Entradas

Empresas más cercanas :

La nueva relación con los trabajadores

La incertidumbre, el miedo a enfermarse y la emergencia sanitaria misma motivaron a las empresas a impulsar medidas que promueven el bienestar laboral de sus trabajadores

Por Francisca Orellana
Vía Diario Financiero

Si bien la pandemia ha generado incertidumbre económica, desempleo y otras problemáticas, lo cierto es que también ha tenido un aspecto positivo: como nunca, ha sido un período fructífero para impulsar una serie de prácticas empresariales para contener a los trabajadores y mejorar así el clima laboral. La emergencia sanitaria, la incertidumbre sobre la situación global, las cuarentenas, el temor a enfermarse o a perder el trabajo, presentaron un desafío sin precedentes para las empresas, que buscaron diferentes soluciones para poder seguir funcionando sin tantas alteraciones. “En ese sentido, vimos cómo se desarrollaron rápidamente estrategias de teletrabajo, se aplicaron herramientas tecnológicas, se desarrollaron comités de emergencia donde se escuchaban activamente las inquietudes de todos y se trabajaba por generar una solución”, comenta Camila Fernández, directora de Proyectos de la Fundación Carlos Vial Espantoso, destacando que este escenario ha permitido poner a las personas al centro de las preocupaciones. 

Coincide Juan Eduardo Gorigoitía, Senior Manager de People & Organization de PwC Chile, respecto a que el mayor esfuerzo estuvo en la flexibilidad laboral, ya sea apoyando el trabajo híbrido, adecuación requerimientos de contratación o la diversidad de formas en que las personas se vinculan con sus trabajos. Viendo este escenario, es que, en 2020, la Fundación Carlos Vial Espantoso reorientó su tradicional Premio para relevar las mejores prácticas laborales que se implementaron en la pandemia. “Fueron más de 100 empresas las que postularon y que pudimos evaluar. Todas estaban haciendo esfuerzos por entregar mejores condiciones a sus trabajadores. Se abordaron temas que se habían venido discutiendo hace tiempo, pero que no habían sido realmente atendidos y su desarrollo se vio favorecido por la pandemia”, indica Fernández. Gorigoitía agrega que se ha fortalecido la cultura organizacional. “Apreciamos muy buenas prácticas en la medición de experiencia de empleados y clima mediante instrumentos rápidos (termómetros) que permitieron identificar y mitigar riesgos en forma ágil y oportuna”. También hay mayor interés por revisar sus dotaciones y automatizar procesos operativos para disminuir el tiempo a tareas que no agregan valor y fortalecer las capacidades de las personas hacia las actividades que sí lo hacen.

El trabajador al centro 

Durante la pandemia, “apareció una preocupación -rara vez vista antes- por la salud mental de los trabajadores, por su situación personal y familiar, por cómo estas personas podían conjugar las exigencias del trabajo con las que aparecían en la casa. Se hicieron catastros para saber quiénes tenían niños o adultos mayores a cargo, y quedó en evidencia -en muchos casos- cómo las mujeres recibían la mayor parte de esta carga”, indica Fernández. Catalina Hurtado, directora de Recursos Humanos de Adecco Chile, explica que, en particular, han promovido la flexibilidad laboral para lograr un equilibrio entre vida laboral y personal. Prohíben mandar mensajes más allá de las 20 horas, activando una alarma recordatoria en los correos electrónicos. “Los trabajadores son libres de trabajar en los horarios que decidan, pero buscamos potenciar y respetar el horario de descanso y desconexión de forma colectiva”. Establecieron la salida a las 15 horas los días viernes, junto a la compra y envío a las casas de sillas ergonómicas, entre otros. “Nuestra última encuesta de clima, que hacemos cada tres meses, tuvo muy buenos resultados, lo que nos demuestra que estas acciones han sido muy bien recibidas”, asegura. En CCU, en tanto, activaron Teledoc, una plataforma de asistencia de telemedicina para trabajadores y sus familias. Gabriela Ugalde, gerente corporativo de Recursos Humanos en la empresa, comenta que implementaron el trabajo híbrido para los cargos que lo permitan, con una asistencia presencial de 50% por equipos. Entre las medidas de salud mental, siguen fortaleciendo acciones como talleres y webinars para “poner en común un lenguaje asociado al bienestar emocional, que promueve el autoconocimiento y el autocuidado”, proveyendo también servicios de apoyo psicológico y psiquiátrico si se requieren. Desafío: permanecer en el tiempo “Los límites entre el trabajo y la vida personal de la gente se están desdibujando. En tiempos de crisis, las necesidades de las personas requieren una atención aún mayor. La salud mental, el tiempo para la actividad física y las necesidades relacionales se intensifican cuando las personas están en aislamiento relativo”, destaca Nicolás Goldstein, presidente ejecutivo de Accenture Chile. Fernández agrega que, si bien la pandemia se ha mostrado también como una oportunidad para acelerar cambios positivos, el desafío está en mantener en el tiempo los beneficios que surgieron, “y proyectar de manera sostenible esta nueva relación que se genera al interior. La flexibilidad, la resiliencia y capacidad de anticipación que mostraron las empresas en este tiempo es algo sumamente valorable y que esperamos se mantenga, y más aún, sea algo que adopten más empresas hasta llegar a ser el estándar con respecto a las relaciones laborales”.

Cómo influye el bienestar laboral en los ingresos de las empresas

Las nuevas prácticas empresariales conllevan una serie de beneficios no solo para los trabajadores, sino también para la misma compañía. Nicolás Goldstein, presidente ejecutivo de Accenture Chile, explica que un estudio reciente de la firma mostró que, incluso en tiempos de crisis, las compañías que se preocupan del bienestar de sus empleados pueden ver un crecimiento de sus ingresos del 5%, en momentos en que se prevé que los ingresos de las empresas a nivel mundial caerán un 4,7% este año: “En tiempos económicos estables, las organizaciones podían alcanzar incluso un crecimiento de dos dígitos en sus ingresos con políticas de bienestar para sus empleados”. Es por ello que también la preocupación de las empresas en este sentido ha crecido. “Antes de la crisis, solo el 35% de los ejecutivos C-Level (jefes o líderes de equipo) a nivel mundial se sentía responsable de que su gente estuviera mejor y en solo seis meses saltó a 50%. El caso de Chile no es diferente, las organizaciones comprenden hoy que el bienestar de sus colaboradores es clave para el éxito de sus negocios”, detalla.

