Entradas

BUENA PRÁCTICA LABORAL:

Flexiworking

Una de las prácticas más destacadas que hemos podido evaluar en los últimos años  es Flexiworking. Esta práctica fue desarrollada por una empresa transnacional -con presencia en Chile- perteneciente a la banca comercial, con más de 377 sucursales y 11.200 colaboradores a lo largo de nuestro país. Flexiworking surgió gracias a la sugerencia de los propios trabajadores en una instancia de participación interna, dando cuenta de la importancia del diálogo dentro de las organizaciones para co-construir prácticas laborales que contribuyan a mejorar la vida de los colaboradores. Tal como se puede deducir, Flexiworking es una práctica laboral que mediante estrategias de flexibilización del trabajo busca compatibilizar la vida familiar y profesional.

Específicamente, la práctica consistió en establecer formalmente una serie de posibilidades para que los trabajadores puedan adaptar su jornada laboral y tareas productivas, de acuerdo a sus necesidades. La medida contempla trabajo remoto; horario laboral flexible (posibilidad de adelantar o atrasar el inicio y cierre de la jornada); y contar con dos mañanas y una tarde libre al año, aparte de los días de vacaciones y administrativos. Este tipo de iniciativas pueden parecer obvias o no tan innovadoras, dado el contexto actual, sin embargo la empresa implementó esta práctica hace ya varios años, lo que le permitió estar mejor preparada para enfrentar la crisis sanitaria. Otro punto relevante es que las prácticas están formalizadas y debidamente normadas, elemento a destacar, si pensamos que el principal desafío que supone el teletrabajo es la sobrecarga de trabajo y la coordinación entre las distintas partes involucradas en el proceso productivo.  

Ahora bien, la práctica tuvo efectos relevantes tanto para los trabajadores como para la operación de la empresa. Los trabajadores perciben que hay un mayor equilibrio entre vida personal y profesional, lo que es altamente valorado. Al mismo tiempo, acompañado de la percepción de contar con mayor autonomía, también es valorado como práctica para mitigar el estrés. La empresa señala que la implementación de este set de medidas ha permitido desarrollar una cultura organizacional orientada a la adaptabilidad, eficiencia y bienestar de los trabajadores. Todo lo antes señalado es fundamental para el funcionamiento de las empresa: un mayor compromiso de los trabajadores con su organización viene acompañado de mayor productividad. De esta manera, una productividad armónica y sostenible requiere de empresas más justas, que pongan a las personas en el centro de su modelo de negocios.  

Personas para servir personas

Por María Isabel Vial
Presidenta Ejecutiva, Fundación Carlos Vial Espantoso

Durante agosto, en plena pandemia, Friosur dio un gran salto empresarial al poner a los trabajadores en el centro del modelo de su negocio. Los hizo partícipes del 20% de la propiedad, a través de una venta formal de acciones que se irán pagando con el fruto del trabajo presente. Una medida importante que va en línea con las demandas sociales y laborales, y que resulta inspiradora en el marco del complejo mundo actual, donde la rivalidad y el conflicto exceden la colaboración y el diálogo. 

El rol de los líderes de los trabajadores fue vital en el proceso, y ahora –precisamente cuando celebramos el Día del Dirigente Sindical- están sentados en la mesa del directorio, como uno más de los accionistas, con todos sus derechos y obligaciones. 

Existen otros casos que muestran la potencialidad de generar mecanismos innovadores, enfocados en la participación efectiva de los trabajadores. Una práctica relevante en toma de decisiones y reparto de utilidades es el ejemplo de Próxima Servicios. Esta mediana empresa conformó en 2018 una cooperativa dentro de ella, conformada por el 60% de los trabajadores, ahora accionistas del 10% y con representación en el directorio.

En la misma línea, una de las prácticas más utilizadas por las empresas durante la pandemia ha sido la creación de comités de crisis, donde participa la plana mayor de las organizaciones junto con representantes de los trabajadores. 

La Encuesta de Dirigentes Sindicales 2020, de la Fundación Carlos Vial Espantoso, revela que tres de cada cuatro instituciones se conformó un comité de crisis y en el 74% de los casos las empresas implementaron al menos una iniciativa propuesta por sus sindicatos. 

El plan Paso a Paso Laboral propuesto por el Gobierno para retornar de forma segura al trabajo ha relevado el rol del diálogo al interior de las empresas para generar mecanismos eficientes de prevención. En este sentido, el plan da un lugar central a la participación de trabajadores, representantes de sindicatos, comités paritarios, profesionales expertos en prevención y seguridad, y las mutualidades.

