Entradas

Pensemos distinto, construyamos juntos

En unos días más tendremos la oportunidad que nos da la democracia de expresar mediante el voto nuestra voluntad sobre el futuro de Chile y, a través de este hito histórico podremos sostener una conversación sobre el país que hemos sido y el que queremos ser. Lo haremos en el contexto de un mundo que vive inmensas transformaciones y de cara a un país que enfrenta urgentes desafíos.

Este hito democrático, además, se enmarca en un diagnóstico extendido desde la ciudadanía a los liderazgos de múltiples sectores: es fundamental avanzar en un nuevo pacto social, que se construye mucho más allá de las urnas y que requiere de manera urgente, recoger los dolores y deseos de la ciudadanía, situándolos de una vez por todas en el centro de todos los debates.

Son tiempos muy difíciles. Por eso es más urgente que nunca mirar a Chile no desde el miedo, sino desde la esperanza. Una esperanza que incorpora las preocupaciones y malestares que sufrimos cotidianamente, pero que al mismo tiempo es consciente de que tenemos mucho por hacer y lograr juntos.

Esa ha sido nuestra experiencia. Durante los últimos seis meses, con la conducción de las universidades Católica y de Chile, y junto al respaldo de cientos de instituciones y organizaciones de la sociedad civil, promovimos y/o participamos en un masivo proceso de diálogo social, que puso a conversar sobre el futuro de Chile y a través de internet a miles de personas distintas y que no se conocían.

El resultado de esas miles de conversaciones todavía se encuentra en desarrollo. Pero dos aprendizajes ya han surgido con mucha fuerza.

El primero es que nuestras miradas sobre la sociedad son mucho más diversas de lo que creemos. Chile surge de estas miles de conversaciones como una comunidad muy heterogénea en nuestros orígenes, experiencias de vida, costumbres, preferencias políticas y visiones sobre nuestra sociedad. Somos un país, pero en él conviven incontables miradas, credos y realidades.

El segundo aprendizaje es que esa diversidad no es un problema, sino una gran fuente de riqueza, lo que comprenden las miles de personas con las que hemos conversado. No es fácil procesar esas diferencias. Muchas veces surgen conflictos, y así lo hemos experimentado en el proceso, pero eso no quiere decir que nuestras diferencias deban convertirse en divisiones.

 Por ello escribimos esta carta pensando en el día después del plebiscito, es decir el próximo 26 de octubre. ¿Será una jornada de triunfadores y vencidos? A nosotros nos gustaría que ese día le demos un impulso definitivo a la construcción de un mejor país, basado en la confianza y la convicción de que la inmensa mayoría de las chilenas y chilenos quiere lo mejor para todos y está abierta a buscar las múltiples formas de lograrlo. Y por sobre todo, dispuesta a realizar el trabajo de largo aliento que implica hacer cambios profundos para nuestra sociedad.

Una nueva realidad que asuma que podemos pensar distinto, pero que necesitamos construir juntos. Que comprenda que en escuchar y entender al otro hay una riqueza para crecer. Un futuro que sea elaborado no en base a un juego de quién acapara más poder, sino que a partir de un mandato ciudadano para construir un proyecto común en el que todas y todos nos sintamos parte.

Más información: acá.

Rol sindical en tiempos de pandemia: actores coinciden en la necesidad de fortalecer el diálogo al interior de las empresas

Este domingo se conmemora la muerte del destacado dirigente y ex diputado, Manuel Bustos. A raíz de esta fecha, Diario Financiero y la Fundación Carlos Vial Espantoso reunieron diversos actores del mercado laboral para debatir en torno a los desafíos sobre el diálogo. 

Este domingo es el Día del Dirigente Sindical, fecha que conmemora la muerte del destacado dirigente y ex diputado Manuel Bustos.

Para recordar esta fecha, Diario Financiero y la Fundación Carlos Vial Espantoso reunieron en un webinar a diversos representantes del mundo laboral para dialogar en torno al rol de los dirigentes sindicales en tiempos de pandemia. Rol que a raíz de la emergencia sanitaria ha demostrado ser un aliado de las empresas al momento de tomar decisiones, por ejemplo, en materia de seguridad laboral.

En la cita, que contó con la participación de la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, la dirigente sindical Carolina De Los Ríos; el empresario y fundador de Friosur, José Luis del Río; el diputado PPD Tucapel Jiménez; y Bernardo Larraín, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), los actores coincidieron en que es necesario dar continuidad a las instancias de diálogo que han surgido a raíz de la situación actual del país, destacando el rol que Bustos tuvo en la generación de diálogo.