 

 

Buenas prácticas laborales:

Otra forma de contener la pandemia

Raúl Alcaíno, Presidente del jurado Premio Carlos Vial Espantoso
Artículo de Opinión

A poco más de un año de la llegada del Covid-19 al país, estas últimas semanas no han sido fáciles para nadie. Sin embargo, a medida que nos confinamos nuevamente, tenemos la oportunidad de sacar nuevos aprendizajes. Entre estos, por ejemplo, se encuentra la importancia de valorar el tiempo en familia y el darnos cuenta de que el mundo es pequeño y somos más frágiles de lo que pensamos.

Probablemente las mayores lecciones, más allá del ámbito de la salud, están en el campo laboral. En esta súbita contingencia, la mayoría de las empresas volcó su mirada hacia adentro, activando comités paritarios, sindicatos y a las propias administraciones para que, mediante un trabajo conjunto y colaborativo, buscar las más novedosas fórmulas que permitan disminuir los contagios.

La Fundación Carlos Vial Espantoso, que trabaja para mejorar las relaciones laborales dentro de la empresa, ha dedicado el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 a destacar las mejores prácticas laborales implementadas durante este último año, con una mirada constructiva, abierta y poniendo a los trabajadores en el centro del modelo de negocios. Porque si algo ha quedado claro dentro de todas las incertezas, es que la confianza, la colaboración, el diálogo y el aprovechamiento de herramientas digitales nos permitirán salir de esta crisis.

Tanta es la preocupación por esta pandemia, la voluntad de combatirla y de intercambiar experiencias, que para esta edición especial del Premio Carlos Vial Espantoso se presentaron 274 prácticas laborales, de 101 empresas diferentes y que van desde programas de salud mental y contención hasta conversatorios internos, capacitaciones para el uso de tecnología. Los montos de inversión han sido importantes, pero cuyo real valor es que han tenido como único objetivo de preocuparse de las personas. Y nos revelan que el desarrollo de buenas prácticas laborales es también otra forma de contener esta pandemia.

Terminar con esta pandemia es responsabilidad de todos. Ni empresas ni trabajadores podrán solos. Para esto, clave será el aporte, compromiso y esfuerzo conjunto de todos, porque hoy, más que nunca, cobra fuerza el valor de las personas y el aporte de ellas. Una lección de la pandemia.

Vía La Segunda.

Al celebrarse 20 años de este reconocimiento, por primera vez recae en más de una empresa:

Premio Carlos Vial Espantoso 2020 reconoce a 16 empresas por sus buenas prácticas laborales durante la pandemia

Debido a la difícil contingencia que ha enfrentado el país, la Fundación Carlos Vial Espantoso hizo una edición especial del reconocimiento, para visibilizar y compartir las iniciativas implementadas en las empresas durante la crisis sanitaria, y en las que ha prevalecido en primer lugar, el trabajador. Con esto, se busca ayudar a otras compañías y generar un aporte a la sociedad.

En la Edición Especial 2020 del Premio Carlos Vial Espantoso, un total de 16 empresas fueron reconocidas hoy por implementar 20 buenas prácticas laborales durante el último año, con ocasión de la pandemia.  Al celebrarse 20 años de este reconocimiento, por primera vez recae en más de una empresa, ya que la Fundación Carlos Vial Espantoso quiso visibilizar y compartir las iniciativas desarrolladas por las empresas durante la crisis sanitaria, en las que ha prevalecido el trabajador en el centro del modelo de negocios.

En total, en este proceso postularon 101 empresas, con un total de 274 prácticas. Las 16 empresas reconocidas en esta oportunidad fueron: CCU (dos prácticas), Caja Los Andes (dos prácticas), Carozzi, Colbún, EY Finning, ISA Intervial, Lipigas, Empresa Melón (dos prácticas), Metro, MM Marinetti (dos prácticas), Nestlé, Núcleo Paisajismo, Prolesur, Puerto Valparaíso y Scotiabank.

“Queremos aprovechar las oportunidades y lecciones que nos ha ido dejando la pandemia y generar una comunidad de aprendizaje colaborativo”, destacó la presidenta ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso, María Isabel Vial.  Agregó que “son notables los esfuerzos realizados por empresas y trabajadores para enfrentar esta contingencia, donde se ve un enorme compromiso y motivación, que pese a la adversidad arroja un favorable balance”.

Durante la ceremonia se otorgaron dos menciones especiales. La primera fue la Distinción Plenus entregada por la Asociación de AFP a Prolesur por impulsar prácticas laborales de Age Management, que promueven la calidad de vida y desarrollo de sus trabajadores durante su ciclo laboral. La segunda fue el Premio Gestión Preventiva entregado por la Asociación Chilena de Seguridad a Metro por hacer prevalecer el cuidado de los trabajadores a través de prácticas concretas en seguridad, salud y bienestar.

Tras la entrega de los reconocimientos, se realizó un panel de conversación en el cual se abordaron las lecciones de hacer empresa en pandemia. En la oportunidad, participaron el presidente de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), Paul Schiodtz, el Director de la Cátedra UC – Fundación Carlos Vial, Agustín Molina, la economista y jurado del premio Carlos Vial Espantoso, Andrea Repetto y el dirigente sindical de Sodimac y también jurado del Premio, Christian Valencia.

El Premio Carlos Vial Espantoso cuenta con una metodología de evaluación de empresas desarrollada por la Fundación en conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Chile, a través de la Cátedra UC-Carlos Vial Espantoso de Relaciones Laborales. Dada la crisis sanitaria que atraviesa el país, la metodología del Premio de este año fue modificada para hacerse cargo de los desafíos y oportunidades que presenta el escenario actual.