Cada empresa es distinta y tiene su propia realidad. Los modelos se adaptan, pero nunca son iguales. Sin embargo, lo trascendente es la idea detrás de estas iniciativas: promover alguna forma de participación de los trabajadores en las decisiones de la empresa. Se trata de una gran oportunidad de crear valor sustentable para enfrentar mayores volatilidades, resguardando el activo más valioso de cada empresa: su capital humano.

La colaboración y cohesión entre diversos actores al interior de las empresas, como también impulsar un rol más activo de los trabajadores, es lo que exigen los tiempos actuales. Estamos llamados a reconocernos como personas, a construir ese espacio común que nos convoca y permite desarrollarnos, a convivir con los miedos y prejuicios que hoy inhabilitan y paralizan, para finalmente mirar a la empresa como lo que es: un grupo de personas para servir a las personas.

Vía El Mercurio

 

Remar hacia el mismo lado

Por María Isabel Vial
Presidenta Ejecutiva, Fundación Carlos Vial Espantoso

La miopía es la peor forma de enfrentar el desempleo. Creer que el problema puede ser adjudicado exclusivamente al Covid-19 es precisamente no querer resolver la crisis del trabajo en todas sus dimensiones e implicancias. Llevamos al menos cuatro años con índices de desempleo inquietantes, y tal vez por eso nuestra musculatura laboral dejó que el estallido social nos diera un primer espolonazo avasallador. El segundo vino con la pandemia, y se trató de un golpe profundo que no merece más análisis, sino la activación inmediata de todos los sectores que movilizan la economía y el bienestar de los chilenos.

En el trimestre móvil mayo-julio 2020, nuestro país registró un 13,1% de desempleo. La cifra es alarmante, porque representa a 1,8 millones de chilenos sin trabajo y con la esperanza desgarrada. De ellos, casi 740 mil corresponden a quienes se acogieron a la Ley de Protección al Empleo. El INE aporta un dato revelador: una de cada tres empresas en Chile (37,3%) registró trabajadores suspendidos por efecto de esta ley, ya sea por pacto o por acto de autoridad.

Nuestra realidad en el concierto internacional tampoco plantea un escenario alentador. Un estudio elaborado por la Cámara de Comercio de Santiago posiciona a Chile como el tercer país a nivel mundial en registrar las mayores pérdidas de empleos. Por eso, toman fuerza las recomendaciones impulsadas por la OIT para formular estrategias que permitan enfrentar este reto político de gran alcance, comprendiendo que las decisiones que se tomen a corto plazo podrían repercutir en el mundo del trabajo en los años venideros. Entre sus sugerencias, apunta a la armonización de las intervenciones políticas en los planos sanitario, económico y social, el auxilio a los grupos más vulnerables y el apoyo a los sectores prioritarios  (mujeres y jóvenes). Pero también pone un foco especial en el fortalecimiento del diálogo social y el respeto de los derechos laborales. Y este último punto debe ser el primero para Chile, con el objetivo de lograr resultados satisfactorios y sostenibles en el mercado laboral.

Es momento para que las empresas desplieguen con fuerza su misión y visión social, que con tanta firmeza decretan en sus cartas credenciales. Es hora de demostrar “quién es quién”, y saldrán fortalecidas aquellas que vean en esta crisis una oportunidad real de crecimiento, generando nuevas fuentes de empleo, innovando y haciendo partícipes a quienes están en el día a día, resguardando uno de los activos intangibles más valiosos que es el capital social de cada empresa.

También es tiempo para que quienes administran el Estado -tanto en el Congreso como en el Ejecutivo- se alejen de la tendencia a crear simples “planes de empleo” (siempre acotados, subsidiarios, de escaso alcance y trascendencia), y se concentren en la creación de una verdadera estrategia pro-empleo. Pensar fuera de la caja no es tarea exclusiva de las empresas y los trabajadores, sino también del gobierno. Hoy más que nunca se requieren medidas que faciliten la flexibilidad, que alienten el emprendimiento sin que éste se transforme en una “ocupación de sobrevivencia”, que incentiven la contratación temporal y la retención de empleos, que fomenten la capacitación y la reconversión, ajustándose a las necesidades y posibilidades del Chile actual.

Un mayor nivel de desempleo es sinónimo de mayor desigualdad, pobreza, deuda y frustración. Es momento de que todos juntos -trabajadores, empresas, Estado y sociedad civil- rememos hacia el mismo lado: evitar la etapa que vendrá inevitablemente -la precarización del empleo- si no pavimentamos hoy caminos robustos y a largo plazo, que aseguren trabajos dignos para un país donde el concepto de “dignidad” se ha vuelto un imperativo político, ético y moral.

Vía La Tercera

Evolución:

El futuro de las empresas ¿Hacia dónde va?