La primera en plantear este tema fue la ministra Zaldívar, quien en su intervención dio un breve homenaje a la memoria que Bustos tuvo en la generación de diálogo. “No tuve la oportunidad de conocerlo, como si alguno de ustedes, pero lo que sé de él es que tenía una capacidad de diálogo destacable. El tema de diálogo es muy relevante. Acá creo que lo principal es partir en la conversación de verdad con el otro, algo que él hacía. Manuel Bustos tenía esa capacidad de diálogo, pero cuando había que defender ciertos puntos lo hacía con firmeza, porque no hay que confundir el diálogo, el ser dialogante, el querer convocar, con el ser tibio o dejar pasar cualquier cosa” comentó Zaldívar.

La necesidad de mantener una conversación constante entre los diversos actores de una empresa fue algo que también fue destacado por el fundador de Friosur. “El diálogo hay que tenerlo siempre. Diálogo como el que tuvimos en plena dictadura para ver cómo volvíamos a recuperar una democracia en la que las empresas iban a tener que funcionar, los trabajadores iban a tener que operar y ser representados y los empresarios también”, relató del Río. 

A juicio del empresario, las empresas son como una mesa con tres patas, “los dueños, los ejecutivos y los trabajadores. Todos ustedes saben que una mesa con dos patas se cae, por lo que las tres patas son indispensables. Si falta una no hay mesa”.

Larraín se sumó a este planteamiento y pidió que las empresas que han instaurado nuevas instancias de diálogo a raíz de la emergencia las mantengan en el tiempo. “Aquello que han hecho a raíz de la pandemia, déjenlo como una práctica permanente. El diálogo es algo necesario”, reiteró. Sin embargo, el timonel de Sofofa agregó que el diálogo y las conversaciones deben ser una materia que tenga una mayor institucionalidad.

“El diálogo siempre es importante, pero ¿Dónde se hace la diferencia? Cuando esto se sistematiza, cuando esto se institucionaliza, cuando no pasa por la buena voluntad del gerente, sino que cuando se generan espacios de diálogo frecuentes, institucionalizados de diálogo”, dijo el líder gremial.

Capacitación

Sin embargo, para lograr que el diálogo sea efectivo, los participantes del evento coincidieron en que es necesario contar con dirigentes capacitados. “Esta pandemia nos vino a cambiar muchos paradigmas que teníamos, como la tecnología. Sin duda que la tecnología es un ámbito que uno ve de manera tan lejana y tan fría, y nos ha venido a acercar a todos. Uno tiene que ir repensando siempre para poder usarlas de buena manera como lo estamos haciendo hoy día”. Destacó la dirigente sindical, Carolina De Los Ríos.

Su punto fue tomado por el fundador de Friosur, quien agregó que “ustedes dicen muy bien, que los dirigentes sindicales deben formarse y si me permiten, perdón que sea medio contestatario, creo que los empresarios y los ejecutivos tienen que formarse también, formarse a tener capacidad de diálogo, a entender que los trabajadores muchas veces tienen razón, más que nosotros. Para eso hay que ponerse de forma horizontal, como dice la ministra, a conversar y aprender”. 

El diputado PPD, Tucapel Jiménez, se mostró de acuerdo con estos planteamientos y señaló que también es necesario eliminar mitos y temores en torno a la sindicalización y sus dirigentes. “Cuando hay mayor sindicalización, cuando más trabajadores están sindicalizados, los conflictos disminuyen. Existen cifras que demuestran eso en los países desarrollados”, relató.

Al ser consultado de por qué en Chile la tasa de sindicalización es tan baja –actualmente bordea el 21%-, Jiménez apuntó a los efectos de la dictadura. “Dejó una reforma laboral que quitó fuerza y debilitó la figura de los sindicatos. 

Vía Diario Financiero

 

Resiliencia: el desafío de las empresas de hoy

Gran parte de la vida que solíamos tener, es imposible llevarla a la acción de la misma manera, lo mismo está sucediendo con las organizaciones, para sobrevivir se han tenido que reinventar… Te invitamos a descubrir la importancia de la resiliencia y su impacto en la actualidad

De cara a la emergencia sanitaria mundial por el COVID-19, la resiliencia se ha vuelto un factor imprescindible para el éxito de las compañías. Para darnos luces sobre este tema, entrevistamos a Ana Margarita Olivos, gerenta general de Humana Consultores, organización especializada en Dinámicas Organizacionales.

Humana es una consultora que promueve dinámicas resilientes con enfoque de género que impactan positivamente a equipos humanos y organizaciones, potenciando sus destrezas organizacionales para ponerlas a disposición de un negocio que puede crecer incluso en los contextos más complejos.

¿Qué significa la palabra: resiliencia? 