Reconocimientos

Metro
Premio Gestión Preventiva ACHS

Posterior al estallido social, Metro priorizó la implementación de acciones de apoyo y contención en torno a la salud mental de sus trabajadores. Para esto, conformó una mesa de trabajo para desarrollar un programa de salud mental con un impacto más transversal a través de distintas iniciativas. El objetivo fue fortalecer la seguridad física, emocional y promover el autocuidado. Los equipos a cargo de desarrollar esta práctica fueron Gerencia de Personas, subgerencia de Formación y Desarrollo, áreas de selección y capacitación y Calidad de Vida. Entre las iniciativas de Salud Mental destacan instancias de contención emocional, fono de apoyo emocional Mutual, charlas de apoyo sicológicas, entre otras.

Prolesur
Distinción Plenus

Ante los primeros casos de coronavirus en Chile, la empresa otorgó un permiso con goce de sueldo y manteniendo el 100% de la remuneración mensual, que incluía el promedio de haberes variables. La medida fue implementada para todos los trabajadores de grupos de riesgo y hasta que la situación sanitaria permitiese el desempeño de sus funciones de manera segura. Esta práctica fue liderada por el área de Personas y Organización, y apoyada por las organizaciones sindicales y por todo el comité Gerentes. En cuanto a los resultados observables, la empresa indica que hasta la fecha los trabajadores de grupos de riesgo permanecen en sus casas y han sido contactados periódicamente para la entrega de apoyo psicológico.

Fundación Carlos Vial Espantoso

La Fundación Carlos Vial Espantoso fue fundada en el año 2000, con el compromiso de trabajar por la gran preocupación que tuvo Carlos Vial Espantoso durante su vida: promover las relaciones laborales colaborativas al interior de las empresas, respetando la dignidad de los trabajadores y reconociendo su aporte en los resultados de la empresa. Para llevar adelante su trabajo, la Fundación mantiene alianzas con distintas organizaciones del sector público, privado, académico y de la sociedad civil, promoviendo la asociatividad y el trabajo conjunto para impulsar una nueva forma de hacer organizaciones que desarrolle el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena.

El trabajo de la Fundación se ha concentrado en cuatro ejes de acción: desarrollar una metodología de evaluación para identificar a las empresas que mantienen relaciones laborales de excelencia;  capacitar líderes laborales, dirigentes sindicales y grupos ejecutivos de recursos humanos, con el objetivo de fomentar la confianza y la colaboración, a través de diplomados en liderazgo, escuelas sindicales y consultorías;  promover y difundir las buenas prácticas laborales a través de la conexión de empresas en su Red Pyme, la agrupación de Empresas Embajadoras y la generación de estudios propios; y, por último, desarrollar investigación para mejorar las relaciones humanas en el trabajo, profundizando en la relación de colaboración, confianza, desempeño económico y bienestar de los trabajadores.

En su aniversario número 20:

Premio Carlos Vial Espantoso 2020 distingue a 16 empresas por buenas prácticas para enfrentar la pandemia

En una inédita versión, el galardón tuvo como objetivo detectar, compartir y visibilizar las acciones que han sido implementadas en las firmas durante la emergencia sanitaria.

Junto con celebrar su aniversario número 20, el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 definió hacer este año una edición especial con el propósito de reconocer a las empresas que implementaron buenas iniciativas laborales para enfrentar la pandemia. De esta forma, en una inédita y única versión, el foco estuvo puesto en la contingencia y por primera vez no habrá un solo ganador.

El proceso de premiación fue desarrollado por la Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con la Pontificia Universidad Católica y tuvo como objetivo detectar, compartir y visibilizar las buenas prácticas que han sido implementadas en las empresas durante la emergencia sanitaria del covid-19. ‘Creemos importante compartir las acciones desarrolladas por las diferentes empresas para cuidar la salud, empleo y seguridad de sus trabajadores, sabiendo que esto viene acompañado de momentos y conflictos difíciles. Ninguna empresa ha estado exenta de problemas y la mayor virtud radica en darles solución con la colaboración de todos sus trabajadores’, señala Isabel Vial, presidenta ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso.

Fueron 101 empresas las que postularon a esta edición del galardón —donde por única vez pudieron presentarse firmas que ya resultaron ganadoras en años anteriores—. De esta forma, se reconocieron 20 prácticas entre las compañías premiadas y se distinguió a 16 empresas, además de dos ganadoras de menciones especiales que serán anunciadas el día de la ceremonia de entrega del premio que se realizará de forma online el 8 de abril.

Las compañías reconocidas

El Premio Carlos Vial Espantoso 2020 destacó a 16 empresas. De ellas hubo cuatro distinguidas con dos prácticas. Es el caso de CCU, que fue destacada por la activación del beneficio de telemedicina y acompañamiento integral para todos los trabajadores y sus familias en caso de enfermedad. Además, por crear una plataforma web para mantener a sus colaboradores informados respecto del manejo del covid-19.

Caja Los Andes también fue galardonada por dos prácticas: gestionar la aplicación de un programa de salud física y emocional para el bienestar de sus trabajadores y por aplicar un modelo de reconversión que tenía como objetivo no desvincular a aquellos colaboradores que no pudiesen realizar sus labores por la pandemia.

Empresa Melón recibió la distinción por levantar un catastro de sus trabajadores, que le permitió adoptar acciones para mitigar riesgos psicológicos y asegurar el acceso a internet de sus colaboradores. A su vez, la firma fue premiada por capacitar y asistir a sus transportistas en leyes y beneficios covid-19.

Otra compañía destacada por dos prácticas fue MM Marinetti. Primero, por entregar a sus trabajadores herramientas de contención emocional y hacer un cambio cultural hacia el autocuidado permanente. Segundo, por la utilización de herramientas tecnológicas para la trazabilidad de la salud de sus colaboradores y familiares.

En el caso de Carozzi, la empresa fue reconocida por impulsar una serie de acciones dirigidas a contener a los trabajadores en medio de la emergencia sanitaria. Mientras que Colbún se destacó por realizar conversatorios que buscaban producir instancias de diálogo que permitieran generar empatía entre los equipos y, a la vez, identificar las necesidades para su bienestar emocional.

También el Premio Carlos Vial Espantoso distinguió a EY por su programa ‘Golden Rules’, que busca velar por la seguridad física y mental de los trabajadores en la pandemia. A raíz de esto, se definieron cinco reglas enfocadas en hacer una rutina más flexible y que se asemejara a la que se realizaba en oficina.