La propagación del Covid-19 ha paralizado al mundo y ha provocado una crisis global sin precedentes. Cada país ha implementado diversas medidas, no solo sanitarias sino económicas y sociales que han permitido minimizar los graves efectos, pero ¿Qué rol están jugando las empresas?

Por Dayne Rosales

No cabe duda que el mundo empresarial se ha visto tremendamente afectado, pero tiene aspectos positivos que sustraer de esta pandemia y que le pueden ayudar a ser mejores, a evolucionar. Más allá de la visible preocupación que han tenido las organizaciones para seguir dando continuidad operacional y que el negocio no se vea afectado, ha sido la cercanía y empatía que han generado con los trabajadores. 

El futuro en el mundo empresarial comienza a partir de ahora. Las empresas se están adaptando a nuevas realidades: un nuevo entorno competitivo mundial, cambios en patrones de consumo y una nueva forma de trabajar; es fundamental que las organizaciones aprovechen esta oportunidad para hacer un giro en la manera en la que se venían gestionando los negocios.

En este sentido ¿Cuál ha sido la realidad de las empresas chilenas en este duro contexto? Te invitamos a conocer el testimonio de Ángel Mafucci, Gerente General de Empresas Lipigas ; Eduardo Mizón, gerente general de Sodimac y Hermann Von Mühlenbrock, Gerente General de AZA; todas Empresas Embajadoras de nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso. 

Ángel Mafucci, Gerente General de Empresas Lipigas 

Frente a la actual crisis nuestro principal desafío ha sido cuidar la salud de las personas y dar continuidad a las operaciones, principalmente pensando en que prestamos un servicio que es básico para el país. Ante esto hemos debido fortalecer nuestra capacidad de adaptación y administrar una compañía en medio de la incertidumbre de la pandemia y en circunstancias que son, por lejos, las más complejas que nos haya tocado vivir en las últimas décadas.

Creemos que mantener una comunicación permanente y abierta con nuestros trabajadores es clave en los tiempos que vivimos. En esto las jefaturas inmediatas juegan un rol fundamental para establecer un nexo de confianza y diálogo con las personas, especialmente en las actuales circunstancias donde la distancia nos impide convivir en espacios físicos comunes, desafiándonos a no perder identidad, sentido de equipo y de colaboración para el logro de los resultados esperados. Hacer que los equipos se mantengan motivados y conectados, a pesar de la distancia; operar en condiciones que no son las normales y mantener la producción para cumplir con nuestra misión de llevar energía diariamente a los hogares, ha sido nuestra principal preocupación y hemos contado con el compromiso de cada uno de los miembros de la empresa para conseguirlo.

En este sentido, el Premio Carlos Vial Espantoso, que obtuvimos en el año 2012, nos ha impulsado a seguir evolucionando de cara al compromiso con nuestros trabajadores. Para Lipigas el haber obtenido este premio siempre ha sido motivo de orgullo y nos desafía a seguir siendo merecedores de este reconocimiento, porque entendemos que las relaciones laborales se juegan en el día a día y se sostienen con acciones tangibles. La búsqueda de caminos de entendimiento y de trabajo conjunto con los trabajadores son procesos dinámicos que no terminan al momento de ser reconocidos por una gestión en particular, es una tarea constante y que requiere de un trabajo permanente. En tal sentido el Premio nos marca una ruta hacia relaciones laborales de excelencia.

Eduardo Mizón, gerente general de Sodimac Chile

Durante esta crisis sanitaria nos hemos enfocado en operar responsablemente, resguardando a trabajadores, clientes y proveedores. Apenas comenzó esta crisis de salud, todas las personas que podían hacer teletrabajo empezaron a trabajar en esa modalidad y redujimos los horarios de nuestras tiendas para adecuar los turnos y mantener a los trabajadores de grupos de riesgo cuidándose en sus hogares. Establecimos una serie de medidas y estrictos protocolos que no solo cumplen con los requerimientos de la autoridad, sino que contemplan acciones de resguardo adicionales. Aumentamos en más del doble la capacidad de despacho a domicilio desde tiendas y centros distribución. Pero tenemos muy claro que nuestro aporte no se circunscribe a mantener el abastecimiento, sino que las grandes empresas también tenemos que actuar responsablemente en toda la cadena de valor.

Siempre decimos que las crisis evidencian lo mejor de Sodimac, que son sus personas. Nos sentimos tremendamente orgullosos de cómo durante esta pandemia hemos sumado esfuerzos todos quienes integramos esta Casa para salir adelante, cuidándonos entre todos y también a nuestros clientes y proveedores. Hemos mantenido una comunicación permanente y contamos con todo el respaldo de nuestros sindicatos en la aplicación de los protocolos sanitarios y en las diversas medidas operativas que hemos debido tomar para hacer frente a la contingencia. Estamos abordando esta crisis sin precedentes con transparencia y primando siempre un espíritu de colaboración. 

