Entradas

Las personas en el centro

María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva
Fundación Carlos Vial Espantoso
Artículo de Opinión

Los acontecimientos de la última semana tienen a la gran mayoría de los chilenos en un estado de perplejidad, angustia e incertidumbre, el que requerirá —en gran parte— humildad y capacidad de escucha para comprender y abordar con seriedad el desarrollo de lo ocurrido. La complejidad de la situación exige cambios fundamentales para acortar las brechas de desigualdad y mejorar la calidad de vida de un gran número de chilenos. Es la oportunidad de que todos —sin excluir a nadie— colaboremos para hacer de Chile un país más pleno, próspero y feliz. Más que esperar las reformas legislativas que ha propuesto el Gobierno, las empresas pueden adelantarse implementando cambios en conjunto con sus trabajadores.

Una de las inequidades está en los ingresos. Según la OCDE, desde 1980 el crecimiento económico ha aumentado tanto como la desigualdad en los ingresos, teniendo por resultado que los beneficios del desarrollo económico han estado orientados a una parte acotada de la población. Chile, junto con México, es el país de la OCDE que registra la mayor desigualdad de ingresos (0,46 en el índice de Gini en el año 2018). Si bien se han realizado cambios institucionales importantes y un aumento del gasto social, las brechas de inequidad siguen siendo relevantes. Muestra de ello es que la mediana de ingresos en Chile es de 400 mil pesos, tan solo 25% más que el sueldo mínimo.

Uno de los escenarios propicios para reducir las brechas en remuneraciones son las empresas, sea cual sea su tamaño. Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso hemos recabado evidencia que señala que invertir en el desarrollo de los trabajadores, particularmente en compensaciones y beneficios, tiene un impacto positivo en los resultados financieros de las organizaciones. Aumentar los ingresos es clave y es el camino para dinamizar el desarrollo de las empresas y el crecimiento del país.

Como Fundación Carlos Vial Espantoso nos hemos trazado como objetivo fomentar las buenas prácticas laborales, y en particular el mejoramiento de los ingresos a través de la participación en resultados y beneficios de los trabajadores. Para ello, es fundamental la evaluación de las empresas. Llevamos 20 años midiendo la gestión de personas en las empresas mediante los Premios Carlos Vial para las grandes empresas y pymes. La metodología de evaluación permite que las organizaciones tengan un catastro de cómo se encuentran respecto de sus pares de la misma industria, tamaño y territorio, para así poder tomar acciones concretas para elevar los estándares de calidad de vida y disminuir la brecha salarial. Asimismo, la medición permite el intercambio de buenas prácticas laborales, específicamente respecto de compensaciones, beneficios y reparto de utilidades.

El entorno de las empresas presenta una oportunidad importante para hacerse cargo de los desafíos que atraviesa el país, y un primer paso puede ser la medición de las organizaciones para llevar a cabo acciones directas y concretas que pongan a los trabajadores en el centro de su crecimiento.

Vía El Mercurio

 

Fundación Carlos Vial Espantoso resultó finalista del Falling Walls Lab Chile:

Derribar la barrera de la precariedad laboral

Proponemos un modelo de acompañamiento, enmarcado en el objetivo de desarrollo sostenible n°8 de Naciones Unidas, para impulsar el crecimiento sostenible mediante prácticas de capacitación, motivación, desarrollo personal y salarios justos en empresas.

El pasado mes de agosto la Fundación Carlos Vial Espantoso resultó finalista del Falling Walls Lab en Chile, un programa desafiante e inspirador que ofrece la oportunidad de presentar proyectos de investigación, planes de negocios, emprendimientos o iniciativas sociales con el propósito de fomentar las innovaciones científicas y empresariales en el mundo.