La palabra resiliencia viene del latín resiliere, que significa recuperarse. Tiene que ver, fundamentalmente, con la capacidad de adaptarse al entorno. Nuestro modelo de resilience toma este concepto como un oximoron, conjugando el quehacer de las empresas (su estructura, estrategia y procesos) y a las personas, quienes en forma coordinada deben ejecutar su plan de gestión de crisis, al mismo tiempo que se reinventan. En este contexto multivariado, la organización debe desplegar la contención emocional suficiente para desencadenar el propósito, la esperanza, los recursos económicos, las redes y la colaboración.

¿Cuáles son las principales cualidades o habilidades que definen a una persona resiliente?

Todos somos potencialmente resilientes. La resiliencia es una habilidad que puede desplegarse en cada uno de nosotros/as, requiere la habilidad de conocer las fortalezas propias, identificar el potencial en la grupalidad y la gestión de lo inesperado del contexto. Toda persona, que pueda identificar un propósito, que crea que es posible reinventarse y que conecta a su red de influencias/apoyo, podrá conjugar los ingredientes necesarios para reinventarse.

¿Pueden las empresas también ser resilientes? ¿Qué define a una empresa como resiliente?

La capacidad de reinventarse se potencia cuando las personas pueden sostener el proceso de reinventarse en la grupalidad. Los equipos son claves, pues despliegan las características necesarias para que las organizaciones sean capaces de reinventarse. Eso sí, requiere que procesos, estructura y líderes se atrevan a permitirlo. 

A propósito del Covid-19 ¿Cuál ha sido la relevancia de la resiliencia?

A partir de la crisis sanitaria nos encontramos con la triste evidencia que las empresas no han planificado sus crisis. No hay planes de contingencia y existe escasa formación al respecto. Las empresas trataron de adaptarse basadas en la continuidad operacional, sin un despliegue claro de propósito y, finalmente, han tendido a rigidizar sus exigencias laborales. La experiencia nos ha demostrado que la continuidad operacional de las industrias exige dar contención emocional a los equipos, dar respuestas diversas a distintas situaciones, hacerse cargo de la conciliación del trabajo con la vida personal y familiar -más que nunca-, abordar el teletrabajo en serio, entre otras. En síntesis, han salido a la luz una serie de improvisaciones que nos develan que no existía una cultura en torno al tema. 

En la otra cara, ha sido reconfortante fortalecer la cultura colaborativa de las empresas, creando cadenas virtuosas de apoyo mutuo, robusteciendo redes de contacto, tomando decisiones oportunas que les han permitido adaptarse al nuevo escenario. Contener emocionalmente a las personas ha sido clave, ya que deriva en la creación de un sentido de comunidad que permite a todo el grupo de trabajo “sostener el buque” y que toda la responsabilidad no descanse sólo en algunos. 

¿Qué acciones específicas desde la resiliencia, ayudan a mitigar el impacto de la crisis?

No hay capacidad de reinventarse si insistimos en no planificar nuestras crisis y no fortalecer nuestros equipos de gestión de crisis. Habiendo considerado aquello, el llamado es a cuestionarse la forma tradicional de trabajar y utilizar la crisis para reinventarse, generando aprendizajes de las adaptaciones que se han ido implementando. El cambio no vendrá de líderes que quieran controlar la incertidumbre, nacerá desde los equipos de trabajo que sean capaces de crear, promover y difundir el propósito de su organización, y de organizaciones que lo permitan.

¿Cuáles son los pasos a seguir para lograr la resiliencia? Tanto en la persona como en las organizaciones.

Planificar la gestión de crisis, e implementar el propósito organizacional, traducido en el sentido que le doy a mis acciones/decisiones y los espacios reales para generar la capacidad adaptativa y creativa que exige el contexto. No podemos seguir esperando volver a la “normalidad”, tenemos que crear una nueva.

 

 

Resiliencia Organizacional en Tiempos de Pandemia

La gestión de una crisis es parte del ciclo de vida de una empresa, y poder superar con éxito la emergencia que actualmente estamos viviendo, requiere ciertas capacidades, tales como: la resiliencia.

Alguna vez nos hemos preguntado qué tan vulnerable son las empresas frente a cambios abruptos, qué pasaría si perdemos nuestra posición competitiva en el mercado, estamos preparados para aguantar cualquier tipo de impacto con repercusiones mínimas en la rentabilidad de la organización…

El pasado viernes 14 de agosto, se llevó a cabo el webinar: Resiliencia Organizacional en Tiempos de Pandemia, que contó con la participación de Ana Margarita Olivos, gerenta general de Humana Consultores, psicóloga y máster en ciencias de la Dinámica Organizacional. En el encuentro habló sobre las principales habilidades que requieren las empresas para gestionar, mitigar y sobreponerse a los desafíos actuales.

