Entradas

Buenas prácticas laborales:

Otra forma de contener la pandemia

Raúl Alcaíno, Presidente del jurado Premio Carlos Vial Espantoso
Artículo de Opinión

A poco más de un año de la llegada del Covid-19 al país, estas últimas semanas no han sido fáciles para nadie. Sin embargo, a medida que nos confinamos nuevamente, tenemos la oportunidad de sacar nuevos aprendizajes. Entre estos, por ejemplo, se encuentra la importancia de valorar el tiempo en familia y el darnos cuenta de que el mundo es pequeño y somos más frágiles de lo que pensamos.

Probablemente las mayores lecciones, más allá del ámbito de la salud, están en el campo laboral. En esta súbita contingencia, la mayoría de las empresas volcó su mirada hacia adentro, activando comités paritarios, sindicatos y a las propias administraciones para que, mediante un trabajo conjunto y colaborativo, buscar las más novedosas fórmulas que permitan disminuir los contagios.

La Fundación Carlos Vial Espantoso, que trabaja para mejorar las relaciones laborales dentro de la empresa, ha dedicado el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 a destacar las mejores prácticas laborales implementadas durante este último año, con una mirada constructiva, abierta y poniendo a los trabajadores en el centro del modelo de negocios. Porque si algo ha quedado claro dentro de todas las incertezas, es que la confianza, la colaboración, el diálogo y el aprovechamiento de herramientas digitales nos permitirán salir de esta crisis.

Tanta es la preocupación por esta pandemia, la voluntad de combatirla y de intercambiar experiencias, que para esta edición especial del Premio Carlos Vial Espantoso se presentaron 274 prácticas laborales, de 101 empresas diferentes y que van desde programas de salud mental y contención hasta conversatorios internos, capacitaciones para el uso de tecnología. Los montos de inversión han sido importantes, pero cuyo real valor es que han tenido como único objetivo de preocuparse de las personas. Y nos revelan que el desarrollo de buenas prácticas laborales es también otra forma de contener esta pandemia.

Terminar con esta pandemia es responsabilidad de todos. Ni empresas ni trabajadores podrán solos. Para esto, clave será el aporte, compromiso y esfuerzo conjunto de todos, porque hoy, más que nunca, cobra fuerza el valor de las personas y el aporte de ellas. Una lección de la pandemia.

Vía La Segunda.

Escuelita, una práctica laboral de una mediana empresa

La capacitación y formación tienen un rol fundamental al interior de cualquier organización, especialmente cuando se trata de potenciar el aprendizaje constante al interior de las empresas. A raíz de esto, nace la iniciativa “Escuelita”, desarrollada por una mediana empresa ubicada en la Región Metropolitana, cuya principal labor se ha enfocado en servicios de asesoría y análisis predictivos de fallas de equipos electrónicos. 

Esta mediana empresa ha demostrado en diversas iniciativas, entre las que se encuentra “Escuelita”, su preocupación por promover integralmente la capacitación y formación. Por este motivo, la empresa ha dispuesto de espacios físicos al interior de sus instalaciones, lugar en el que se realizan capacitaciones de distintos tópicos, desde seguridad e higiene laboral, pasando por clases de inglés, hasta formación profesional y técnica relacionada al rubro de la empresa. 

De acuerdo a datos del Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2019, esta práctica tuvo como principales impactos la valoración de la iniciativa por parte de los trabajadores y el fortalecimiento de los planes de capacitación y formación interna de la empresa. Esto es particularmente importante porque la literatura indica que el fortalecimiento de la capacitación está asociada de forma positiva a la productividad, disminuye la tasa de renuncia y tiene efectos positivos en los resultados financieros de la empresa (Jiang, Lepak, Hu y Baer, 2012).

¡La seguridad es primero! Prevención y seguridad en tu organización

El pasado mes de marzo dimos inicio al Ciclo de Talleres para Empresas Contratistas de Lipigas que tiene el propósito de transferir herramientas de gestión que potencien el capital humano y nuevos modelos organizacionales en contexto de cambio.