El Premio Carlos Vial Espantoso es uno de los hitos más relevantes para Sodimac en materia de relaciones laborales. Obtener este reconocimiento no solo fue una tremenda alegría para nuestros sindicatos, trabajadores, directores y ejecutivos, sino que lo vemos como parte de un proceso de mejoramiento continuo que nos ayuda a crecer de manera sostenible y contribuye a que podamos abordar exitosamente los desafíos y crecientes exigencias del entorno. Tenemos muy claro que solo las empresas que valoran a las personas y fomentan el desarrollo integral de cada uno de sus trabajadores pueden ser exitosas, crecer y perdurar en el largo plazo. Un equipo humano motivado y comprometido es la base para la innovación y la productividad. Es por eso que participamos activamente en la Fundación Carlos Vial Espantoso, que es un espacio que nos permite intercambiar las mejores prácticas y experiencias para seguir construyendo cada día una mejor empresa centrada en las personas, aportando así también para construir juntos un mejor país.  

Hermann Von Mühlenbrock, Gerente General de AZA

La pandemia ha generado un escenario en el que nos hemos visto obligados a asegurar nuestra continuidad operacional, pero con una dotación menor, pues implementamos una cuarentena voluntaria para todos nuestros grupos de riesgo. A ello se suman las medidas de higiene impuestas por la autoridad, incluyendo las restricciones de movilización.

Todos nuestros colaboradores administrativos y no esenciales para la operación están cumpliendo sus funciones a través del teletrabajo. Entendemos que el teletrabajo ha sido una gran solución, pero también comprendemos que esto genera un estrés adicional a los colaboradores, pues tienen que cumplir sus funciones desde la casa, con sus familia e hijos a un lado, satisfaciendo al mismo tiempo sus necesidades y exigencias. Por lo anterior, un gran desafío ha sido poder mantener la motivación y el compromiso del equipo, por eso nuestro foco está en las personas.

A pesar de que físicamente estamos separados, hemos reforzado los medios de comunicación para que los colaboradores se sigan sintiendo partícipes y que su esfuerzo sea reconocido adecuadamente. No ha sido una tarea fácil, hemos tenido que ir aprendiendo en el camino, fundamentalmente en el uso de las nuevas tecnologías de comunicación, pero también en cómo decir y comunicar lo importante a distancia, pero con cercanía.

Desde el liderazgo, también hemos realizado un esfuerzo importante, estableciendo un “Comité de Crisis” que ha sido fundamental para revisar los temas en materias de gestión de personas durante esta pandemia y así dar respuestas oportunas ante diferentes escenarios que vamos enfrentando.  De igual manera, permitió establecer una estrategia y definir los objetivos del plan de emergencia, garantizando que se tomaran las decisiones de la manera más rápida y acertada posible. Asimismo, seguimos trabajando en el desarrollo de diversos proyectos de innovación, excelencia operacional, seguridad, salud ocupacional y agilidad en la gestión de la compañía.

Respecto al significado del Premio Carlos Vial Espantoso, que ganamos en el año 2007, nos demostró que podemos estar en el liderazgo de las empresas en Chile que se preocupan y ocupan en el cuidado y desarrollo de las relaciones laborales, lo que hoy en día toma especial relevancia. Claramente, este reconocimiento permitió darnos cuenta de nuestras fortalezas, pero también de nuestras debilidades, las que hemos ido tratando de mejorar con el tiempo. Este reconocimiento nos ayudó a desarrollar una cultura de respeto, compromiso, seguridad y de empatía, que nos ha permitido enfrentar de mejor manera la crisis actual.


Fuentes fotográficas:
Revista Capital
Lipigas
Sodimac

10% Pasos a seguir

La llegada del COVID-19 está causando estragos en los mercados laborales de todo el mundo. Diversas iniciativas y medidas de emergencia se han implementado desde los países para estimular la economía, apoyar a los trabajadores y garantizar los recursos de vida.

A principio del mes de agosto llevamos a cabo el webinar: 10% Pasos a Seguir, en donde pudimos conocer de la mano del Subsecretario de Previsión Social, Pedro Pizarro, las mejores herramientas de información sobre el proceso de retiro del fondo de pensión y las medidas de precaución que se deben tomar en caso de asistir a las oficinas correspondientes de forma presencial. 

El retiro del 10% de los fondos de AFP es una ley que permite el retiro, por única vez, de hasta el 10% de los fondos de las respectivas cuentas de capitalización individual de cotizaciones obligatorias. Pizarro indicó que la medida tiene consecuencias positivas a corto plazo, pero que largo plazo puede generar dificultades respecto a las pensiones. 