Olivo señaló que la resiliencia no es más que la capacidad que tenemos de recuperarnos. El término fue utilizado por primera vez como una forma para comprender las formas no lineales y los procesos a través de los cuales los ecosistemas se auto-mantienen y persisten frente a perturbaciones y cambios.

La capacidad de reinventarse tiene dos principios fundamentales. Según la especialista: se despliega de mejor forma si existe un plan de gestión de crisis planificado previamente y se debe implementar al mismo tiempo que la gestión de la crisis. Olivo indicó que son los eventos inesperados los que a menudo ponen a prueba nuestra resiliencia y que en ningún caso se puede ignorar la incertidumbre, porque aumenta la gestión de riesgos.

“Adecuarse al nuevo escenario empresarial puede revitalizar o provocar el fin de la vida de una empresa” dijo Olivo. Frente al escenario actual, los líderes de las organizaciones están llamados a transmitir el propósito y cultivar las confianzas, aunque no todos los líderes se atreven a invertir o implementar soluciones distintas para darle un nuevo aire al negocio

Por eso, la experta nos invita a implementar programas que promuevan la resiliencia ¿Cómo podemos empezar?

Monitoreando la salud física y emocional de los trabajadores

Estableciendo una comunidad de soporte

Alinear nuevos sistemas de trabajo

Colaborar en la reinvención

Para nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso, es importante entregar herramientas a los trabajadores y a los equipos de recursos humanos para poder navegar la incertidumbre a la que estamos expuestos. En la actividad, la presidenta ejecutiva de nuestra Fundación, María Isabel Vial, dijo “tenemos que sacar lo mejor de nosotros mismos, apoyar a los trabajadores en lo que necesiten, trabajar en equipo y en colaboración”. Aprender de los errores y volver a levantarse es una habilidad esencial en estos días.

Para mayor información, visita la siguiente presentación: RESILIENCIA.

 

 

El trabajo en la emergencia sanitaria

La llegada del COVID-19 está causando estragos en los mercados laborales de todo el mundo. Diversas iniciativas y medidas de emergencia se han implementado desde los países para estimular la economía, apoyar a los trabajadores y garantizar los recursos de vida.

El mercado laboral, hoy más que nunca, se presenta complejo y desafiante, por eso, desde nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso, creemos fundamental levantar información referente a la pandemia para conocer los principales desafíos desde la propia mirada de los trabajadores. Es así, como entre el 22 de abril y el 5 de mayo, realizamos el estudio “El trabajo en la emergencia sanitaria COVID-19”, que consistió en una encuesta online auto-aplicada anónima a personas mayores de 18 años que viven en Chile, en la que participaron 1.250 trabajadores de todo Chile.

En ese sentido, el pasado jueves 18 de junio, se llevó a cabo un encuentro virtual en el que se expusieron y analizaron los principales resultados de la encuesta, realizada en el contexto de crisis sanitaria. La primera etapa de la actividad estuvo liderada por Joaquín Rozas y Beatriz Roque, investigadores de la Fundación Carlos Vial Espantoso, quienes mostraron los resultados más destacados. Así mismo, la actividad contó con la participación de Isabel Garreaud, especialista en comunicaciones y Javiera Reyes, especialista en sociología. 

En el webinar, Joaquín Rozas y Beatriz Roque, líderes de la encuesta, expresaron que el estudio tuvo el propósito de conocer cómo el trabajo y las relaciones laborales se han visto afectadas por la crisis sanitaria que atraviesa el país. Indicaron que el 66% de los encuestados se encuentra actualmente con empleo o cuenta con alguna actividad, empresa o emprendimiento que le proporcione un pago remunerado, lo que equivale a 820 encuestados y que el 34% de la muestra se encuentra sin empleo o actividad que le proporcione un pago remunerado.

Respecto a la región de residencia de los encuestados con empleo o alguna actividad remunerada, el 64.1% reside en la región metropolitana, mientras un 34.4% reside en otras regiones. Las regiones que cuentan con una mayor proporción de encuestados con empleo o actividad remunerada son Valparaíso (8.5%), Antofagasta (5.4%), Biobío (4.9%) y O’Higgins (3.2%).

En el estudio los encuestados señalaron cuáles fueron las medidas adoptadas por las empresas o instituciones en las que trabajan. Un 69% de los encuestados declara que su empresa adoptó la modalidad de teletrabajo como medida de prevención, un 42% dice que hicieron reestructuración de horarios laborales o turnos y un 13,7% declara que sus empresas han suspendido la relación laboral, realizado despidos o disminuido los sueldos. En ese sentido, un 59% de los encuestados indicaron que ha sido una experiencia muy agradable, sin embargo, un 41% declara que el teletrabajo ha sido una experiencia no tan agradable.