El primer taller sobre prevención y seguridad en las organizaciones tuvo un aforo de 55 personas. La actividad contó con la participación especial de Vladimir Monardes, Gerente de Seguridad y Medio Ambiente Lipigas; Roberto Del Río, Jefe Gestión Contratistas Lipigas y María Isabel Vial, Presidenta Fundación Carlos Vial Espantoso.

Vladimir Monardes, quien estuvo a cargo de las palabras iniciales del encuentro, señaló que “En estos difíciles momentos que estamos viviendo, producto de la pandemia, nuestro rol es fundamental. Somos los que estamos a cargo de abastecer combustible” y ejemplificó que es tan necesario para las tareas del hogar como para esterilizar los elementos de los hospitales.

Por su parte, María Isabel Vial, señaló que “en este complejo escenario actual, es necesario prepararnos: fortalecer nuestros conocimientos y adquirir nuevas herramientas para hacer frente a una nueva realidad laboral que está generando un nuevo entorno competitivo mundial, cambios en patrones de consumo y una nueva forma de trabajar” y aprovechó el encuentro para invitar a los asistentes a favorecer, desde sus roles, el desarrollo, la cohesión y la transformación impulsando una forma de hacer organizaciones que aporte a la construcción de una sociedad más plena.

El primer taller fue sobre prevención y seguridad, un término clave para Roberto Del Río, quien señaló que la aplicación de estos en clave para asegurar el buen rol que desempeñan las Empresas Contratistas en el país. El taller estuvo a cargo de Sebastián Contreras, Ingeniero en Prevención de Riesgos y Aníbal Baeza, Psicólogo, ambos socios y directores en People & Safety, organización dedicada a asesorar en temas alusivos a la salud laboral, prevención de riesgos y bienestar psicológico.

Si quieres saber más sobre este tema o quieres una consultoría, contáctanos informaciones@fundacioncarlosvial.cl.

Discurso Ceremonia de Graduación | Diplomado en Liderazgo Laboral:

El rol del liderazgo en época de crisis

Rector Ignacio Sánchez

 

Muy buenos días,

Sean ustedes muy bienvenidos a la ceremonia virtual de graduación del Diplomado en Liderazgo Laboral, en que reconoceremos a los 77 alumno

s que lograron aprobar el programa, 59 en Santiago y 18 en Antofagasta.

Si bien este programa surge en nuestra universidad el año 2004, desde el año 2016 se dicta en alianza con la Fundación Carlos Vial Espantoso, y se hace en Santiago, Viña del Mar y Antofagasta.

En este programa de formación confluyen académicos, empresarios y trabajadores, donde el objetivo final es entregar una formación integral a todas las personas líderes o potenciales líderes, dirigentes sindicales, y a todo aquel que tenga una participación en representación del mundo laboral en la empresa.  Desde sus inicios a la fecha, han participado ya más de 400 alumnos.  Es un espacio de reflexión, formación, educación y sensibilización en el ámbito de las relaciones laborales.

Participan en este diplomado 8 docentes, 5 de ellos pertenecientes a las Escuela de Administración, Psicología e Ingeniería Civil y 3 docentes part time que aportan una mirada externa, enriqueciendo así el programa.  Agradezco en forma especial a su director, el profesor Sergio Valenzuela, y al equipo de académicos que hacen posible esta iniciativa.

Con el correr de los años, se ha hecho cada vez más relevante el rol que desempeñan los dirigentes y líderes laborales al interior de una organización, como así también el valor que adquiere su gestión para el éxito de la empresa.  En tiempos complejos como los vividos a raíz de la pandemia, se hace aún más necesario contar con las herramientas de gestión y de liderazgo que contribuyan a una gestión marcada por el resguardo de la equidad, el bienestar y la calidad de vida de los trabajadores.  El Diplomado entrega formación en gestión sindical, regulaciones y aspectos prácticos en la representación laboral.

El dirigente cumple una labor de gran responsabilidad al representar ante la empresa los intereses del trabajador y sus aspiraciones; pero también tiene el deber y la responsabilidad de generar valor en la empresa y promover el desarrollo integral de las personas, construyendo relaciones de colaboración y confianza.