En el encuentro Pizarro señaló que más de 8 millones de personas han solicitado de forma virtual el retiro del 10%, pero también indicó, para las personas que necesiten asistir de forma presencial a las oficinas, que hay un protocolo de seguridad para prevenir contagios en cada una de las sedes, que estará siendo monitoreadas y fiscalizadas.

 Para mayor información, te invitamos a consultar la página de la Asociación de AFP.

 

 

Los desafíos de liderazgo en post pandemia

¿Cuál será la nueva normalidad?, ¿Volveremos a nuestros puestos de trabajo?, ¿Seguiremos haciendo lo mismo que antes?, ¿Volveré a ver mis clientes? Éstas son algunas de las muchas preguntas que nos estamos haciendo. Te invitamos a conocer los principales desafíos que hoy “más que nunca” se requieren dentro de las organizaciones.

El pasado jueves 23 de julio se llevó a cabo el webinar: Desafíos del liderazgo en tiempos de Covid-19, en el que se abordaron los principales retos que tienen los dirigentes sindicales, líderes laborales y equipos de Recursos Humanos frente a la post pandemia en las organizaciones. La actividad contó con la participación especial de Juan Eduardo Cortés, quien es psicólogo, M. Sc. en Gestión de Proyectos y profesor del Diplomado de Liderazgo Laboral PUC. 

La crisis del Covid-19 ha sido sorpresiva y de alto impacto en todos los ámbitos de la vida de las personas y las organizaciones, está generando cambios y adaptaciones en los comportamientos, procedimientos, interacciones y paradigmas que nos están obligando a implementar nuevas formas de trabajar.

En el encuentro virtual, Cortés dijo que “No cabe duda que la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19 cambió nuestra vida y la forma en la que estábamos realizando las cosas, sobre todo en la vida laboral” y añadió que el escenario actual es complejo, volátil, incierto y ambiguo y que lo único “normal” es la realidad del cambio constante. 

En ese sentido, el profesor puntualizó que los problemas grandes y complejos se deben abordar en colaboración con otros. Señaló que “en estos tiempos difíciles es cuando podemos darle un verdadero significado a la palabra equipo. No se trata de muchas personas juntas, se trata de una verdadera red que permite operar un sistema de manera conjunta, con cada uno de sus eslabones alineados y asumiendo su propia responsabilidad para el correcto funcionamiento de la organización”.

 

Más y mejor liderazgo
Para el profesor Cortés, el liderazgo no se trata únicamente de tener experiencia y habilidades para guiar al equipo, sino de empatizar con el otro, dotarlos de los recursos necesarios, alinear voluntades hacia una misma meta y contener las emociones de los equipos de trabajo.   

En las situaciones difíciles es cuando se pone a prueba el rol de los líderes, quienes deben llevar adelante la guía y el acompañamiento, brindando contención y sosteniendo el mensaje de que todo estará bien, pese a la adversidades que hoy el mundo vive a causa de la crisis sanitaria. 

Pero, ¿Cuáles son los desafíos que tienen los líderes de hoy? 

Acá te dejamos una lista con los principales: 

Acompañar a las personas en la crisis.

Cercanía en la distancia.

Transparencia y dirección. 

Dar señales de optimismo y confianza, pero con realismo.

Pedir ayuda. La complejidad supera la capacidad individual.

Estar consciente de lo que sucede afuera y dentro de sí mismo.

Otorgar flexibilidad y autonomía para decidir cómo, cuándo y dónde hacer el trabajo.

Desarrollar la agilidad, capacidad de adaptación, flexibilidad y resiliencia. 

Te invitamos a conocer el resto en el siguiente vídeo.

Desafíos y estrategias de las relaciones laborales en el contexto del Covid-19

La crisis sanitaria ha cambiado nuestro modo de vivir y también de trabajar. A la luz de esto se han manifestado algunos conflictos y tensiones al interior de las organizaciones ¿Quieres saber cómo se pueden abordar estos desafíos? Te invitamos a descubrirlo en el siguiente artículo.

A principios del mes de julio, se llevó a cabo el webinar: Desafíos y estrategias laborales en el contexto Covid-19, para conocer las principales tensiones laborales que se están gestando dentro de las empresas, cómo abordarlas y fortalecer la confianza en esta época de incertidumbre. En la actividad nos acompañó Sergio Valenzuela, Ph.D. Industrial – Organizational Psychology, Director del Diplomado en Liderazgo Laboral y Profesor de la Escuela de Administración PUC. 