En medio de la crisis, la comunicación se vuelve fundamental en las organizaciones ¿cómo escuchar a los trabajadores? ¿hacerlos partícipes de las decisiones? ¿contener sus emociones y apoyarlos? Uno de los focos de la encuesta midió la posibilidad de los trabajadores para poder de expresar sus puntos de vista y sentimientos ante las medidas llevadas a cabo por la empresa para afrontar la crisis sanitaria, al respecto un 66% de los encuestados sostienen que han sido tomado en cuenta “en gran medida y buena medida”, mientras que un 34% sostienen se ha realizado en “alguna o pequeña medida”.  

A través del estudio, se puede sostener que las preocupaciones en torno a la crisis varían de acuerdo al tipo de puesto de trabajo de los encuestados. Los trabajadores de nivel base les preocupa mayoritariamente que su familia y ellos se contagien, como también la posibilidad de perder el empleo. Al mismo tiempo, la situación es bastante similar en el caso de los trabajadores de nivel medio. Sin embargo, las preocupaciones cambian para los encuestados de nivel gerencial y alta gerencia: donde las preocupaciones están en que el negocio, empresa o emprendimiento no quiebre, además de la posibilidad de contagiar o que se contagien familiares, reduciéndose la importancia de perder el empleo, particularmente en el caso de trabajadores de alta gerencia.

 

Por dónde seguimos…
Isabel Garreaud

“El estudio nos revela que hay preocupaciones y hay asociaciones que hacen las personas que son bastantes parecidas, ahora lo importante desde las empresas es ¿cómo hacer desde las gerencias para levantar esa información y poder tomar mejores decisiones? Las organizaciones están llamadas a conocer las necesidades y preocupaciones que tienen sus trabajadores para tomar decisiones pertinentes. En este estudio hemos visto buenas prácticas aplicada en el contexto de crisis sanitaria –en la mayoría de los casos-, pero ¿qué sigue más adelante?  

Tenemos, por ejemplo, un 29% de personas haciendo teletrabajo, que no han recibido apoyo tecnológico por parte de sus organizaciones, también, ha quedado claro que el rol de la mujer que hacer teletrabajo es más complicado, porque se le suman otras tareas… En este sentido, es bien difícil trabajar de manera satisfactoria el teletrabajo si no tenemos las mejores condiciones. Aquí, el rol de recursos humanos es clave a la hora de tomar acciones y recursos, y los criterios deben ser distintos, porque las necesidades van a cambiar en los trabajadores, por eso, mejor consejo: recoger información, sistematizarla y aplicarla, generando condiciones óptimas y espacios de encuentro.  

El rol que juegan los líderes en este espacio de vulnerabilidad también es importante, y toma mayor relevancia. En un contexto tan inusual como el actual, los líderes están súper exigidos en las decisiones, en la gestión y en la planificación, pero deben flexibilizar su rol entendiendo que estamos en una situación de vulnerabilidad. Este estudio nos invita a escuchar y preguntarnos ¿en qué podemos ayudar?”

 

¿Qué nos plantea la crisis?
Javiera Reyes

La crisis sanitaria es una revolución a fuerza, ha hecho que muchas cosas que se estaban pensando a largo plazo se aceleren no solo de manera inmediata sino global. El desafío ha sido que estamos obligados a tomar acciones en el menor tiempo posible, sin embargo, en la encuesta vemos que las empresas están reaccionando. Están implementando políticas adaptativas interesantes, con cierta rapidez y, en su mayoría, los trabajadores las están valorando.  

También en la encuesta es notable observar que hay empresas que la están pasando peor que otras. Las industrias más rígidas, menos flexibles, con trabajos más manuales les está costando adaptarse a los nuevos cambios impuestos en el modo de trabajar. También se han visto afectados aquellos trabajadores que está obligados, por sus funciones, a estar en primera línea.  

Y respecto al teletrabajo, hay una percepción distinta entre hombre y mujeres. Vemos un gran problema de permanencia de roles de género en el trabajo doméstico y en el cuidado de los hijos, razón por la cual, las mujeres están expuestas a mayor estrés. Pasa que las empresas más feminizadas, como por ejemplo el área de la salud o la docencia, se pueden ver más afectadas, incrementando así las tasas de licencia médica por estrés. En contraposición a esto, las empresas más masculinizadas tienen mejor valoración del teletrabajo, porque tienen menos responsabilidad doméstica y del cuidado del hogar, pero esto nos invita a ser solidarios. Darnos cuentas como empresas que somos parte de este mapa social productivo.

 

7mo encuentro virtual del COVID-19 en las PYMES:

Marketplace: Un nuevo lugar de ventas

El mundo venía cambiando, pero con la crisis actual los cambios se aceleraron y las empresas han tenido que reinventarse y adaptarse a la nueva realidad que el mundo vive. Ya algunas organizaciones venían implementando distintas modalidades de venta, pero dado el contexto actual, estos canales tomaron mayor relevancia.