La generación que hoy recibe su diploma, se caracterizó por su diversidad desde el punto de vista de la procedencia de los alumnos, donde tuvimos presencia de los sectores productivos más importantes del país, como la Minería, Industria de Alimentos, Comercio, Servicios financieros, Transporte, Empresas eléctricas, entre otras. Quisiera destacar además que hubo un número importante de mujeres (50% del curso) y gran variedad de ocupaciones. Esta diversidad contribuyó a que se produjeran interesantes discusiones y reflexiones, fortaleciendo así los aprendizajes gracias al intercambio de experiencias.

Como país, necesitamos construir confianzas y dar cabida al diálogo como medio para avanzar.  Y la empresa es un lugar donde podemos poner en práctica este ambiente de colaboración, propiciando un diálogo constructivo.

Felicito a la Escuela de Administración y a la Fundación Carlos Vial Espantoso por esta oportunidad que se ofrece para la formación de liderazgo.  Así también felicito a los estudiantes por su esfuerzo, perseverancia y dedicación a su desarrollo personal y profesional.  No me cabe duda de que este crecimiento tendrá un impacto positivo en su quehacer laboral.

Muchas gracias.

Versión Santiago | Versión Antofagasta:

Más de 75 líderes laborales se graduaron en el Diplomado en Liderazgo Laboral

El 23 de marzo se llevó a cabo la Ceremonia de Graduación virtual del Diplomado en Liderazgo Laboral 2020, tanto de la versión de Santiago, como la de Antofagasta, dictado por la Escuela de Administración de la Pontificia Universidad Católica de Chile y coordinado en conjunto con nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso.

Este programa de formación tiene el propósito de conformar un espacio de reflexión, formación, educación y sensibilización en el ámbito de las relaciones laborales, en donde confluyen académicos, empresarios y trabajadores, para desarrollar habilidades de liderazgo y estrategias para la construcción de relaciones colaborativas de mutuo beneficio para la empresa y los trabajadores.

Las clases se basan en una metodología interactiva con discusión de casos reales, a partir del desarrollo de talleres de conversación entre dirigentes y empresarios, invitados especialmente a debatir sobre los temas de discusión de los cursos.

La ceremonia contó con la presencia del Rector UC, Ignacio Sánchez, quién señaló que con el correr de los años, se ha hecho cada vez más relevante el rol que desempeñan los dirigentes y líderes laborales  al interior de una organización, como así también el valor que adquiere su gestión para el éxito de la empresa, y puntualizó: “En tiempos complejos como los vividos a raíz de la pandemia, se hace aún más necesario contar con las herramientas de gestión y de liderazgo, como las que ofrece el Diplomado en Liderazgo Laboral, que contribuyen a una gestión marcada por el resguardo de la equidad, el bienestar y la calidad de vida de los trabajadores”.

La graduación también contó con la asistencia de María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso quién agradeció a los asistentes el tomarse la tarea de formarse, aún frente a una situación tan compleja como la actual. Aprovechó la instancia para invitar a los líderes a mantenerse en contacto y a armar una red de apoyo que perdure en el tiempo y les permita ejercer sus liderazgos, además dijo “No duden en hacer uso de la Fundación en esta tarea de construir confianzas, colaborar y transformarnos para construir juntos una sociedad más plena”.

Te invitamos a conocer la experiencia del Diplomado en Liderazgo Laboral a través del siguiente vídeo.

 

Programa de Aprendices

En el año 2009 una gran empresa dedicada al desarrollo de terminales de recepción, descarga, almacenamiento y recepción de gas natural licuado comenzó a desarrollar el Programa de Aprendices, en sintonía con el propósito de de generar instancias de vinculación con la comunidad donde se insertan sus operaciones. Así, este programa forma parte de un conjunto de acciones desarrolladas para promover el trabajo con la comunidad. 

El objetivo de este programa ha sido promover el desarrollo social y económico de las comunas donde la empresa tiene sus principales operaciones (Región de Valparaíso). Específicamente, este programa está dirigido a jóvenes de estas comunas, otorgando diversas herramientas de capacitación y formación para mejorar las oportunidades de empleabilidad. 