¿Cómo han enfrentado las empresas u organizaciones el contexto actual? Pregunta el experto Sergio Valenzuela, quien posteriormente señala que las organizaciones se han tenido que reinventar: han pasado a trabajo a distancia o teletrabajo, en algunos casos se han acogido a suspensión de contratos o reducción de jornada, han facilitado el trabajo de las personas y apoyado el enfrentamiento de la pandemia, pero también han disminuido los sueldos o desvinculado personas.

Valenzuela, recomendó a las compañías, en la medida de las posibilidades, mantener los puestos de trabajo y remuneraciones, informar sobre lo que sucede de manera oportuna y transparente, permitir a los trabajadores ser parte de las soluciones y que los procedimientos para la toma de decisiones sean justos. 

“Tenemos que tener paciencia y mantener – pese a los obstáculos – el compromiso y la motivación” dijo Valenzuela. Invitó a los participantes, desde cualquiera de sus roles, a ser flexibles y adaptarse a la nueva forma de trabajar. Explicó que lo que se haga hoy influenciará las relaciones futuras, por eso, el desafío está en actuar de manera proactiva, creativa, estratégica y entender que la relación es en las buenas y en las malas, y que las soluciones pueden ser co-construidas. 

Si quieres conocer mayores detalles sobre este tema, te invitamos a ver el siguiente vídeo.

Jorge Peña: “La gestión de personas está en el centro de nuestra estrategia”

Te invitamos a conocer su historia, el impacto que tuvo haberse ganado el Premio Carlos Vial Espantoso en el año 2018 y los desafíos que todavía enfrentan en gestión de personas.

Jorge Peña, es contador auditor de profesión con Master ESE de la Universidad de los Andes.  Sus primeros pasos en la industria financiera los dio en Citibank, para luego abrirse camino en Banco Santander, en el que ya tiene más de 20 años laborando.

Peña tiene una vasta experiencia en gestión de personas, es gerente de Relaciones Laborales y Servicios y, además de ser el principal responsable de las relaciones laborales del Banco, tiene a su cargo las áreas de Administración de Personal, Compensaciones, Gestión de la Información y Formación.

 

  • ¿Qué los motivó a participar en el Premio Carlos Vial Espantoso?
    -Nuestra misión como empresa es contribuir al progreso de las personas, nuestra organización y el país. En la estrategia de negocio nuestros colaboradores juegan un rol central, porque es de la mano con ellos que logramos los objetivos propuestos. De esta manera, a lo largo de los años, hemos construido una relación robusta, en una dinámica de confianza mutua más que suficiente para ser reconocida por el Premio Carlos Vial Espantoso.

 

  • ¿Qué significó haber ganado el Premio Carlos Vial Espantoso en el año 2018?
    -En primer lugar, un gran orgullo, porque esta casa Santander la hemos construido entre todos y reconocimientos como éste nos indican que vamos por el camino correcto, en un esfuerzo sostenido por entregar a nuestros colaboradores una oferta de valor que les permita tener una mejor calidad de vida. Recibir este premio también nos da gran satisfacción porque refleja los avances que nuestro cambio cultural está dando en toda la organización, esto sobre la base sólida de los pilares que guían nuestro camino.

 

  • ¿Qué los hizo destacar de entre todas las empresas que participaron en el 2018?
    -El premio Carlos Vial Espantoso reconoce la construcción de relaciones laborales en base a la colaboración y confianza, y esto es precisamente lo que creemos nos ha hecho merecedores de este reconocimiento. Abrir de verdad las puertas para generar un ambiente de confianza que propicie el diálogo permanente es una decisión y esto nos ha permitido construir relaciones sólidas y trabajar juntos por un mismo gran objetivo: el bienestar de nuestros trabajadores. Creemos que este logro es fruto de un diálogo constante y constructivo con los distintos sindicatos del Banco, lo que nos permite entregar los mejores beneficios de la banca en un clima de mutuo entendimiento, teniendo siempre como foco a las personas y a la empresa que queremos seguir construyendo.

 

  • ¿Cuál es el mayor valor que encontraron en el Premio Carlos Vial Espantoso?
    -El principal valor que tiene este Premio es la invitación a creer de verdad en que la colaboración es la clave del bienestar de todos los que formamos la empresa. Eso supone mirarnos como personas que estamos en un mismo barco, lo que permite compartir buenas prácticas y ayudarnos a través de su metodología, a leer distintos contextos y transformarlos en oportunidades a través del cambio y la capacidad de adaptación. Este ejercicio ciertamente contribuye a entregar una oferta de valor que permita potenciar a nuestros colaboradores desde una vista integral, contribuyendo a su desarrollo profesional y personal y al de sus familias.

