Entradas

Las personas en el centro

María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva
Fundación Carlos Vial Espantoso
Artículo de Opinión

Los acontecimientos de la última semana tienen a la gran mayoría de los chilenos en un estado de perplejidad, angustia e incertidumbre, el que requerirá —en gran parte— humildad y capacidad de escucha para comprender y abordar con seriedad el desarrollo de lo ocurrido. La complejidad de la situación exige cambios fundamentales para acortar las brechas de desigualdad y mejorar la calidad de vida de un gran número de chilenos. Es la oportunidad de que todos —sin excluir a nadie— colaboremos para hacer de Chile un país más pleno, próspero y feliz. Más que esperar las reformas legislativas que ha propuesto el Gobierno, las empresas pueden adelantarse implementando cambios en conjunto con sus trabajadores.

Una de las inequidades está en los ingresos. Según la OCDE, desde 1980 el crecimiento económico ha aumentado tanto como la desigualdad en los ingresos, teniendo por resultado que los beneficios del desarrollo económico han estado orientados a una parte acotada de la población. Chile, junto con México, es el país de la OCDE que registra la mayor desigualdad de ingresos (0,46 en el índice de Gini en el año 2018). Si bien se han realizado cambios institucionales importantes y un aumento del gasto social, las brechas de inequidad siguen siendo relevantes. Muestra de ello es que la mediana de ingresos en Chile es de 400 mil pesos, tan solo 25% más que el sueldo mínimo.

Uno de los escenarios propicios para reducir las brechas en remuneraciones son las empresas, sea cual sea su tamaño. Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso hemos recabado evidencia que señala que invertir en el desarrollo de los trabajadores, particularmente en compensaciones y beneficios, tiene un impacto positivo en los resultados financieros de las organizaciones. Aumentar los ingresos es clave y es el camino para dinamizar el desarrollo de las empresas y el crecimiento del país.

Como Fundación Carlos Vial Espantoso nos hemos trazado como objetivo fomentar las buenas prácticas laborales, y en particular el mejoramiento de los ingresos a través de la participación en resultados y beneficios de los trabajadores. Para ello, es fundamental la evaluación de las empresas. Llevamos 20 años midiendo la gestión de personas en las empresas mediante los Premios Carlos Vial para las grandes empresas y pymes. La metodología de evaluación permite que las organizaciones tengan un catastro de cómo se encuentran respecto de sus pares de la misma industria, tamaño y territorio, para así poder tomar acciones concretas para elevar los estándares de calidad de vida y disminuir la brecha salarial. Asimismo, la medición permite el intercambio de buenas prácticas laborales, específicamente respecto de compensaciones, beneficios y reparto de utilidades.

El entorno de las empresas presenta una oportunidad importante para hacerse cargo de los desafíos que atraviesa el país, y un primer paso puede ser la medición de las organizaciones para llevar a cabo acciones directas y concretas que pongan a los trabajadores en el centro de su crecimiento.

Vía El Mercurio

 

Inventando las organizaciones del siglo XXI

Por Fe Sánchez

 

Tuvimos la oportunidad de asistir al desayuno de ICARE y la Fundación VTR “Inventando las organizaciones del siglo XXI” con Thomas Malone en el marco del Congreso Futuro.

A parte de ser un lujo haber podido escuchar en vivo al director del centro de inteligencia colectiva del MIT presentando su último libro Superminds “supermentes”, fue inspiración para abrir la reflexión respecto de las cosas maravillosas que somos capaces de hacer los individuos cuando nos organizamos para trabajar colaborativamente para alcanzar objetivos que parecen imposibles en un principio.

Antes que nada, abordaremos superminds, la premisa básica es que la siguiente “evolución” del ser humano vendría a ser una súper mente formada por la mezcla perfecta de la “inteligencia general” inherente a la naturaleza humana y la “inteligencia específica” que solo los computadores pueden alcanzar. A propósito de la amenaza de que la inteligencia artificial está cerca de superar la inteligencia humana, Malone nos tranquiliza, contándonos desde su background de experto en el tema, que aún estamos a 20 años de alcanzarla, y acota divertidamente que desde 1960 permanecemos a la misma distancia.

En su presentación, Malone muestra como grupos de personas trabajando juntas en “supermentes” como jerarquías, mercados, democracias y comunidades han llevado a cabo los más grandes logros en la historia de la humanidad y nos permite ver mediante ejemplos como a través del uso de las computadoras estamos cerca de volvernos más inteligentes incluso.

En el trasfondo de todo esto, ya tranquilos con que no vamos a tener que luchar con las máquinas, a lo Will Smith en “I Robot” a inicios de los 2000, surge la reflexión respecto del poder de la colaboración. En palabras de Malone, que los humanos “logremos organizarnos en una red con una estructura casi neuronal” es lo que nos llevará al siguiente paso. ¿Cómo se hace? ¿Somos capaces de auto organizarnos? ¿De alinear propósitos? ¿De colaborar genuinamente para crear esta supermente? Ya que sabemos que contamos con la tecnología dura… ¿Contamos con la tecnología social? Podemos hacer el ejercicio de respondernos en la intimidad ¿Seremos capaces de aplacar nuestros egos para construir esas supermentes?

 

 

Manual de Buenas Prácticas

El mundo está cambiando y con ello la forma de interactuar en los espacios de trabajo. Los mercados actuales demandan relaciones laborales de excelencia, en dónde converjan distintas culturas y haya cabida a distintos pensamientos, ideas y formas de ser.

 

“En el trabajo, la motivación viene del espíritu y no corresponde pagarlo con una simple moneda, sino con una justa parte del fruto del esfuerzo” así lo dijo Carlos Vial Espantoso en el año 1956 y hoy es la base y el espíritu que sostiene a la Fundación Carlos Vial Espantoso.

El Manual de Buenas Prácticas Laborales en la gestión de personas es un compendio de las mejores experiencias que han ejecutado las grandes empresas finalistas del Premio Carlos Vial Espantoso 2019. “El Manual busca fomentar, difundir y generar conciencia del valor de las relaciones laborales de excelencia y de la importancia de situar a las personas en el centro del modelo de negocio de las empresas” dijo María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva de la Fundación.

El compromiso y colaboración entre las empresas y sus trabajadores son un motor fundamental para lograr un país desarrollado y moderno. El Manual busca contribuir al desarrollo integral de los trabajadores, al crecimiento sustentable de las compañías y al progreso del país en materias laborales a través de la promoción de relaciones laborales de excelencia.

¿Qué es una relación laboral de excelencia?

Una relación laboral de excelencia es aquella donde prima el compromiso, la colaboración y el respeto entre ejecutivos y trabajadores, donde se reconoce y premia la contribución de cada uno al éxito de la compañía, y se propicia un espacio de desarrollo y crecimiento personal para todos.

La Gerente General de la Fundación Carlos Vial Espantoso, Fe Sánchez, señaló que “El Manual de Buenas Prácticas busca destacar distintas iniciativas que han sido llevadas a la practica en las distintas empresas y que han funcionado” y explicó que el Manual no tiene la pretensión de ser un libro de recetas para las industrias, sino más bien una especie de inspiración para tomar distintas acciones que puedan servir al contexto de cada una de las empresas independientemente de su realidad y tamaño.

“Para instalar una práctica hay que entender muy bien los contextos donde se van a implementar. Este año decidimos innovar, y en ese sentido, vamos a incorporar las tendencias globales para obtener una nueva mirada global fuera de las fronteras de Chile” finalizó Sánchez.

Para obtener el Manual de Buenas Prácticas Laborales 2019, descárguelo aquí.