El programa de aprendices funciona de la siguiente manera: los jóvenes interesados en ser parte del programa deben pasar por un proceso de postulación y, luego de ello, entran a un programa de capacitación impartido por una institución de educación superior. Una vez terminada la capacitación, la empresa selecciona a un grupo de egresados para que trabajen en sus instalaciones durante un periodo de entre 6 meses y 1 año. Finalizado este periodo, los beneficiarios tienen la posibilidad de ser contratados directamente por la empresa o por empresas contratistas; esta oportunidad depende de la apertura de vacantes. 

Como principales resultados de la práctica se destaca, por un lado, que un 25% de los operadores de planta de la empresa son egresados del programa de aprendices, dando cuenta de la importancia del programa para la empleabilidad joven del territorio donde está inserta la organización. Por otro lado, este programa genera un fuerte compromiso de los trabajadores que provienen del programa con la empresa, lo cual puede tener efectos positivos en clima laboral, productividad y satisfacción laboral.

Estudio realizado por la Asociación Chilena de Seguridad:

Nuevos liderazgos femeninos son transversales a las distintas áreas de las empresas

El sondeo arrojó que un 14% de las trabajadoras en puestos altos se desempeña en departamentos de servicio de carácter legal, un 15% en gerencias de personas y un 18% está a cargo o trabaja directamente en áreas operacionales de su empresa.

 Atrás quedó la hipótesis de que los altos cargos con presencia femenina eran principalmente en áreas más “blandas” de la empresa, de acuerdo con el primer estudio «Liderazgo Ejecutivo Femenino en Empresas e Instituciones», realizado por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) y dado a conocer en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El sondeo –en el cual participaron 78 firmas medianas y grandes adheridas a la ACHS, que representan a 95.000 trabajadores en Chile– reveló que contrario a la creencia popular, no hay “cargos más femeninos”, ya que las mujeres ejecutivas operan transversalmente en las distintas áreas de las empresas y no están especializadas en una. De hecho, un 14% de las trabajadoras en puestos altos se desempeña en departamentos de servicio de carácter legal, un 15% en gerencias de personas y un 18% está a cargo o trabaja directamente en áreas operacionales de su empresa.

Otro punto relevante para destacar del sondeo es que las mujeres en cargos ejecutivos secundarios no sólo son más, sino que también son menores en edad que aquellas en altas gerencias. Esto lleva a concluir que existen señales de cambios culturales que podrían generar un aumento en la presencia femenina en altos puestos ejecutivos en un futuro cercano, ya que al no quedarse estancadas en posiciones de responsabilidad media,  sube el número de candidatas capacitadas y con experiencia para ascender en las empresas.

Finalmente, a partir de las respuestas, se observa que existen grandes oportunidades para implementar medidas y políticas que promueven el liderazgo femenino en las instituciones, como asimismo, para generar culturas empresariales más propensas a permitir que dichos liderazgos emerjan.

Una brecha profunda

Pero no todas son buenas noticias. El estudio también reveló que la brecha de género en altos cargos sigue siendo pronunciada, aunque decrece a medida que los cargos se alejan del ejecutivo principal. De hecho, aún existe baja participación femenina en los directorios y mientras más grande es una empresa, menor es la participación proporcional de ellas en sus mesas directivas. Éste es un factor relevante, pues el estudio también muestra que una mayor presencia de mujeres en el directorio está altamente correlacionada con una mayor presencia en cargos ejecutivos de primera línea (lo mismo sucede con los cargos de segunda línea cuando hay más mujeres en cargos de primera línea).

A ello se suma que la pandemia por COVID-19 ha contribuido en profundizar aún más las diferencias: Un 7% de los encuestados percibe que las mujeres han tenido más carga laboral, versus un 5% en el caso de los hombres; un 39% considera que ellas han tenido más trabajo en el hogar, mientras que en los hombres esta cifra cae a 1%; y un 7% considera que las mujeres han tenido más facilidades en la empresas por debajo del 14% que estima que los hombres han sido más apoyados por sus empleadores.