 

  • ¿Por qué el capital humano es clave en la gestión de Banco Santander?
    -En Santander estamos convencidos de que una de las principales maneras de aportar al desarrollo del país es contribuyendo al progreso de las personas y las empresas, lo que es imposible lograr sin nuestros colaboradores. Ellos son el motor de nuestro quehacer, por eso la gestión de personas está en el centro de nuestra estrategia y apalanca la toma de decisiones del negocio.
    En Santander, los logros son de todos y es fundamental que nuestros colaboradores sepan que su empresa les entrega oportunidades para que puedan desarrollarse en forma integral. Pero nada de eso es posible sin un equipo comprometido, contento, diverso e inclusivo, donde todos se sientan bienvenidos. Eso es lo que nos mueve a seguir impulsando mejores iniciativas para el progreso de nuestros colaboradores y de sus familias.

 

  • ¿Qué práctica en gestión de personas es la más valorada por los trabajadores?
    -Además de nuestros beneficios, la preocupación por las personas y la meritocracia que es reconocida ampliamente por nuestros colaboradores y los acompañamos en cada etapa a través de un proceso de formación para potenciar sus habilidades. Otra gran palanca que ha contribuido fuertemente al desarrollo de quienes trabajan en el Banco ha sido el proceso de cambio cultural Santander para lograr anticiparse a los desafíos actuales, promoviendo la capacidad adaptativa. Escuchar de verdad a través de distintos mecanismos ha sido fundamental para entender las necesidades y conocer las opiniones de quienes forman parte de ésta, nuestra casa. Así mismo, los sindicatos son un canal muy importante para recibir las inquietudes de nuestros colaboradores de Arica a Punta Arenas, lo que resulta clave en una empresa de esta envergadura donde entendemos lo esencial e irremplazable que es el cara a cara, el poder tener una conversación directa, en que alguien te escuche y sea capaz de ponerse en tus zapatos.

 

  • ¿Cómo lograron un acuerdo colectivo igual para todos los sindicatos? ¿Cuál fue la mayor dificultad?
    -Efectivamente tuvimos un proceso exitoso de negociación colectiva anticipada, en el cual por primera vez abarcó los 23 sindicatos al mismo tiempo, lo que marca un hito por el trabajo conjunto y alineado de los representantes de nuestros colaboradores y directivos. ¿Cómo lo logramos? A partir de relaciones laborales con altura de miras y en una perspectiva de largo plazo, sin cálculos pequeños y en un clima constructivo de entendimiento. Cuando el diálogo se desarrolla de esta forma, los resultados siempre serán positivos porque hay confianza, transparencia, disposición y, sobre todo, respeto. Juntos hemos forjado mejores políticas para nuestros colaboradores, una oferta de valor que les ha permitido tener una mejor calidad de vida para ellos y sus familias, y entregarles el mejor paquete de beneficios de la banca. Juntos estamos construyendo uno de los mejores lugares para trabajar en Chile.

 

  • ¿Cuáles son los próximos desafíos en gestión de personas?
    -Los desafíos que tenemos por delante son solo oportunidades para avanzar y hacer las cosas mejor. Hoy más que nunca necesitamos líderes con las habilidades para enfrentar nuevos entornos, equipos más colaborativos, innovar para explorar soluciones que nos permitan trabajar mejor y con mayor agilidad. Por eso estamos implementando metodologías que vayan en esta dirección y algo que hemos impulsado con fuerza es la necesidad de contar con equipos diversos, con distintas ideas y puntos de vista, para enriquecer las conversaciones y los proyectos.

 

  • ¿Por qué invitarían a otras empresas a participar?
    -El Premio Carlos Vial Espantoso es valioso, partiendo por su trayectoria, con una metodología y un jurado de primer nivel y un proceso riguroso que permite obtener información de gran calidad, lo que le ha permitido transformarse en referente en el ámbito de las relaciones laborales. Por otra parte, el feedback que se recibe a través de su informe permite medir y mejorar y, a partir de ahí, seguir construyendo.

Diseñamos propuestas de valor para las empresas:

La Fundación Carlos Vial Espantoso te ayuda a impulsar tu gestión de personas

Una cultura distinta está emergiendo en los espacios de trabajo y las empresas están llamadas a asumir esos nuevos desafíos que exige el mercado laboral.

La Fundación Carlos Vial Espantoso viene impulsamos desde hace 20 años una nueva forma de hacer organizaciones que desarrolle el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena. 

La Fundación Carlos Vial Espantoso acompaña a las empresas para mejorar la gestión de personas y aumentar la productividad. Su director de formación, Gabriel Nesvara, indicó que para lograr empresas adaptadas a los nuevos desafíos hay que formar continuamente a los trabajadores. “Hoy en día los departamentos de recursos humanos deben estar constantemente revisando el ecosistema laboral para generar propuestas que den solución a los desafíos que la empresa identifica”.