Marketplace es uno de los canales de venta que mayores resultados ha dado en los últimos meses. Es una plataforma digital que conecta compradores con vendedores para que realicen transacciones comerciales a través de un único canal de comunicación, ofreciendo así una gran variedad de productos. El marketplace actúa como intermediario en el proceso de compraventa, con distintas tarifas o comisiones para los vendedores, lo que permite a los usuarios seleccionar según sus intereses personales el producto de interés.

Para ampliar detalles sobre esta nueva forma de vender, nos acompañó el pasado miércoles 17 de junio, Daniel Güell, gerente de transformación digital y comercio electrónico en CENCOSUD, en el webinar: Marketplace, un nuevo lugar para las ventas.

En la actividad, Güell señaló que los marketplace son un ejemplo de multicanalidad, donde diferentes sellers pueden ofrecer su mix de productos o servicios por medio de sus canales tradicionales al mismo tiempo que por el operador de marketplace. También resaltó que el surgimiento de los marketplaces digitales, se debe a las grandes ventajas que tienen las plataformas online por sobre los formatos físicos, tales como: libre límite geográfico y de tiempo, experiencia de compra, mayor variedad de productos y menores costos.

“Los compradores online pueden acceder a estos marketplaces para consultar el catálogo de varias marcas, realizar búsquedas por tipo de producto, precio y multitud de palabras clave. Su mayor atractivo es realizar comparaciones rápidas desde una misma página web” dijo. Sin embargo, Güell resaltó que pese a todas las ventajas que ofrece, también es un lugar muy competitivo, pues normalmente los vendedores deben pasar un proceso de selección, cumplir con requisitos en su contenido de producto publicado y atraer clientes entre muchos competidores y sin mucho nivel de personalización.

Si quieres conocer mayores detalles sobre este tema, te invitamos a ver el siguiente vídeo.

SCV Solutions obtuvo el Premio Pyme Carlos Vial Espantoso en la categoría pequeña empresa:

SCV es cercanía y buen clima laboral

SCV Solutions, empresa dedicada a la venta y distribución de herramientas y maquinarias industriales, se hizo merecedora del Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2019 en la categoría pequeña empresa. Esta organización -donde prima el diálogo, el respeto y la confianza- destacó por su cercanía y buen ambiente laboral.

Se trata de una empresa familiar en la que se han desarrollado distintas iniciativas en el área de gestión de personas que ha mejorado significativamente la vida de sus trabajadores, como, por ejemplo, préstamos sin intereses, programas de formación y reubicación por automatización, alta participación de mujeres en un rubro que ha sido dominado por hombres y oportunidades de crecer profesionalmente. 

Los trabajadores tienen en promedio una antigüedad de 6 años –el mismo tiempo que lleva de fundada la empresa-, y presentan una muy baja tasa de ausentismo. 

Te invitamos a conocer de la mano de Jaime Balboa, fundador de SCV, su historia: 

– ¿Cómo nació SCV?
– Todas las personas tenemos distintos sueños y metas, en nuestro caso, y me refiero a nuestro caso porque se trata de un sueño familiar, SCV nació como una empresa de venta y distribución de maquinarias que quería tener cercanía con sus colaboradores, formar un equipo que pudiera ser el motor principal de la compañía, empatizar con ellos, darles la oportunidad de tener calidad de vida y ser un aporte a nuestro entorno y al país.

– ¿Qué distingue a SCV de otras empresas del mismo rubro?
– Creo que lo principal, es lo muy bien complementado, consolidado y comprometido que está el equipo, hay un muy buen clima laboral. Los trabajadores están motivados y felices, se sienten comprometidos y motivados porque son parte del crecimiento de la empresa. 

– ¿Qué significan los trabajadores para la empresa?
– Para SCV los trabajadores son su principal objetivo, son ellos quienes hacen posible que la empresa exista. Son quienes desarrollan todas las gestiones que realiza la empresa, sin ellos SCV no tendría sentido.

– ¿Cuál fue la principal motivación que les hizo postular al Premio?
– Nos motivó postular al Premio PYME Carlos Vial Espantoso para poder obtener el informe que entregan y en el que podemos evidenciar las fortalezas y oportunidades de mejora en la gestión de personas. Estamos convencidos de que medirse es crecer, cuando podemos mirarnos es cuando más podemos crecer y desarrollarnos. Ganarnos el Premio nos llena de orgullo, no solo porque es un Premio con prestigio y muy reconocido sino porque es una muestra de que lo estamos haciendo bien. 