Finning fue reconocida por su conexión e interacción con la comunidad al impulsar un modelo dirigido a que estudiantes de liceos técnicos pudiesen realizar sus prácticas profesionales de forma remota. En el caso de ISA Intervial, por su programa de bienestar y conciliación del trabajo y familia para sus colaboradores. Lipigas, en tanto, por desarrollar varias iniciativas enfocadas en abordar las inquietudes que influyen directa e indirectamente en la relación de contratistas y clientes.

Metro también quedó entre los ganadores por la implementación de un programa de salud mental para sus trabajadores. Por su parte, Nestlé fue reconocida por la digitalización del programa de ingreso a la compañía que permitiera a estudiantes y nuevos colaboradores acceder a cursos, talleres y datos. Núcleo Paisajismo resultó galardonada por el desarrollo de una campaña del buen trato, mientras que Prolesur fue distinguida por hacer cuarentenas preventivas para sus trabajadores en grupos de riesgo, manteniendo el 100% de sus remuneraciones mensuales.

Puerto Valparaíso fue destacada por realizar prácticas motivacionales para sus trabajadores, y Scotiabank, por entregar beneficios que asistieran a los colaboradores en funciones críticas.

Fuente: El Mercurio.

Más de la nota, en el siguiente link: Ver artículo.

El próximo 18 de marzo se llevará a cabo la ceremonia:

Premio Carlos Vial Espantoso, Versión Especial 2020

A la luz de los recientes acontecimientos suscitados por la pandemia, el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 dirigido a Grandes Empresas se está realizando bajo la modalidad de una edición especial que, por primera vez en la historia de este reconocimiento, no premiará a una sola empresa, sino que distinguirá las mejores prácticas laborales implementadas en este nuevo contexto laboral. 

En esta oportunidad, queremos destacar las buenas prácticas que han implementado las empresas, con una mirada colaborativa y poniendo a los trabajadores en el centro del modelo de negocios. Queremos destacar que, para salir de esta crisis, la colaboración, el diálogo y la suma de todas las acciones de todas las empresas es lo que nos hará salir más fortalecidos. La ceremonia virtual está prevista para el próximo 18 de marzo.

A pesar de la crisis, y contra todo pronóstico, postularon 115 grandes empresas de todo el país, pertenecientes a los sectores de minería, energía, comercio, banca, manufactura, servicios, transporte, almacenamiento y comunicaciones, entre otros. Un 18% de las empresas participantes fueron de regiones.

Frente a esta nueva realidad, nos vimos obligados a adaptar los plazos, las etapas y la metodología del Premio Carlos Vial Espantoso. En la primera etapa del premio, las prácticas descritas por las empresas postulantes -275 prácticas laborales- fueron evaluadas internamente de acuerdo a una metodología sistemática realizada en conjunto con la Universidad Católica, que midió diagnóstico, objetivos, implementación e impactos.

El jurado – al igual que otros años – recibió un completo y exhaustivo informe a través del cual seleccionaron las prácticas más innovadoras, en las que resultaron finalistas las empresas: Núcleo Paisajismo; Nestlé; MM Marinetti; Caja Los Andes; Finning; Colbún; Melón; CCU; Metro; EY; ISA Intervial; Lipigas; Scotiabank; Carozzi; Prolesur y Puerto Valparaíso.

En esta edición especial, más allá de los cambios que implica la metodología de evaluación, se realizó un cuestionario muchísimo más reducido y simple, en orden de facilitar la participación de las empresas y adaptarlo al duro contexto que estamos viviendo. El cuestionario constó de 3 secciones que pusieron especial énfasis en la descripción de buenas prácticas implementadas para sobrellevar la crisis sanitaria. La idea, en esta instancia era buscar información interna en relación a la gestión de personas y relaciones laborales.

Durante los meses de diciembre y enero, las empresas que resultaron finalistas fueron entrevistadas a través de focus groups con distintos actores para conocer con mayor profundidad las prácticas descritas. Ahora, el equipo de la Fundación Carlos Vial Espantoso sistematizará la información recabada y le entregará un informe detallado al jurado, quien deberá seleccionar las prácticas destacadas en Seguridad y Age Management.

En esta edición especial, las prácticas desarrolladas por las empresas finalistas estuvieron enfocadas en temas, tales como: diversidad e inclusión, seguridad e higiene laboral, gestión del trabajo, comunicación, capacitación, integración de empresas contratistas, age management, teletrabajo y equilibrio entre trabajo y familia.

En esta crisis las empresas se han tenido que reinventar, no solo innovando para mantener su capital sino cuidando la seguridad, salud y calidad de vida de los trabajadores, por eso, en este momento tan adverso, creemos que no basta con premiar, sino que es un momento histórico para mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, asumir los desafíos, reconocer las brechas y establecer los pilares para que a través de colaboración y confianza puedan construirse nuevas y mejores soluciones.

¡El Covid-19!

Marcará un antes y un después, por eso, no vamos a dejar pasar la oportunidad de plasmar este momento histórico a través de un libro con las mejores prácticas laborales que han implementado las empresas para hacer frente a ésta crisis.
Hoy el mundo nos invita a reinventarnos, innovar, ser resilientes y empáticos. ¡
Ayudarnos y ayudar!

Hoy más que nunca, el mundo empresarial debe dar a conocer que sí es posible construir una nueva forma de hacer empresa, más consciente, más humana, que aporte con cimientos fuertes para la construcción de una mejor sociedad, que se sostenga en base al diálogo, al trabajo bien hecho, la productividad, la transparencia y el compromiso.

En este sentido, la Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso, María Isabel Vial, dijo que “Es un momento histórico, y no podemos perder la oportunidad de mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, reconocer las brechas y establecer los pilares para contribuir a la construcción de mejores empresas”.

¿Hacia dónde va el mundo laboral?

Los impactos de la pandemia se han presentado con fuerza en el mundo laboral por sus efectos en la salud de los trabajadores y el normal funcionamiento de las empresas. De esta forma, la crisis sanitaria que atraviesa Chile y el mundo han puesto en entredicho algunas certezas que se tenían en el mundo laboral, como la estructuración del trabajo y la participación de los trabajadores al interior de sus empresas. 