En esta entrevista te contamos los beneficios y requisitos de la consultoría. 

  • ¿Beneficios de la consultoría?
    Tomar una consultoría con la Fundación Carlos Vial Espantoso va a significar tener un servicio ajustado a la cultura organizacional de la empresa. En nuestra organización no hacemos consultorías genéricas sino adaptadas a lo que necesita la empresa, porque entendemos que las soluciones son particulares y que cada organización tiene su propia realidad. Hay que conocer la empresa, conversar con las partes, entender su historia, comprender su manera de trabajar, para desde ahí, agregar una propuesta con valor. Nuestro rol será ayudarle a emerger el conocimiento colectivo que ya tienen y acompañarles en su camino por ser mejor.
  • ¿Qué compone a la consultoría?
    La Fundación Carlos Vial Espantoso tiene cuatro ofertas de consultorías que consisten en:

Acoso laboral: temáticas teórico – prácticas en el marco legal para la prevención del acoso laboral.
Diálogo social: generar conversación entre los distintos actores para, en conjunto, encontrar e implementar los mejores recursos para hacer frente a la reconversion laboral.
Comunicación efectiva y dinámicas humanas: taller teórico práctico para impulsar comunicaciones claras, efectivas y con sentido, que apunten a una buena cultura organizacional.
Alfabetización digital: entrega conocimientos y herramientas digitales a los trabajadores para hacer frente positivamente a un mercado cambiante y cada vez más tecnológico.

  • ¿Qué impacto tiene?
    Valoramos el esfuerzo continuo de la capacitación. Una empresa que está constantemente formando a sus trabajadores, es una empresa que constantemente está buscando hacer mejor las cosas. Las consultorías son impartidas por expertos que cuentan con habilidades de relatoría, los participantes reciben un certificado y obtienen beneficios exclusivos para distintas iniciativas de la Fundación Carlos Vial Espantoso.
  • ¿Cómo solicitar una consultoría?
    En las consultorías pueden participar empresas medianas y grandes de todo Chile.
    Deberá enviar un mail a Gabriel Nesvara [email protected], director de formación, para concretar una primera visita en dónde, a partir de allí, se desarrollará una propuesta de trabajo.
    Las consultorías llevan entre cuatro a seis meses de implementación. 


*El costo de la consultoría varía según el lugar dónde la empresa se encuentre ubicada.

Para mayor información puede llamar al +562 2 993 2799.

 

 

 

 

Fundación Carlos Vial Espantoso, G100 y Sistema B desarrollan metodología para evaluar a las pymes:

Programa Nivélate promueve mejores prácticas laborales con foco en gestión de personas

La herramienta permitirá a través de indicadores específicos identificar brechas y oportunidades de mejora para la construcción de relaciones laborales donde prime la equidad, la garantía de los derechos laborales, la colaboración y la confianza, y ser un aporte al desarrollo del país

La Fundación Carlos Vial Espantoso junto al Grupo de los 100 (G100) y Empresas B desarrolló “Nivélate”, programa de medición en gestión de personas que pretende evaluar las desigualdades al interior de las empresas y generar un diagnóstico para impulsar relaciones de equidad e igualdad a través de iniciativas que fomenten el desarrollo personal y profesional de los trabajadores.

El proyecto nace como respuesta a la inquietud compartida entre Fundación Carlos Vial Espantoso, G100 y Sistema B respecto a las necesidades que enfrenta el país y cómo las empresas, a través de distintas iniciativas, pueden ser un aporte al diálogo y la construcción de mejores prácticas laborales. Como resultado, se desarrolló una plataforma dirigida a las pequeñas y medianas empresas que permite medir en forma concreta y eficiente su gestión de personas para generar acciones que disminuyan las brechas en desigualdad y que tengan un  impacto positivo en la calidad de vida de los trabajadores. La iniciativa ha sido prioritaria para los actores comprometidos, con reuniones de trabajo donde han participado: Alfredo Zepeda, director ejecutivo de Sistema B; Bernardita Barros, coordinadora de G100; Miguel Papic, fundador de Avoncourt; María Isabel Vial, presidenta ejecutiva Fundación Carlos Vial Espantoso, Fe Sánchez, gerenta general, y Joaquín Rozas, investigador, ambos de la Fundación Carlos Vial Espantoso.

El G100 es una organización pro emprendimiento que está comprometida con el desarrollo de Chile y que buscan potenciar el emprendimiento nacional. Por su parte, Sistema B, es una institución dedicada a impulsar una nueva economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas. Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso estamos felices de ser parte de la creación de este instrumento que será clave para relevar la importancia del trabajo como valor fundamental para el desarrollo de las personas y de la sociedad.