Entradas

Ya partió la escuela de formación sindical: mujeres líderes 2019:

39 mujeres se preparan para ser líderes

El mundo está cambiando, cada día son más los espacios laborales a cargo de mujeres y es necesario un cambio cultural para equiparar las condiciones ¡No es competencia, es igualdad de oportunidades! 

El 14 de octubre, alrededor de 40 mujeres trabajadoras (líderes laborales y sindicalistas) dijeron presente a la inauguración de la la Escuela de Formación Sindical: Mujeres Líderes 2019. El programa es ejecutado a través de la Subsecretaría del Trabajo y lo desarrollamos en conjunto con  Duoc UC. 

Irene Mayer, subdirectora académica sede Educación Continua Duoc UC, tuvo el honor de dar inicio al evento. Agradeció la gran asistencia y dijo que para la Institución son fundamentales los espacios en donde se desarrollan temas como el liderazgo: “ser parte de un programa de formación que busca la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es sumamente importante para nosotros”.

En el evento estuvo presente Margarita Spoerer, subjefa del departamento de Diálogo Social de la Subsecretaría del Trabajo, quién agradeció el trabajo que la Fundación Carlos Vial Espantoso (FCVE) viene desarrollando por segunda vez consecutiva con la Escuela de Mujeres Líderes, el año pasado en Concepción y este año en Santiago. “Felicito a la FCVE por participar de nuevo en nuestros programas de liderazgo de mujeres,  para nosotros es muy importante dar herramientas y empoderar a las mujeres para que sean mejores líderes en cualquier espacio en el que se encuentren”. Indicó que este año la malla curricular fue modificada en pro de mejorar los contenidos.

Por su parte, María Isabel Vial, presidenta ejecutiva de la FCVE dijo que, a la luz de la reforma laboral se han abierto más espacios para fomentar la incorporación de las mujeres en los sindicatos y en la directiva de los mismos. Explicó que el programa de formación es una oportunidad para aumentar el conocimiento y comprensión del mercado laboral, entender las leyes, la influencia de la tecnología y desarrollar habilidades que las posicionen en sus entornos. 

En la actividad también estuvo Denisse Madrid, representante de la Secretaría Regional Ministerial de Trabajo y Previsión Social de la Región Metropolitana, habló sobre la agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas y la importancia que tiene para Chile. 

Posteriormente, Yolanda Pizarro, directora ejecutiva de Fundación Wazú presentó el trabajo “Inequidades, brechas y barreras de género” que es un diagnóstico sobre las inequidades existentes en Chile. También aprovechó el espacio para contar algunas experiencias internacionales exitosas que han sido clave para reducir las barreras de género.

El programa de Mujeres Líderes está a cargo de Gabriel Nesvara, director de consultoría y formación de la FCVE, quién señaló que en las clases se desarrollarán distintas temáticas que van a fortalecer a las participantes. “Vamos a generar distintas materias en donde no solo se va a aprender de comunicación, liderazgo, leyes laborales y herramientas digitales sino que habrán  espacios para compartir, crear lazos y conectar” enfatizó.

El programa abordará las brechas de género existentes para potenciar el liderazgo femenino y fomentar la participación en sindicatos y en cargos de alta dirección que permita la justa representación de los trabajadores. 

Preinscríbete en la Escuela de Formación Sindical: Mujeres Líderes

Fundación Carlos Vial Espantoso, Duoc UC y la Subsecretaría del Trabajo tienen el agrado de invitarte a participar en el Programa Escuela de Formación Sindical: Mujeres Líderes 2019 que busca fomentar la incorporación de mujeres en cargos de representación sindical o de liderazgo en las organizaciones.

En las últimas décadas la fuerza de trabajo femenina ha aumentado. Cada día es más notable que las mujeres están asumiendo nuevos roles, destacando por su alto nivel de instrucción y autonomía. En Chile, se han producido profundas e importantes modificaciones con respecto a la posición de la mujer en el campo laboral impulsadas por la Ley Nº 21.015, que incentiva la inclusión laboral, sin embargo aún existe desigualdad en el mercado laboral. Para poder abordar las brechas de género existentes, es necesario potenciar el liderazgo femenino y fomentar la participación en cargos de alta dirección que permita la representación de los intereses de las trabajadoras en el mundo laboral.

Este programa es una oportunidad para que las participantes comprendan aspectos legales relacionados con el ámbito del trabajo, desarrollen habilidades en el manejo de herramientas de gestión y potencien habilidades de liderazgo y comunicación efectiva. La experiencia permitirá crear una red en la que puedan compartir experiencias, conectar desde las diferentes vivencias y vincularse. Estos espacios de formación son indispensables para relevar el valor del trabajo femenino. Esta iniciativa se enmarca dentro del objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, número ocho: “Trabajo Decente y Crecimiento Económico”.

