Entradas

Capacitación: el gran desafío de la automatización

Nuevas formas de trabajo están surgiendo debido a la automatización. La inteligencia artificial, el big data y la globalización son fenómenos que están cambiando los mercados laborales ¿Estamos preparados para hacer frente a estos desafíos?

¿Cuáles son los efectos positivos y negativos de la automatización? ¿Por qué es un tema que preocupa al mundo? ¿Hacia dónde van las nuevas formas de trabajo? ¿Estamos preparados para afrontar los desafíos? Muchos estudios y autores señalan que la automatización aumenta la productividad e impacta positivamente la economía de los países, pero en la práctica, somos testigo de cómo muchos puestos de trabajo se han perdido debido a la automatización.

¿Qué es la automatización? Para Bullón, es el proceso de mecanización de las actividades industriales para reducir la mano de obra y simplificar el trabajo, para Brunet es la sustitución de personas por máquinas, estos y otros autores coinciden al señalar que la automatización es la conversión de un proceso de trabajo, un procedimiento o un equipo, que esperamos no se limite a transferir funciones humanas a las máquinas sino a generar una profunda reorganización en el proceso de trabajo, para sacar el mejor provecho de la misma

Según el Informe del Instituto Global McKinsey, publicado en el año 2017, la automatización tendrá un efecto de alto impacto en los países “de una escala sin precedentes”. Por su parte Laura Tyson, asesora económica del ex Presidente Clinton en EEUU y profesora de la Universidad de Berkeley en California dijo en una entrevista que “esta es la primera vez que vemos que la tecnología podría reducir la demanda de trabajadores humanos” (2018).

John Maynard Keynes en 1930 predijo que la rápida penetración de la automatización crearía desempleo y que llegaríamos a tener jornadas laborales de 16 horas semanales, pero la evidencia muestra que, pese a que se han perdido muchos lugares de trabajo se han creado nuevas funciones de trabajo. El Foro Económico Mundial, en su estudio ’Future of Jobs 2018′ es muy alentador, en su estudio ‘Future of Jobs 2018’, aunque muestra cifras alarmantes, señala que se crearán nuevas funciones de trabajo, que requerirán un mayor grado de especialización.

El informe indica que el 29% de las actuales tareas laborales son realizadas por una máquina y señala que habrá una pérdida significativa de empleos, pero plantea que esta misma tecnología dará origen a nuevos roles de trabajo. Es interesante señalar, por ejemplo, el caso de las redes sociales y cómo a partir de ellas surgió una fuente de trabajo, los gestores de redes sociales.

Por su parte, el estudio “Creación de empleo y desarrollo económico local de 2018. Preparándose para el futuro del trabajo” publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (2018) señala que alrededor del 14% de los empleos corren el riesgo de automatización y que aproximadamente 32% de los empleos actuales tendrá cambios significativos. Chile, por ejemplo, según el informe, tiene un 61% de probabilidad de automatización en los empleos, lo que preocupa enormemente a los trabajadores. Sin ir muy lejos, el mes pasado, el Sindicato de Walmart amenazó con una huelga luego de no llegar a acuerdo con la firma en el proceso de negociación colectiva reglada que se hizo efectiva el pasado miércoles 10 de julio. Detallaron que exigieron mejoras en las condiciones laborales, como mermar la incertidumbre que les ha generado la automatización de ciertos servicios.

Ya mencionaba el Ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, que la automatización está cambiando el trabajo en Chile y eso produce temor en la gente. Infirió “para hacerle frente es necesario irse adaptando y capacitando”.

Entonces, frente a esta realidad ¿Qué podemos hacer? En el informe, se calcula que el 54% de todos los trabajadores necesitarán formación en nuevas habilidades durante los próximos cinco años, en temas como: inteligencia artificial, habilidades socio-emocionales y big data, estos y otros más, necesarios para hacer frente a la nueva fuerza de trabajo que se requiere. En el informe se indica que las personas deberán adaptarse a este nuevo escenario y exigir mayor preparación. Aquí surge un desafío importante para la política pública en preparar a los estudiantes y a la fuerza de trabajo para enfrentar esta nueva realidad y acompañar la capacitación y la reconversión de los que quedan abajo de esta ola.