La propuesta de la Fundación estuvo a cargo de nuestro investigador, Joaquín Rozas, quién plantea que la pobreza no será erradicada sólo con la creación de nuevos empleos para cada una de las personas en edad de trabajar, sino que el trabajo debe poner al ser humano en su centro, brindando un acceso equitativo a las oportunidades para el desarrollo personal. Propuso un modelo de buenas prácticas orientadas al desarrollo de oportunidades, la formación y la motivación de los trabajadores que impactan directamente en la formación de capital humano y la plenitud de la sociedad, lo que se traduce en el aumento de la productividad para las empresas.

Falling Walls es una organización sin fines de lucro que fomenta el debate sobre la investigación y la innovación, así como la promoción de los últimos descubrimientos científicos. Cada año, en Alemania, organizan esta conferencia en donde participan científicos, empresarios, estudiantes, investigadores y profesionales de más de 75 países, con propuestas de alto impacto.

En el evento resultó ganador Jorge Miles, estudiante de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quién descubrió microorganismos que se alimentan del caucho vulcanizado y que logran desintegrar parte de los neumáticos, él será el encargado de representar al país el próximo 8 de agosto en Berlín, Alemania.

Nuevas empresas, nuevas formas de relacionarnos y sociedades más plenas

Estamos en plena evolución de la tecnología, nos enfrentamos a cambios fundamentales en la forma de vivir y de trabajar, por eso son necesarias empresas que no sólo busquen aumentar la productividad y el impacto económico, sino que se involucren en beneficio de los trabajadores, el entorno y el desarrollo del país.

 

La Fundación Carlos Vial Espantoso, el pasado jueves 23 de mayo, compartió a través de la cátedra de gestión de personas de la Escuela de Negocios y Economía de la Universidad Católica de Valparaíso un análisis sobre los desafíos y las nuevas tendencias en relaciones laborales, en el evento estuvieron presentes estudiantes del último año de ingeniería comercial.

Durante el seminario se analizaron distintos temas que configuran el mundo laboral, tales como, cifras de composición del empleo, las nuevas formas de organización que emergen, efectos de la globalización, compromiso con el cambio climático, nuevas tecnologías y diversidad e inclusión.

Se presentó un análisis de las nuevas regulaciones en materia laboral, se repasaron las recomendaciones de la comisión de trabajo futuro de la OIT y se compartió el análisis de la Fundación en términos de la garantía de derechos mínimos de los trabajadores, desarrollo pleno, reparto de utilidades y participación en la toma de decisiones.

Fe Sánchez, gerente general de la Fundación Carlos Vial Espantoso habló sobre las nuevas formas de trabajo y señaló “El cambio tecnológico y la automatización de los trabajos, implica ajustes en los empleos, en este escenario en el que surgen nuevos trabajos y otros se acaban es fundamental orientar y acompañar a los trabajadores, en términos de capacitación y reconversión laboral, sobre todo a los más vulnerables. Debemos sacar el mejor provecho de las tecnologías que están emergiendo”.

Más tarde, Sánchez señaló que en el mundo sólo un 13% de los trabajadores afirma ser feliz en su lugar de trabajo y en Chile un 22% de los trabajadores declaran estar involucrados y entusiasmados en su lugar de trabajo. Resaltó que “según compendio de indicadores de productividad OCDE 2019, Chile es el quinto país menos productivo”.

  • «En Chile un 22% de los trabajadores declaran estar involucrados y entusiasmados en su lugar de trabajo».

Para que las organizaciones instalen nuevas formas de operar y generen cambios positivos es necesario que trabajen junto a las políticas del Estado, la Sociedad Civil, el medio ambiente y los trabajadores explicó Sánchez. “Esta nueva forma de empresa requiere claridad en los propósitos, equipos autogestionados y un sentido de trascendencia. Si lo logramos, podemos potenciar el desarrollo del país” puntualizó.

En el marco del evento, se preguntó ¿qué futuro queremos construir? A la luz de la interrogante surgieron como necesidades: aumentar las capacidades de las personas a través de una continua formación, prestando apoyo a las personas a lo largo de las transiciones que entraña el futuro del trabajo, medidas transformadoras y mensurables para la igualdad de género, garantizar la representación colectiva de los trabajadores y los empleadores a través del diálogo social como bien público, y encausar y administrar la tecnología en favor del trabajo.