El curso se llevará a cabo el próximo 14 de octubre los lunes, miércoles y viernes, de 18:30 a 21:45 horas, en la sede de educación continua de Duoc UC, ubicada en Miguel Claro 337, Santiago. El programa se enmarca en una iniciativa adjudicada por la Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con Duoc UC y financiada  por la Subsecretaría del Trabajo.

Te invitamos a preinscribirte acá o llamando al +562 2993 2799.  ¡Participa! 

 

Mujeres Empresarias lanza programas para potenciar emprendimientos de mujeres en Chile

Mujeres Empresarias, organización que apoya y agrega valor a la gestión empresarial de la mujer a lo largo de Chile, lanza cinco programas que tienen como objetivo apoyar a distintas emprendedoras del país de manera personalizada y concreta. 

Los programas incluyen reuniones semanales, mensuales o bimensuales, según sea el caso, y una concreta metodología de trabajo que va de la mano de una estrategia de corto o mediano plazo, según las diferentes necesidades.

Además, cada uno de ellos ofrece distintos beneficios que ayudarán a las emprendedoras a desarrollar con más fuerza su negocio. Entre ellos, se encuentran las actividades de networking, participación en eventos de Mujeres Empresarias, acceso a convenios empresariales con instituciones de apoyo al emprendimiento y acceso a una red de consultores expertos.

La Gerente de Emprendimiento de Mujeres Empresarias, Carmen Gloria Rodríguez, explicó que lo primero que se realiza es una evaluación personal con cada emprendedora donde se aconseja el programa adecuado según su necesidad. “Dependiendo de la industria en la que esté, las expectativas de crecimiento de su empresa, si busca partir de cero con una idea, hacer crecer o exportar su negocio, es el programa que le permitirá dar un salto en su posicionamiento dentro del mercado”, afirmó.

Para mayor información te invitamos a visitar: Mujeres Empresarias

Hacia la equidad laboral

Si contabilizamos el número de veces que los conceptos «equidad de género» y «brecha salarial» aparecen en los medios de comunicación, es muy probable que estarían en las primeras posiciones del ranking . Por el contrario, si observamos las estadísticas, Chile se ubica dentro de los últimos lugares en esas mediciones, con las mayores diferencias en remuneraciones entre hombres y mujeres con estudios superiores. Las mujeres en Chile ganan un 35% menos que un hombre, a un mismo nivel educativo.

Acercar esas brechas es un desafío país y una preocupación de nuestros trabajadores. Según datos de la ONU, a lo largo del mundo por cada dólar que gana un hombre, la mujer recibe 77 centavos. Al paso que vamos, nos tomará 70 años cerrar la brecha salarial de género en el mundo.

Menos salario se asocia con empleos de peor calidad. Las mujeres ocupan un 59% del empleo informal como porcentaje del empleo total en América Latina y el Caribe. Si miramos a nuestro país, en el trimestre abril-junio se registró una tasa de ocupación informal de 28,7%. La tasa de ocupación informal femenina fue de un 30,2% (hombres 27,7%). La situación de empleo precario expone a las mujeres a menores salarios, pero a la vez a desprotección social, peor acceso a salud, condiciones de trabajo inseguras y pensiones insuficientes. Para acercar las brechas y disminuir las diferencias entre géneros, hay que centrar la preocupación en el empleo de calidad y la discusión en el salario mínimo.

La legislación ayuda en temas como las salas cuna, el posnatal masculino, el teletrabajo -a años luz de países desarrollados- y otras iniciativas regulatorias que buscan una mayor equidad laboral. Sin embargo, ¿existe la voluntad o la convicción tanto de legisladores como de ejecutivos para moverse hacia la equidad?

Islandia, Finlandia y Noruega son los países que más han avanzado en esta materia. Islandia, por ejemplo, es la primera nación con una ley que exige a las empresas evidenciar que sus trabajadores tienen las mismas remuneraciones cuando ejecutan el mismo trabajo. No existen diferencias por género, etnia o nacionalidad. Noruega, por otra parte, implementó hace diecisiete años una ley que requiere que las sociedades anónimas tengan al menos 40% de mujeres en sus consejos de administración. Más allá del concepto de justicia, los esfuerzos en esta materia radican en la convicción de que la igualdad de género impacta otros espacios en la sociedad, como el hogar, la política y el desarrollo económico de los países.

En todos los casos exitosos, el camino siempre ha sido el mismo: no intentar homologar a la mujer a las características y capacidades del hombre, sino más bien considerar las diferencias entre ambos y adaptar nuestras condiciones laborales para recoger dicha diferencia.

La evolución hacia la equidad laboral no es en forma inmediata; se trata de un proceso largo de concientización social que tarda años en su implementación, pero si existe la voluntad de hacer los cambios hoy, más temprano que tarde dará frutos de los que podremos sentirnos orgullosos.

 

Columna de opinión por María Isabel Vial
Vía El Mercurio