– ¿Cuál fue el aporte más significativo del informe que recibieron?
– El informe es muy completo y permite además poder compararse respecto de otras empresas, incluso del mismo rubro. Tener un informe que te dice en qué vas bien y en qué puedes mejorar es significativamente valioso. Así vemos si el objetivo con el cual fue creado SCV se está cumpliendo y podemos incorporar cambios que nos ayuden a fortalecer nuestra gestión de personas. 

– ¿Cuál es la práctica en gestión de personas más valorada por sus trabajadores?
– La cercanía es la práctica más valorada por los trabajadores. Los consideramos parte del proyecto, es un sueño común, la idea es crecer todos juntos. Nuestro norte es que las personas que trabajan en SCV estén felices. 

– ¿Qué sienten al ser ganadores el Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2019?
– En el proceso de cierre del Premio PYME Carlos Vial Espantoso me tocó estar fuera de Chile. Fueron mi esposa y mi hija quienes estuvieron presentes en las últimas instancias. Al enterarme que ganamos el Premio sentí orgullo y una gran alegría, sobre todo por el equipo, gracias a ellos esto fue posible. 

– ¿Hacia dónde se proyectan como empresa?
– Creemos que debemos avanzar con cautela, pero con persistencia. Ya cumplimos un año de nuestra filial en Perú y el desafío es seguir expandiéndonos. Nuestro futuro será el resultado de nuestras gestiones actuales, por eso seguimos comprometidos con nuestros trabajadores, ellos son el corazón de la empresa. 

Este año se inscribieron 272 empresas de todo el país:

PYMES que promueven buenas relaciones laborales

Falta muy poco para conocer a la pequeña y mediana empresa que se alzará con el Premio Pyme Carlos Vial Espantoso.  

El pasado miércoles 02 de octubre, se llevó a cabo por primera vez, en el marco del Premio Pyme Carlos Vial Espantoso, el taller de Pitch y comunicaciones para reforzar la estructura de presentaciones de cierre de las empresas finalistas, que fue conducido por Fabián Schiaffino, director ejecutivo de Fundación Mapocho.

El taller fue una oportunidad para que las empresas finalistas compartieran sus prácticas más destacadas en gestión de personas, lo que permitió que cada organización se nutriera de las experiencias y vivencias de sus pares.

¿Qué me diferencia de otras empresas? ¿Por qué las personas son importantes en mi empresa? ¿Capacito a mis trabajadores? ¿Qué oportunidades ofrezco a los trabajadores para su crecimiento profesional y personal? ¿Tengo relaciones de colaboración y confianza en la organización? Estos fueron varios de los planteamientos abordados durante el taller.

Schiaffino entregó algunos tips comunicacionales con la finalidad de orientar a las empresas finalistas a comunicar de mejor manera y a hacer parte de su propuesta de valor, sus prácticas más destacadas en gestión de personas.

Las empresas que participan mejoran sus relaciones laborales porque se hacen conscientes de la importancia de situar a la persona en el centro del modelo de negocio; fortalecen relaciones de confianza, diálogo y colaboración, alcanzan buenas políticas de seguridad en el trabajo, elevan la gestión de la empresa y de sus trabajadores y se hacen más sustentables y productivas.

El próximo 11 de octubre conoceremos las empresas ganadoras y el 16 de octubre se llevará a cabo la ceremonia de entrega de premiación.

Si quieres asistir al evento, te invitamos a registrarte acá: Premio Pyme Carlos Vial Espantoso.

 

 

 

5 razones por las que hay que potenciar el Liderazgo en el trabajo

El mercado es cada día más competitivo, nuevas formas de relaciones humanas se están gestando, la tecnología genera una dinámica distinta y el público es cada vez más exigente. Las empresas ya no son las mismas y los trabajadores tampoco… ¡Tienen nuevos intereses, desafíos y necesidades!

¿Por qué debo comunicarme mejor?, ¿es cierto que la tecnología está desplazando a los trabajadores?, ¿en mi lugar de trabajo somos inclusivos?, ¿en qué me beneficia o afecta la reforma laboral?, ¿qué son relaciones laborales de excelencia?, ¿puedo tener un diálogo transparente con mi jefe?, ¿por qué el liderazgo es importante en mi trabajo?, ¿estoy preparado para hacer frente a los nuevos desafíos del mercado laboral?

La Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Chile realizan el Diplomado en Liderazgo Laboral, a través de la cual son despejadas éstas y otras dudas. Es un programa de formación laboral ideal para comprender el entorno económico, social, político y legal en el que se desarrolla la actividad empresarial; para compartir experiencias y conectar desde las diferentes vivencias; para adquirir nuevos conocimientos y habilidades y construir un liderazgo más efectivo; para generar redes profesionales que permitan la consolidación en el trabajo. Además, este año, a la luz de los grandes desafíos del mercado laboral, fueron incorporados temas como: automatización, reconversión laboral, teletrabajo, inclusión, reforma laboral, inteligencia artificial, entre otros.