El informe señala que en los próximos siete años nos enfrentaremos a un mercado laboral distinto y que esta transformación debe ser manejada con prudencia. De esto depende una nueva era de buenos empleos y mejor calidad de vida para todos, en caso de que no se tomen las medidas necesarias para hacerle frente se podría correr el riesgo de ampliar las brechas de desigualdad.

Para aprovechar los beneficios de la automatización debemos ser lo suficientemente audaces y liderar esos cambios. Esto significa utilizar el potencial de la tecnología para hacer que nuestros lugares de trabajo sean más productivos, al mismo tiempo, los grandes actores deben tomar medidas para evitar que los trabajadores más vulnerables se deslicen hacia desempleo. Afrontar esta nueva realidad laboral debe conllevar a una planificación y una estrategia de capacitación efectiva para la fuerza laboral por un lado y que los trabajadores tengan la disposición de adaptarse a los cambios y estar abiertos a desarrollar las nuevas competencias y habilidades que el nuevo mundo laboral necesita por el otro.

Fuentes:

Sindicato de Walmart en Chile advierte con paralizaciones de actividades por automatización de algunos servicios
Mercado laboral y género: Impacto de la automatización
Automatización del trabajo: ¿es el fin del empleo como lo conocemos?
42% de los chilenos no tiene competencias básicas para la economía digital
Los riesgos y desafíos de la automatización para el trabajo en Chile
¿Cómo es la vida en la era digital?
La automatización eliminará 75 millones de empleos para 2025, pero creará 133 millones de nuevas funciones, según WEF
Creación de empleo y desarrollo económico local de 2018. Preparándose para el futuro del trabajo
Trabajadores de Walmart inician huelga en más de 100 sucursales a lo largo del país

 

 

Nuevas empresas, nuevas formas de relacionarnos y sociedades más plenas

Estamos en plena evolución de la tecnología, nos enfrentamos a cambios fundamentales en la forma de vivir y de trabajar, por eso son necesarias empresas que no sólo busquen aumentar la productividad y el impacto económico, sino que se involucren en beneficio de los trabajadores, el entorno y el desarrollo del país.

 

La Fundación Carlos Vial Espantoso, el pasado jueves 23 de mayo, compartió a través de la cátedra de gestión de personas de la Escuela de Negocios y Economía de la Universidad Católica de Valparaíso un análisis sobre los desafíos y las nuevas tendencias en relaciones laborales, en el evento estuvieron presentes estudiantes del último año de ingeniería comercial.

Durante el seminario se analizaron distintos temas que configuran el mundo laboral, tales como, cifras de composición del empleo, las nuevas formas de organización que emergen, efectos de la globalización, compromiso con el cambio climático, nuevas tecnologías y diversidad e inclusión.

Se presentó un análisis de las nuevas regulaciones en materia laboral, se repasaron las recomendaciones de la comisión de trabajo futuro de la OIT y se compartió el análisis de la Fundación en términos de la garantía de derechos mínimos de los trabajadores, desarrollo pleno, reparto de utilidades y participación en la toma de decisiones.

Fe Sánchez, gerente general de la Fundación Carlos Vial Espantoso habló sobre las nuevas formas de trabajo y señaló “El cambio tecnológico y la automatización de los trabajos, implica ajustes en los empleos, en este escenario en el que surgen nuevos trabajos y otros se acaban es fundamental orientar y acompañar a los trabajadores, en términos de capacitación y reconversión laboral, sobre todo a los más vulnerables. Debemos sacar el mejor provecho de las tecnologías que están emergiendo”.

Más tarde, Sánchez señaló que en el mundo sólo un 13% de los trabajadores afirma ser feliz en su lugar de trabajo y en Chile un 22% de los trabajadores declaran estar involucrados y entusiasmados en su lugar de trabajo. Resaltó que “según compendio de indicadores de productividad OCDE 2019, Chile es el quinto país menos productivo”.

  • «En Chile un 22% de los trabajadores declaran estar involucrados y entusiasmados en su lugar de trabajo».

Para que las organizaciones instalen nuevas formas de operar y generen cambios positivos es necesario que trabajen junto a las políticas del Estado, la Sociedad Civil, el medio ambiente y los trabajadores explicó Sánchez. “Esta nueva forma de empresa requiere claridad en los propósitos, equipos autogestionados y un sentido de trascendencia. Si lo logramos, podemos potenciar el desarrollo del país” puntualizó.