Por su parte, María Isabel Vial, presidenta de la Fundación Carlos Vial Espantoso dijo que las empresas eran autoritarias y jerárquicas, pero ese tipo de empresas están quedando en el pasado, señaló “las organizaciones están cambiando, están adaptándose a las nuevas tecnologías y apuntando a poner a sus trabajadores en el centro del modelo de negocio”.

Uno de sus grandes focos en su intervención fue la diversidad en las organizaciones, sobre este particular indicó “la diversidad es fundamental en las organizaciones, no solo potencia el talento de cada trabajador, sino que deja a un lado los prejuicios y hace que las empresas sean más creativas, abiertas, flexibles y permeables”.

Vial comentó que las empresas están llamadas a mirar con especial atención las transformaciones que afectan la calidad de vida, en ese sentido, resaltó que la Fundación Carlos Vial Espantoso busca impulsar una nueva forma de hacer organizaciones, que, desde lo colectivo, reconozcan el valor y potencial de las personas para, desde ahí aportar a la construcción de una sociedad más plena.

Para la Fundación Carlos Vial Espantoso es importante aportar en la formación académica y profesional de los alumnos, sobre todo sensibilizando en la importancia de la gestión de personas y de las relaciones laborales, no solo para la productividad de las empresas y el desarrollo de los trabajadores, sino para la plenitud de la sociedad.

Fundación Carlos Vial Espantoso presente en la Jornada: Los Lagos del Futuro

¿Puede existir desarrollo sin innovación? ¿Investigación sin educación? ¿Transformación sin tecnología? Estos son algunos de los cuestionamientos que se realizó la Región Los Lagos para hacer frente a las dinámicas globales e impulsar la calidad de vida de sus habitantes.

 

El pasado 16 de mayo se llevó a cabo en Puerto Montt la segunda jornada regional “Construyendo Capital Humano y Liderazgos para Los Lagos del Futuro”, la cual estuvo organizado por la Universidad de Los Lagos en el marco de su Plan de Desarrollo Institucional para abordar las temáticas más relevantes de la región en su proyección 2030.

La instancia, que surgió de la iniciativa del Consejo Socio-productivo de la Universidad de Los Lagos, vislumbró las investigaciones y prácticas locales y nacionales que se pueden replicar para alcanzar un desarrollo territorial inclusivo y sustentable en la Región.

En el evento estuvo presente nuestra gerente general, Fe Sánchez, quien habló sobre los profesionales y técnicos en el 2030 y los desafíos y nuevas tendencias en las que están inmersos. Señaló que en Chile un 17% de la población tiene algún grado de discapacidad, lo que representa alrededor de 2,8 millones de personas que, hasta el día de hoy, siguen encontrando barreras para sumarse al mundo laboral. Con respecto a las mujeres, indicó que según cifras de la Dirección del Trabajo solo el 47% de mujeres trabajan en Chile, lo que representa 8% menos del promedio general de la OCDE. Dijo “en Chile tenemos un gran desafío y es cómo lograr un mercado más inclusivo y con menos desigualdad”.

Sánchez indicó que las organizaciones tienen un rol fundamental en el desarrollo regional y nacional e invitó a las organizaciones a repensar su rol “hay que impulsar una nueva forma de hacer empresas, que, reconozcan el valor y potencial de las personas para desde ahí aportar a la construcción de una sociedad más plena”.

Explicó que la globalización generó una nueva forma de ser dentro de las organizaciones en la que hay que adaptarse e ir adquiriendo nuevas habilidades y nuevos niveles de conciencia. “La invitación a esta jornada de trabajo, desde la Fundación Carlos Vial Espantoso nos hizo mucho sentido, porque está alineada con el propósito de entender que los grandes cambios solamente surgen de sinergias entre empresa, sociedad y Estado”.