Sobre este punto, Patricia Yávar, gerente de Cultura y Talento de la ACHS comenta que “reconocemos el aporte e importancia de la participación de la mujer en los distintos niveles en las organizaciones, pero hay una brecha histórica en las posiciones de liderazgo. Estamos convencidos de que organizaciones y sociedades más inclusivas son también más prósperas y sustentables. En la ACHS, compartimos una mirada donde los liderazgos femeninos y masculinos son complementarios y no excluyentes, y esto lo dejamos plasmado en nuestra Política de Equidad, Inclusión y Diversidad que lanzamos en 2018”.

El sondeo también reveló que muchas instituciones encuestadas no tienen políticas que apunten a impulsar la participación laboral femenina en altos cargos; y un número significativo de aquellas que sí las tienen, no operan en la práctica perdiendo efectividad. Adicionalmente y a pesar de los avances, existe la percepción que las mujeres continúan siendo discriminadas: en una de cada tres instituciones, quienes respondieron la encuesta indican percibir que en igualdad de condiciones, la alta administración prefiere ascender a líderes hombres. Asimismo, sólo un 45% de los encuestados afirma que en su organización se promueve la conciliación entre trabajo y vida personal, lo que genera un mayor costo para el surgimiento de liderazgos femeninos. De hecho, un 32% de quienes respondieron considera como “algo común” que se les interrumpa en sus tiempos personales y un 52% afirma que se les exige trabajar más horas que las contratadas.

 

El próximo 18 de marzo se llevará a cabo la ceremonia:

Premio Carlos Vial Espantoso, Versión Especial 2020

A la luz de los recientes acontecimientos suscitados por la pandemia, el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 dirigido a Grandes Empresas se está realizando bajo la modalidad de una edición especial que, por primera vez en la historia de este reconocimiento, no premiará a una sola empresa, sino que distinguirá las mejores prácticas laborales implementadas en este nuevo contexto laboral. 

En esta oportunidad, queremos destacar las buenas prácticas que han implementado las empresas, con una mirada colaborativa y poniendo a los trabajadores en el centro del modelo de negocios. Queremos destacar que, para salir de esta crisis, la colaboración, el diálogo y la suma de todas las acciones de todas las empresas es lo que nos hará salir más fortalecidos. La ceremonia virtual está prevista para el próximo 18 de marzo.

A pesar de la crisis, y contra todo pronóstico, postularon 115 grandes empresas de todo el país, pertenecientes a los sectores de minería, energía, comercio, banca, manufactura, servicios, transporte, almacenamiento y comunicaciones, entre otros. Un 18% de las empresas participantes fueron de regiones.

Frente a esta nueva realidad, nos vimos obligados a adaptar los plazos, las etapas y la metodología del Premio Carlos Vial Espantoso. En la primera etapa del premio, las prácticas descritas por las empresas postulantes -275 prácticas laborales- fueron evaluadas internamente de acuerdo a una metodología sistemática realizada en conjunto con la Universidad Católica, que midió diagnóstico, objetivos, implementación e impactos.

El jurado – al igual que otros años – recibió un completo y exhaustivo informe a través del cual seleccionaron las prácticas más innovadoras, en las que resultaron finalistas las empresas: Núcleo Paisajismo; Nestlé; MM Marinetti; Caja Los Andes; Finning; Colbún; Melón; CCU; Metro; EY; ISA Intervial; Lipigas; Scotiabank; Carozzi; Prolesur y Puerto Valparaíso.

En esta edición especial, más allá de los cambios que implica la metodología de evaluación, se realizó un cuestionario muchísimo más reducido y simple, en orden de facilitar la participación de las empresas y adaptarlo al duro contexto que estamos viviendo. El cuestionario constó de 3 secciones que pusieron especial énfasis en la descripción de buenas prácticas implementadas para sobrellevar la crisis sanitaria. La idea, en esta instancia era buscar información interna en relación a la gestión de personas y relaciones laborales.

Durante los meses de diciembre y enero, las empresas que resultaron finalistas fueron entrevistadas a través de focus groups con distintos actores para conocer con mayor profundidad las prácticas descritas. Ahora, el equipo de la Fundación Carlos Vial Espantoso sistematizará la información recabada y le entregará un informe detallado al jurado, quien deberá seleccionar las prácticas destacadas en Seguridad y Age Management.