En el marco del evento, se preguntó ¿qué futuro queremos construir? A la luz de la interrogante surgieron como necesidades: aumentar las capacidades de las personas a través de una continua formación, prestando apoyo a las personas a lo largo de las transiciones que entraña el futuro del trabajo, medidas transformadoras y mensurables para la igualdad de género, garantizar la representación colectiva de los trabajadores y los empleadores a través del diálogo social como bien público, y encausar y administrar la tecnología en favor del trabajo.

Por su parte, María Isabel Vial, presidenta de la Fundación Carlos Vial Espantoso dijo que las empresas eran autoritarias y jerárquicas, pero ese tipo de empresas están quedando en el pasado, señaló “las organizaciones están cambiando, están adaptándose a las nuevas tecnologías y apuntando a poner a sus trabajadores en el centro del modelo de negocio”.

Uno de sus grandes focos en su intervención fue la diversidad en las organizaciones, sobre este particular indicó “la diversidad es fundamental en las organizaciones, no solo potencia el talento de cada trabajador, sino que deja a un lado los prejuicios y hace que las empresas sean más creativas, abiertas, flexibles y permeables”.

Vial comentó que las empresas están llamadas a mirar con especial atención las transformaciones que afectan la calidad de vida, en ese sentido, resaltó que la Fundación Carlos Vial Espantoso busca impulsar una nueva forma de hacer organizaciones, que, desde lo colectivo, reconozcan el valor y potencial de las personas para, desde ahí aportar a la construcción de una sociedad más plena.

Para la Fundación Carlos Vial Espantoso es importante aportar en la formación académica y profesional de los alumnos, sobre todo sensibilizando en la importancia de la gestión de personas y de las relaciones laborales, no solo para la productividad de las empresas y el desarrollo de los trabajadores, sino para la plenitud de la sociedad.

Fundación Carlos Vial Espantoso presente en la Jornada: Los Lagos del Futuro

¿Puede existir desarrollo sin innovación? ¿Investigación sin educación? ¿Transformación sin tecnología? Estos son algunos de los cuestionamientos que se realizó la Región Los Lagos para hacer frente a las dinámicas globales e impulsar la calidad de vida de sus habitantes.

 

El pasado 16 de mayo se llevó a cabo en Puerto Montt la segunda jornada regional “Construyendo Capital Humano y Liderazgos para Los Lagos del Futuro”, la cual estuvo organizado por la Universidad de Los Lagos en el marco de su Plan de Desarrollo Institucional para abordar las temáticas más relevantes de la región en su proyección 2030.

La instancia, que surgió de la iniciativa del Consejo Socio-productivo de la Universidad de Los Lagos, vislumbró las investigaciones y prácticas locales y nacionales que se pueden replicar para alcanzar un desarrollo territorial inclusivo y sustentable en la Región.

En el evento estuvo presente nuestra gerente general, Fe Sánchez, quien habló sobre los profesionales y técnicos en el 2030 y los desafíos y nuevas tendencias en las que están inmersos. Señaló que en Chile un 17% de la población tiene algún grado de discapacidad, lo que representa alrededor de 2,8 millones de personas que, hasta el día de hoy, siguen encontrando barreras para sumarse al mundo laboral. Con respecto a las mujeres, indicó que según cifras de la Dirección del Trabajo solo el 47% de mujeres trabajan en Chile, lo que representa 8% menos del promedio general de la OCDE. Dijo “en Chile tenemos un gran desafío y es cómo lograr un mercado más inclusivo y con menos desigualdad”.

Sánchez indicó que las organizaciones tienen un rol fundamental en el desarrollo regional y nacional e invitó a las organizaciones a repensar su rol “hay que impulsar una nueva forma de hacer empresas, que, reconozcan el valor y potencial de las personas para desde ahí aportar a la construcción de una sociedad más plena”.

Explicó que la globalización generó una nueva forma de ser dentro de las organizaciones en la que hay que adaptarse e ir adquiriendo nuevas habilidades y nuevos niveles de conciencia. “La invitación a esta jornada de trabajo, desde la Fundación Carlos Vial Espantoso nos hizo mucho sentido, porque está alineada con el propósito de entender que los grandes cambios solamente surgen de sinergias entre empresa, sociedad y Estado”.