Este contexto nos ofrece la oportunidad de repensar el rol de las empresas, promoviendo mecanismos de participación innovadores para enfrentar la pandemia y el retorno laboral. Así, este contexto se transforma en un momento propicio para promover la colaboración y cohesión entre diversos actores al interior de las empresas, como también impulsar un rol más activo, acorde a las exigencias de los tiempos actuales.

Una de las prácticas más utilizadas por las empresas durante la pandemia ha sido la creación de comités de crisis, donde participa la plana mayor de las organizaciones junto a representantes de los trabajadores. Según cifras de la Encuesta de Dirigentes Sindicales 2020 de la Fundación Carlos Vial Espantoso, el 75% de los dirigentes encuestados señaló que la institución en la que trabaja conformó comité de crisis. Al mismo tiempo, el 74% de los dirigentes que participaron en la Encuesta de Dirigentes Sindicales señalaron que sus empresas habían implementado al menos una iniciativa propuesta por sus sindicatos. Ambas cifras levantadas por el estudio de la Fundación Carlos Vial Espantoso – aplicada en su mayoría a dirigentes de grandes empresas – muestran que la pandemia ha generado la necesidad de abrir espacios de diálogo en los que participen de forma efectiva los trabajadores.

16 empresas resultaron finalistas de la Edición Especial 2020 del Premio Carlos Vial Espantoso

El año 2020 nos puso a prueba en todos los ámbitos posibles, como personas, como organizaciones y como país. Estamos enfrentando un escenario cada vez más desafiante, sorteando una crisis que en ningún caso se ciñe únicamente a lo sanitario. Esta realidad ha hecho que las empresas centren sus esfuerzos en lo más importante, la salud de sus trabajadores y la continuidad operacional.

Frente a esta realidad, el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 se ha realizado bajo una Edición Especial que busca destacar las mejores prácticas laborales implementadas durante el último año de crisis. En esta innovadora versión, las postulaciones rompieron récord histórico, a pesar de la crisis, más de 100 grandes empresas postularon a este importante reconocimiento en el que por primera vez, no habrá un solo ganador, sino que se destacará a las 20 mejores prácticas que hayan tenido un significativo impacto en sus trabajadores.

En la primera etapa del premio, las prácticas descritas por las empresas postulantes fueron evaluadas internamente de acuerdo a una metodología sistemática realizada en conjunto con la Universidad Católica, que midió objetivos, diagnóstico, implementación e impactos.

Luego, nuestro jurado de expertos revaluó dichas prácticas, seleccionando a las 20 mejores, las cuales corresponden a las siguientes 16 empresas finalistas: Núcleo Paisajismo; Nestlé; MM Marinetti; Caja Los Andes; Finning; Colbún; Melón; CCU; Metro; EY; ISA Intervial; Lipigas; Scotiabank; Carozzi; Prolesur y Puerto Valparaíso.

En una segunda etapa, llevada a cabo durante los meses de diciembre y enero, las empresas que resultaron finalistas fueron entrevistadas a través de focus groups a distintos actores que la conforman, para conocer en mayor profundidad y tener diferentes perspectivas sobre las prácticas descritas. Ahora, el equipo de la Fundación Carlos Vial Espantoso sistematizará la información recabada y le entregará un informe detallado al jurado, quien deberá seleccionar las prácticas destacadas en Seguridad y Age Management.

En esta Edición Especial, las prácticas desarrolladas por las empresas finalistas estuvieron enfocadas en diversidad e inclusión, seguridad e higiene laboral, gestión del trabajo, comunicación, capacitación, integración de empresas contratistas, age management, teletrabajo y equilibrio entre trabajo y familia.

El jurado de expertos, lo conforman: Raúl Alcaíno, Presidente del Jurado y Director Fundación Carlos Vial Espantoso; Viviane Blanlot, Economista; Vittorio Corbo, Economista; Esperanza Cueto, Presidenta Colunga; Francisco Díaz, Ex Subsecretario del Trabajo 2014 – 2018; Juan Jaime Díaz, Vicepresidente Asociación Nacional de Prensa; Carmen Domínguez, Vicedecana Facultad Derecho UC; Meme Ducci, Presidenta Comunidad Mujer; Andrea Garrido, Dirigente Sindical Banco Santander; Ana Holuigue, Presidenta Directorio TVN; Bernardo Larraín, Presidente SOFOFA; Fernando Larraín, Gerente General Asociación AFP; Claudio Melandri, Presidente Banco Santander; Sergio Merino, Presidente USEC; Claudio Muñoz, Presidente ICARE; Andrea Repetto, Economista; Ignacio Sánchez, Rector Pontificia Universidad Católica de Chile; José Miguel Sánchez, Decano Escuela Administración UC; Paul Schiodtz, Presidente Asociación Chilena de Seguridad; Nicolás Shea, Fundador Cumplo; Sebastián Sichel, Presidente Banco Estado; Sandro Solari, Ingeniero Civil y Empresario; Cornelia Sonnenberg, Gerente General Camchal; Andrea Tokman, Economista; Christian Valencia, Presidente Sindicato Sodimac y Carlos Vial, Representante Familia Vial.

Nuestro reconocimiento busca compartir prácticas innovadoras orientadas al bienestar de los trabajadores, transformando las implicancias de esta crisis en una comunidad de aprendizaje, con el objetivo de impulsar una nueva forma de hacer organizaciones que desarrolle el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena y a un país mejor. 

Te invitamos a seguirle la pista a la nueva Edición Especial 2020 en el siguiente link: Premio Carlos Vial Espantoso.

101 empresas postularon a la Edición Especial Covid-19 Premio Carlos Vial Espantoso

Hemos estado expuestos a una realidad que nos ha obligado a ser y hacer las cosas de un modo distinto. Frente a esta realidad, el Premio Carlos Vial Espantoso para grandes empresas se llevará a cabo bajo una Edición Especial 2020: su foco estará puesto en destacar las mejores prácticas laborales implementadas durante la crisis actual.

Este año, la Fundación Carlos Vial Espantoso cumple veinte años reconociendo empresas que ponen al trabajador en el centro del modelo de negocio. Hoy más que nunca, el mundo empresarial debe dar a conocer que sí es posible construir una nueva forma de hacer empresa, más consciente, más humana, que aporte con cimientos fuertes para la construcción de una mejor sociedad. No obstante, en el contexto actual de Chile no basta con medir y premiar. Es un momento histórico para mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, asumir los desafíos, reconocer las brechas y establecer los pilares para que puedan construirse nuevas y mejores soluciones.