En esta edición especial, las prácticas desarrolladas por las empresas finalistas estuvieron enfocadas en temas, tales como: diversidad e inclusión, seguridad e higiene laboral, gestión del trabajo, comunicación, capacitación, integración de empresas contratistas, age management, teletrabajo y equilibrio entre trabajo y familia.

En esta crisis las empresas se han tenido que reinventar, no solo innovando para mantener su capital sino cuidando la seguridad, salud y calidad de vida de los trabajadores, por eso, en este momento tan adverso, creemos que no basta con premiar, sino que es un momento histórico para mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, asumir los desafíos, reconocer las brechas y establecer los pilares para que a través de colaboración y confianza puedan construirse nuevas y mejores soluciones.

¡El Covid-19!

Marcará un antes y un después, por eso, no vamos a dejar pasar la oportunidad de plasmar este momento histórico a través de un libro con las mejores prácticas laborales que han implementado las empresas para hacer frente a ésta crisis.
Hoy el mundo nos invita a reinventarnos, innovar, ser resilientes y empáticos. ¡
Ayudarnos y ayudar!

Hoy más que nunca, el mundo empresarial debe dar a conocer que sí es posible construir una nueva forma de hacer empresa, más consciente, más humana, que aporte con cimientos fuertes para la construcción de una mejor sociedad, que se sostenga en base al diálogo, al trabajo bien hecho, la productividad, la transparencia y el compromiso.

En este sentido, la Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso, María Isabel Vial, dijo que “Es un momento histórico, y no podemos perder la oportunidad de mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, reconocer las brechas y establecer los pilares para contribuir a la construcción de mejores empresas”.

¿Hacia dónde va el mundo laboral?

Los impactos de la pandemia se han presentado con fuerza en el mundo laboral por sus efectos en la salud de los trabajadores y el normal funcionamiento de las empresas. De esta forma, la crisis sanitaria que atraviesa Chile y el mundo han puesto en entredicho algunas certezas que se tenían en el mundo laboral, como la estructuración del trabajo y la participación de los trabajadores al interior de sus empresas. 

Este contexto nos ofrece la oportunidad de repensar el rol de las empresas, promoviendo mecanismos de participación innovadores para enfrentar la pandemia y el retorno laboral. Así, este contexto se transforma en un momento propicio para promover la colaboración y cohesión entre diversos actores al interior de las empresas, como también impulsar un rol más activo, acorde a las exigencias de los tiempos actuales.

Una de las prácticas más utilizadas por las empresas durante la pandemia ha sido la creación de comités de crisis, donde participa la plana mayor de las organizaciones junto a representantes de los trabajadores. Según cifras de la Encuesta de Dirigentes Sindicales 2020 de la Fundación Carlos Vial Espantoso, el 75% de los dirigentes encuestados señaló que la institución en la que trabaja conformó comité de crisis. Al mismo tiempo, el 74% de los dirigentes que participaron en la Encuesta de Dirigentes Sindicales señalaron que sus empresas habían implementado al menos una iniciativa propuesta por sus sindicatos. Ambas cifras levantadas por el estudio de la Fundación Carlos Vial Espantoso – aplicada en su mayoría a dirigentes de grandes empresas – muestran que la pandemia ha generado la necesidad de abrir espacios de diálogo en los que participen de forma efectiva los trabajadores.

Plan Mi Ciudad:

Integración con la Comunidad

En 2015 una gran empresa de la Región Arica y Parinacota, dedicada a atender necesidades orientadas a la logística de transporte terrestre, marítimo y aéreo, desarrolló la iniciativa Mi Ciudad para la Integración con la Comunidad. De esta forma, la empresa ha fortalecido su plan de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) orientado a fomentar el desarrollo sustentable con el entorno social, apuntando al compromiso con el medio ambiente y diversos grupos de interés que comparten el puerto.

El objetivo principal de este plan es la integración y vinculación de la empresa con el entorno que le rodea, pues esta empresa, además de cumplir un rol fundamental en la Región, mediante la creación de empleos y promoción de actividades económicas. De esta manera, se demuestra la importancia que tiene para esta empresa el establecimiento de “una relación cercana con la comunidad, estrechar lazos y lograr compromisos para el crecimiento de la región”. A su vez, esta práctica busca reforzar el engagement con sus colaboradores.

