a impulsar una nueva economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas. Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso estamos felices de ser parte de la creación de este instrumento que será clave para relevar la importancia del trabajo como valor fundamental para el desarrollo de las personas y de la sociedad.