Junto a la Universidad Católica hemos desarrollado una rigurosa metodología para la evaluación de empresas, que año a año se revisa y ajusta, como parte de un proceso de mejora continua. Además, el Premio cuenta con dos aliados estratégicos – la ACHS y la Asociación de AFP – que dan vida al Premio Gestión Preventiva y a la Distinción Plenus a la gestión de la diversidad etaria.  

Este año, hicimos un despliegue comunicacional importante para poder convocar a las grandes empresas del país a trabajar juntos en construir empresas más sanas, que busquen el desarrollo de sus trabajadores y el bienestar de sus familias, y que valoren el diálogo, la productividad, la transparencia y el compromiso. Esta estrategia comunicacional estuvo centrada en la difusión del Premio a través de gremiales como Asimet, Aprimin, Acción Empresas, CChC, OTIC Sofofa y Corproa entre otras; publicaciones en medios de prensa nacionales y regionales; y la difusión a través de la web y redes sociales de la Fundación Carlos Vial Espantoso y sus colaboradores. 

Este esfuerzo comunicacional se tradujo en la participación de 101 organizaciones en el Premio, lo que equivale a tres veces la cantidad de empresas que fueron parte de la edición de 2018; una cifra récord. En cuanto a las características de estas 97 empresas: el 80,4% tiene su casa matriz en la región metropolitana; el 51,5% tiene por mutual de seguridad a la ACHS; y el 84,5% cuenta con sindicatos. Al mismo tiempo, existe una variación importante de sectores económicos en este grupo de empresas, destacando como los sectores mayoritarios la industria manufacturera (23,7%), la minería (14,4%), la agricultura y ganadería (8,2%) y el suministro de gas (8,2%). 

El proceso y los cambios

El complejo momento nacional en el que nos encontramos hace que las empresas se concentren en lo más importante, la salud de sus trabajadores y la continuidad operacional. De esta forma, y solo por esta ocasión, nos planteamos ajustar el foco del Premio Carlos Vial Espantoso: centrarnos en las prácticas de gestión de personas implementadas por las empresas durante el último año. Este no es un cambio menor, ya que supuso un esfuerzo importante por modificar la metodología y contar con un instrumento liviano y contingente, pero que fuera capaz de recabar la información suficiente sobre los desafíos actuales de las organizaciones. Nuestra principal motivación respecto a este cambio es invitar a todas las empresas a compartir sus prácticas innovadoras orientadas al bienestar de sus trabajadores, transformando las implicancias de esta crisis en una comunidad de aprendizaje.  

Al mismo tiempo, en vez de distinguir a una sola empresa por la calidad de su gestión de personas, se destacará a las 10 mejores prácticas, de acuerdo a aspectos tales como innovación, involucramiento de trabajadores e impactos ¿Cómo lo haremos? En una primera etapa analizaremos cada una de las prácticas descritas por las empresas postulantes, donde seleccionaremos las 40 mejores prácticas, de acuerdo a un proceso de evaluación sistemático en torno a los objetivos, diagnóstico, implementación e impactos de la práctica. Luego, un jurado experto dictaminará las 20 prácticas que pasarán a una segunda etapa de evaluación cualitativa, en la que se realizarán un set de entrevistas y focus groups con los actores relevantes de la empresa: trabajadores, comités paritarios, sindicatos, gerencia de recursos humanos y gerencia general. Después de ello, el equipo de la Fundación sistematizará la información recabada y le entregará un informe detallado al jurado, que deberá definir las 10 prácticas a distinguir. Nuestra intención es que este proceso de evaluación de prácticas culmine en un libro que pueda contar la historia de las grandes empresas en esta inédita crisis.

Además de los cambios antes mencionados, quisimos ser responsables frente a la contingencia sanitaria, recalendarizando el proceso en general del Premio, que inicialmente parte a comienzos de año. La postulación se aplazó al segundo semestre, programando la ceremonia de premiación para marzo de 2021.

Evolución:

El futuro de las empresas ¿Hacia dónde va?

La propagación del Covid-19 ha paralizado al mundo y ha provocado una crisis global sin precedentes. Cada país ha implementado diversas medidas, no solo sanitarias sino económicas y sociales que han permitido minimizar los graves efectos, pero ¿Qué rol están jugando las empresas?

No cabe duda que el mundo empresarial se ha visto tremendamente afectado, pero tiene aspectos positivos que sustraer de esta pandemia y que le pueden ayudar a ser mejores, a evolucionar. Más allá de la visible preocupación que han tenido las organizaciones para seguir dando continuidad operacional y que el negocio no se vea afectado, ha sido la cercanía y empatía que han generado con los trabajadores. 

El futuro en el mundo empresarial comienza a partir de ahora. Las empresas se están adaptando a nuevas realidades: un nuevo entorno competitivo mundial, cambios en patrones de consumo y una nueva forma de trabajar; es fundamental que las organizaciones aprovechen esta oportunidad para hacer un giro en la manera en la que se venían gestionando los negocios.

En este sentido ¿Cuál ha sido la realidad de las empresas chilenas en este duro contexto? Te invitamos a conocer el testimonio de Ángel Mafucci, Gerente General de Empresas Lipigas ; Eduardo Mizón, gerente general de Sodimac y Hermann Von Mühlenbrock, Gerente General de AZA; todas Empresas Embajadoras de nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso. 

Ángel Mafucci, Gerente General de Empresas Lipigas 

Frente a la actual crisis nuestro principal desafío ha sido cuidar la salud de las personas y dar continuidad a las operaciones, principalmente pensando en que prestamos un servicio que es básico para el país. Ante esto hemos debido fortalecer nuestra capacidad de adaptación y administrar una compañía en medio de la incertidumbre de la pandemia y en circunstancias que son, por lejos, las más complejas que nos haya tocado vivir en las últimas décadas.