Concretamente, la empresa realiza actividades deportivas, culturales, educacionales y ligadas al medio ambiente. Por un lado, las actividades deportivas que ha desarrollado la compañía han sido el fomento del deporte y la vida sana en colegios vulnerables a través del apoyo con materiales e infraestructura, la realización de medias maratones abiertas a toda la comunidad, y el desarrollo de escuelas de fútbol. Por otro lado, las actividades culturales están orientadas al desarrollo de obras de teatro y festivales de cine abiertos al público, como también la apertura de las instalaciones de la empresa durante el día del patrimonio. Al mismo tiempo, las iniciativas educacionales han estado vinculadas a la realización de cursos de comercio exterior para estudiantes extranjeros, principalmente de nacionalidad peruana y boliviana, visitas a colegios y universidades para explicar el trabajo de la empresa y el impacto en la comunidad, y brindar capacitación a profesores y profesoras de educación primaria. Finalmente, como actividades ligadas al medio ambiente, la empresa desarrolló un libro infantil para fomentar el cuidado del medioambiente en la ciudad y la región y habilitó un espacio de reciclaje en la empresa, abierto a la comunidad. En estas actividades confluyen la comunidad y los trabajadores de la empresa, quienes participan voluntariamente en estas actividades.

De acuerdo a información brindada por la empresa en el marco del Premio Carlos Vial Espantoso para grandes empresas del 2017, esta práctica ha tenido como principal impacto fortalecer el compromiso de los trabajadores con la empresa. Este efecto es muy relevante, puesto que la experiencia internacional y nacional demuestra que la mejora en el compromiso de los trabajadores con la empresa viene acompañada de una mejora en el bienestar de los trabajadores, el fortalecimiento del clima laboral y un aumento en el desempeño individual.

Un equipo de trabajo con compromiso social:

Que impulsa mejores relaciones laborales al interior de las empresas

Joaquín Rozas, Director de Estudios de nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso, llegó a nuestra organización para implementar grandes aportes laborales en esta área. Es Cientista Político, Magíster en Sociología, con experiencia en investigación académica y consultoría sobre investigación política y social. Actualmente también se dedica a la docencia en la Universidad de Chile y la Universidad Alberto Hurtado. 

Políticas públicas, movilización social, metodologías de investigación y relaciones laborales son temas que siempre han sido de interés para Joaquín y aunque desde antes venía trabajando algunos de estos temas, es en la Fundación que ha conocido de cerca la realidad de las empresas al tener una relación directa con los actores que la integran.

Joaquín relató que siempre había querido trabajar en una organización social en donde pudiese aplicar desde las Ciencias sociales, enfoques específicos de estudio que le permitieran aportar a la construcción de una mejor sociedad. Desde que ingresó a la Fundación en el 2019, son varios los estudios que ha realizado en materia laboral, incluso a través de la Cátedra de Relaciones Laborales UC-Carlos Vial Espantoso, creada el año 2012 entre la Fundación Carlos Vial Espantoso y la Escuela de Administración UC.

En su trabajo como investigador dentro de la Fundación, ha podido constatar que hay un mínimo de condiciones necesarias para que en una organización se puedan gestar buenas relaciones laborales. Algunas las considera obligatorias y otras voluntarias. “Es fundamental que los trabajadores puedan acceder a contrato fijo, pago de imposiciones, cotizaciones de pensiones y salud, pero también a un seguro de accidente” dijo.

Otro de los aspectos fundamentales para generar un clima de buenas relaciones laborales al interior de las empresas, para Joaquín, es la flexibilidad y autonomía que deben tener los colaboradores en sus lugares de trabajo. “La autonomía es clave a la hora de trabajar, sobre todo en un ambiente adverso como el actual, en el que estamos, en la mayoría de los casos, trabajando desde la distancia. Pero para que resulte exitosa esta práctica, es necesario que los trabajadores organicen su tiempo, estructura de tareas y metas” puntualizó.

También, señaló la importancia de fomentar el desarrollo de carreras dentro de la empresa, para lo cual resaltó que es necesaria la capacitación. “Formar a los trabajadores los motiva, no solo porque les permite crecer profesionalmente sino también personalmente” Además explicó que, si esa formación permite a los trabajadores hacer carrera dentro de la empresa, por ejemplo, que las vacantes sean asumidas por esos mismos trabajadores generando mejores oportunidades al interior de la empresa, el impacto en las relaciones laborales será muy positivo. 

Finalmente, Joaquín instó a las empresas a generar feedback con todos los trabajadores, para darles la oportunidad de conocer sus objetivos alcanzados, los desafíos pendientes y las metas comunes como empresas. Resaltó que debe existir un correlato y reconocimiento, en dónde “Sí a la empresa le va bien, a todos los trabajadores también, y esto implica entre muchas cosas, la repartición equitativa de utilidades”.

En resumen, según el Director de Estudios, los componentes que una empresa debe tener para generar un clima de colaboración, confianza, respeto y diálogo en sus relaciones laborales son:

Seguridad Social

Flexibilidad

Autonomía

Capacitación continua

Desarrollo de carrera

Remuneraciones

Retroalimentación

Por otro lado, Joaquín invita a las empresas a medirse, no solo para reconocer lo que están haciendo bien sino para conocer sus oportunidades de mejora, compartir experiencias y ojalá, replicar entre las empresas lo mejor de cada una, para construir, desde los aprendizajes comunes, un mejor país. 

Y respecto a la Diversidad e Inclusión ¿Cómo se integran en las relaciones laborales?

Sobre este tema, contamos con la experiencia de Beatriz Roque, quien recientemente asumió el desafío de ser docente en la Universidad Diego Portales. Es investigadora del equipo de Estudios de nuestra Fundación. Tiene un Magíster en Ciencia Política mención Gobierno y Políticas Públicas y ha desarrollado diversos estudios sobre diversidad, inclusión y género.

Después de trabajar mucho tiempo en el área de investigación académica, Beatriz decidió llevar su conocimiento y metodología a proyectos más específicos para generar impactos en grupos focalizados. La mayoría de sus investigaciones en la Fundación Carlos Vial Espantoso tienen un foco en equidad de género y diversidad.

Beatriz considera que las barreras o los principales obstáculos que impiden el desarrollo de empresas más inclusivas o diversas se ubican en un plano informal. “En general las empresas no tienen barreras en su caracterización de cargo que impidan que las mujeres participen y se desarrollen al interior de la organización, tampoco a nivel político hay normativas establecidas que dificulten que las mujeres puedan participar en las instituciones, sin embargo, ocurren diversos obstáculos en la cotidianeidad del trabajo y de la vida en el hogar, que no permiten que hombres y mujeres se desarrollen en igualdad de condiciones” precisó.

Más adelante enfatizó que la falta de igualdad de condiciones que viven las mujeres para el desarrollo profesional, también ocurre con los migrantes, personas de pueblos originarios o personas en situación de discapacidad.

Beatriz insta a las empresas a instalar temas de diversidad e inclusión de manera forzada, ya que, para ella, los cambios culturales demoran mucho y es “necesario mover la aguja para poder generar los cambios que las empresas quieren y que el país necesita”. También señaló que los trabajadores tienen buena disposición frente a temas de diversidad e inclusión y que con diálogo y un plan estratégico pueden ir avanzando sobre estos temas, cada día más necesarios.

¿Qué necesitamos para impulsar la equidad de género?

“Necesitamos disposición y voluntad, pero también necesitamos medidas de acción afirmativa a través de las cuales las empresas promuevan mecanismos de equidad ¿Cómo? Incorporando a las mujeres en plantas altamente masculinizadas, por ejemplo. Estas medidas siempre tienen desafíos, en este caso se pueden generar discriminaciones, acosos sexuales, o que las condiciones aún no estén dadas (baños solo para hombre). Pero son medidas necesarias para disminuir las brechas de discriminación y generar los cambios culturales que nuestra sociedad necesita”.

Beatriz Roque