Creemos que mantener una comunicación permanente y abierta con nuestros trabajadores es clave en los tiempos que vivimos. En esto las jefaturas inmediatas juegan un rol fundamental para establecer un nexo de confianza y diálogo con las personas, especialmente en las actuales circunstancias donde la distancia nos impide convivir en espacios físicos comunes, desafiándonos a no perder identidad, sentido de equipo y de colaboración para el logro de los resultados esperados. Hacer que los equipos se mantengan motivados y conectados, a pesar de la distancia; operar en condiciones que no son las normales y mantener la producción para cumplir con nuestra misión de llevar energía diariamente a los hogares, ha sido nuestra principal preocupación y hemos contado con el compromiso de cada uno de los miembros de la empresa para conseguirlo.

En este sentido, el Premio Carlos Vial Espantoso, que obtuvimos en el año 2012, nos ha impulsado a seguir evolucionando de cara al compromiso con nuestros trabajadores. Para Lipigas el haber obtenido este premio siempre ha sido motivo de orgullo y nos desafía a seguir siendo merecedores de este reconocimiento, porque entendemos que las relaciones laborales se juegan en el día a día y se sostienen con acciones tangibles. La búsqueda de caminos de entendimiento y de trabajo conjunto con los trabajadores son procesos dinámicos que no terminan al momento de ser reconocidos por una gestión en particular, es una tarea constante y que requiere de un trabajo permanente. En tal sentido el Premio nos marca una ruta hacia relaciones laborales de excelencia.

Eduardo Mizón, gerente general de Sodimac Chile

Durante esta crisis sanitaria nos hemos enfocado en operar responsablemente, resguardando a trabajadores, clientes y proveedores. Apenas comenzó esta crisis de salud, todas las personas que podían hacer teletrabajo empezaron a trabajar en esa modalidad y redujimos los horarios de nuestras tiendas para adecuar los turnos y mantener a los trabajadores de grupos de riesgo cuidándose en sus hogares. Establecimos una serie de medidas y estrictos protocolos que no solo cumplen con los requerimientos de la autoridad, sino que contemplan acciones de resguardo adicionales. Aumentamos en más del doble la capacidad de despacho a domicilio desde tiendas y centros distribución. Pero tenemos muy claro que nuestro aporte no se circunscribe a mantener el abastecimiento, sino que las grandes empresas también tenemos que actuar responsablemente en toda la cadena de valor.

Siempre decimos que las crisis evidencian lo mejor de Sodimac, que son sus personas. Nos sentimos tremendamente orgullosos de cómo durante esta pandemia hemos sumado esfuerzos todos quienes integramos esta Casa para salir adelante, cuidándonos entre todos y también a nuestros clientes y proveedores. Hemos mantenido una comunicación permanente y contamos con todo el respaldo de nuestros sindicatos en la aplicación de los protocolos sanitarios y en las diversas medidas operativas que hemos debido tomar para hacer frente a la contingencia. Estamos abordando esta crisis sin precedentes con transparencia y primando siempre un espíritu de colaboración. 

El Premio Carlos Vial Espantoso es uno de los hitos más relevantes para Sodimac en materia de relaciones laborales. Obtener este reconocimiento no solo fue una tremenda alegría para nuestros sindicatos, trabajadores, directores y ejecutivos, sino que lo vemos como parte de un proceso de mejoramiento continuo que nos ayuda a crecer de manera sostenible y contribuye a que podamos abordar exitosamente los desafíos y crecientes exigencias del entorno. Tenemos muy claro que solo las empresas que valoran a las personas y fomentan el desarrollo integral de cada uno de sus trabajadores pueden ser exitosas, crecer y perdurar en el largo plazo. Un equipo humano motivado y comprometido es la base para la innovación y la productividad. Es por eso que participamos activamente en la Fundación Carlos Vial Espantoso, que es un espacio que nos permite intercambiar las mejores prácticas y experiencias para seguir construyendo cada día una mejor empresa centrada en las personas, aportando así también para construir juntos un mejor país.  

Hermann Von Mühlenbrock, Gerente General de AZA

La pandemia ha generado un escenario en el que nos hemos visto obligados a asegurar nuestra continuidad operacional, pero con una dotación menor, pues implementamos una cuarentena voluntaria para todos nuestros grupos de riesgo. A ello se suman las medidas de higiene impuestas por la autoridad, incluyendo las restricciones de movilización.

Todos nuestros colaboradores administrativos y no esenciales para la operación están cumpliendo sus funciones a través del teletrabajo. Entendemos que el teletrabajo ha sido una gran solución, pero también comprendemos que esto genera un estrés adicional a los colaboradores, pues tienen que cumplir sus funciones desde la casa, con sus familia e hijos a un lado, satisfaciendo al mismo tiempo sus necesidades y exigencias. Por lo anterior, un gran desafío ha sido poder mantener la motivación y el compromiso del equipo, por eso nuestro foco está en las personas.

A pesar de que físicamente estamos separados, hemos reforzado los medios de comunicación para que los colaboradores se sigan sintiendo partícipes y que su esfuerzo sea reconocido adecuadamente. No ha sido una tarea fácil, hemos tenido que ir aprendiendo en el camino, fundamentalmente en el uso de las nuevas tecnologías de comunicación, pero también en cómo decir y comunicar lo importante a distancia, pero con cercanía.

Desde el liderazgo, también hemos realizado un esfuerzo importante, estableciendo un “Comité de Crisis” que ha sido fundamental para revisar los temas en materias de gestión de personas durante esta pandemia y así dar respuestas oportunas ante diferentes escenarios que vamos enfrentando.  De igual manera, permitió establecer una estrategia y definir los objetivos del plan de emergencia, garantizando que se tomaran las decisiones de la manera más rápida y acertada posible. Asimismo, seguimos trabajando en el desarrollo de diversos proyectos de innovación, excelencia operacional, seguridad, salud ocupacional y agilidad en la gestión de la compañía.

Respecto al significado del Premio Carlos Vial Espantoso, que ganamos en el año 2007, nos demostró que podemos estar en el liderazgo de las empresas en Chile que se preocupan y ocupan en el cuidado y desarrollo de las relaciones laborales, lo que hoy en día toma especial relevancia. Claramente, este reconocimiento permitió darnos cuenta de nuestras fortalezas, pero también de nuestras debilidades, las que hemos ido tratando de mejorar con el tiempo. Este reconocimiento nos ayudó a desarrollar una cultura de respeto, compromiso, seguridad y de empatía, que nos ha permitido enfrentar de mejor manera la crisis actual.


Fuentes fotográficas:
Revista Capital
Lipigas
Sodimac

Grandes empresas de Chile están invitadas a participar en la:

-Edición Especial 2020 – Premio Carlos Vial Espantoso 

 Este año hemos estado expuestos a una realidad que nos ha obligado a ser y hacer las cosas de un modo distinto. Ya no podemos sortear la realidad de la misma manera que antes, estamos enfrentando un escenario cada vez más desafiante que nos ha puesto a prueba en todos los ámbitos posibles. 

Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso estamos conscientes de los desafíos que supone esta crisis. Hoy más que nunca, el mundo empresarial debe dar a conocer que sí es posible construir una nueva forma de hacer empresa, más consciente, más humana, que aporte con cimientos fuertes para la construcción de una mejor sociedad, pese a las dificultades.  Ante este horizonte incierto las organizaciones están llamadas a impulsar con ingenio, empatía y liderazgo nuevas formas de organización, en las que el nuevo modelo de desarrollo sustentable de la compañía tenga a la persona en el centro del negocio.

En el contexto actual de Chile no basta con medir y premiar. Es un momento histórico para mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, asumir los desafíos, reconocer las brechas y establecer los pilares para que -a través de colaboración y confianza- puedan construirse nuevas y mejores soluciones.

Por eso, queremos invitar a las grandes empresas del país a participar en la Edición Especial 2020 del Premio Carlos Vial Espantoso. Este año se realizará bajo una modalidad diferente, que no busca premiar la perfección ni destacar la excelencia, sino compartir y visibilizar las buenas prácticas que han sido implementadas en las empresas durante la crisis sanitaria, y en las que ha prevalecido en primer lugar el trabajador. 

El Premio cuenta con una metodología de evaluación de empresas desarrollada por la Fundación en conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Chile, a través de la Cátedra UC-Carlos Vial Espantoso de Relaciones Laborales. Este año, más que medir la gestión de personas en diferentes dimensiones, destacaremos a empresas por las mejores iniciativas implementadas para enfrentar esta pandemia. Creemos importante compartir dichas acciones para cuidar la salud, el empleo y la seguridad de sus trabajadores, sabiendo que esto viene aparejado de momentos y conflictos difíciles. Ninguna empresa ha estado exenta de estos escenarios complejos, y su mayor virtud radica en encontrar soluciones de manera colaborativa.

Más allá de los cambios que implica la metodología de evaluación, hemos realizado un cuestionario mucho más reducido y simple, en orden de facilitar la participación y adaptarla al duro contexto que estamos viviendo. La invitación es que juntos trabajemos en este noble propósito de construir empresas más sanas, que buscan el desarrollo de sus trabajadores y el bienestar de sus familias, que valoran el diálogo, el trabajo bien hecho, la productividad, la transparencia y el compromiso. Para mejorar tenemos que medirnos y conocer lo incómodo.

Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso creemos que solo reconociendo el valor del trabajador podremos construir mejores empresas, con trabajadores más felices y con mayores niveles de productividad. La invitación es que las empresas reconozcan el trabajo como valor fundamental para el desarrollo de las personas y de la sociedad. 

La Fundación Carlos Vial Espantoso viene impulsando desde el año 2000 una nueva forma de hacer organizaciones que desarrollen el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena. Desde esa fecha hasta la actualidad ha impactado directamente en 940 grandes empresas, más de 1.250 pymes, alrededor de 870 dirigentes sindicales y más de 30 mil trabajadores.  

 

Para postular las compañías deben cumplir con los siguientes requisitos:

La organización debe tener operaciones en Chile

La empresa debe tener una dotación desde 250 trabajadores con contrato permanente 

La empresa deberá tener una facturación desde 350.000 UF promedio de los últimos tres años

La organización deberá estar abierta para la entrega de información que solicite la Fundación Carlos Vial Espantoso durante el proceso. 

La información requerida es confidencial

Invitamos a las empresas a postular a través del siguiente link.

Si tienes preguntas sobre el cuestionario, puedes contactar a la Fundación a través del siguiente mail: informaciones@fundacioncarlosvial.cl

 

 

Asiste al Taller de Reportabilidad

La Fundación Carlos Vial Espantoso invita a los gerentes, jefes y analistas de recursos humanos a participar en el Taller de Reportabilidad del Premio Carlos Vial Espantoso 2020, que se llevará a cabo el próximo miércoles 18 de marzo, vía streaming, desde las 9:00 a 10:00 horas, para obtener tips metodológicos en la entrega de reporte de la información solicitada en el cuestionario de postulación.

El Premio Carlos Vial Espantoso invita a las grandes empresas del país a evaluar de manera exhaustiva sus relaciones laborales para promover relaciones laborales de confianza y buscar el crecimiento integral de sus trabajadores. El informe que se entrega a las empresas, les permite observar, desde una mirada experta, las fortalezas y oportunidades de mejora en gestión de personas.

Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso impulsamos una forma de hacer organizaciones que desarrolle el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena; buscamos ser un verdadero aporte en el acompañamiento a las empresas para superar la crisis social, queremos aportar a construir esa nueva forma de hacer organización: más consciente, más humana, más comprometida con sus trabajadores.

Las empresas que participen, se beneficiarán en los siguientes aspectos:

Herramienta de medición que permitirá a las empresas identificar y gestionar las principales brechas en gestión de personas para que las personas y el negocio crezcan de manera sustentable.

La metodología contempla una asesoría gratuita en torno a 14 dimensiones en gestión de personas, entre las que destacan: estilos de liderazgos, relaciones con los sindicatos, desarrollo personal y profesional, sistema de reparto de utilidades, capacitación, cultura preventiva, diversidad e inclusión y trabajo futuro.

Se promueve una cultura preventiva en torno a la seguridad.

Las empresas pueden conocer como esta su empresa respecto de su industria.

Oportunidad para visibilizar las buenas prácticas laborales que están impulsando las empresas.

Te invitamos a confirmar tu asistencia, acá.Inscríbete