Te invitamos a conocer, las cinco razones por las cuáles es importante potenciar el liderazgo:

Mayor comprensión del entorno laboral: es importante conocer la realidad del mercado laboral, sus desafíos y cómo abordarlos. En la medida en que se conozcan temas como inclusión, adaptabilidad, reforma laboral, teletrabajo, diversidad e inteligencia artificial, más fácil será tener una gestión de éxito en el trabajo.

Herramientas y habilidades: Hoy en día para estar en la vanguardia, es necesario estar al día con las nuevas competencias y conocer los avances de las herramientas como tecnología, contabilidad, economía, redes de comunicación, entre otros.

Liderazgo más efectivo: Todas las personas tenemos dificultades para trabajar en equipo, lo que nos diferencia es la forma de enfrentarlos. Trabajar en equipo implica aplicar inteligentemente nuestras capacidades, aprovechando las potencialidades propias y de nuestros compañeros.

Compartir y conectar experiencias: ¡Cuánto se puede aprender de las experiencias de otros! El compartir y conocer las historias de los pares genera nuevos conocimientos, interpretaciones y evolución que permiten mejorar los entornos. También sirve para conectar y generar redes.

Mejores relaciones laborales: En la empresa conviven distintas miradas sobre la forma de abordar las necesidades y los problemas, que no siempre son capaces de conversar y de entenderse. Al realizar el Diplomado de Liderazgo Laboral darán un paso importante para tener una postura que se transmita de manera profesional y abierta al diálogo.

La Fundación Carlos Vial Espantoso está convencida de que cuando el trabajador está al centro del modelo de negocio, se desarrollan espacios de colaboración para que las distintas visiones y miradas desde los grupos de interés dentro de la empresa tengan cabida. Cuando existe entendimiento entre las partes, las empresas pueden agregar valor a su gestión a través de planes de acción donde se busque conjuntamente el incremento de la productividad y el bienestar de las personas.

El Diplomado se llevará a cabo en la Región de Antofagasta y tiene una extensión de 100 horas presenciales. Los profesores que dictan las clases son del MBA UC. El programa parte en octubre de 2019 y culmina en abril de 2020. Tiene un costo de 81 UF, sobre las cuales contamos con descuentos especiales.

Para mayor información, contacta a: Dayne Rosales al correo drosales@fundacioncarlosvial.cl / +562 2993 2708.

Wilug, empresa ganadora del Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2017, un ejemplo para las Pymes del país

Elevar la gestión de la empresa y la de los trabajadores a través de la creación de lazos de confianza y colaboración parece ser uno de los puntos centrales para que las empresas tengan buenas relaciones laborales.

 

Wilug es una empresa familiar, fundada en el año 1989, especializada en la ingeniería, diseño, montaje y mantención de proyectos para la protección y control de incendios, manejo de fluidos, hidráulica, mecánica y neumática general, además de brindar capacitación y entrenamiento en la materia.

Su misión es proteger la vida, los bienes y la continuidad de las operaciones de sus clientes mediante soluciones integrales de seguridad con calidad certificada. Crean valor, promoviendo un trabajo seguro, eficiente, responsable y comprometiéndose con los resultados de sus clientes. Desde su origen han mantenido la visión de hacer las cosas de una manera técnica y profesional, lo que se refleja en su historia: en 1995 ya contaban con correo electrónico y sitio web, en el año 2000 fueron certificados con la ISO 9001 y se han preocupado constantemente de importar maquinaria actualizada, incorporar nuevas tecnologías e innovar en sus procesos, lo que la ha situado como protagonista en más de una ocasión en comparación con otras industrias de su rubro.

Para Wilug las personas siempre han sido un aspecto clave para el éxito de la empresa, es por esto que su gestión de personas se ha enfocado en entregar calidad de vida. Actualmente cuentan con 154 trabajadores, a quienes brindan espacios de desarrollo profesional y bienestar personal, con el fin de atraer y retener a sus talentos.

Entrevistamos a Luiggi González, gerente general de Wilug,  quien es Ingeniero Civil Industrial y Experto Profesional en Prevención de Riesgos con especialidad en Diseño contra Incendios, Sistemas de Rociadores, Sistema Detección y Alarma, Código de Seguridad Humana y en Gestión de Carteras de Inversiones. Él nos cuenta como fue su proceso de postulación al Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2017 y el impacto que generó en su organización.

¿Cómo se enteraron del Premio PYME Carlos Vial Espantoso?
Siempre estamos en la búsqueda de nuevas prácticas y métodos que nos permita desempeñar nuestro trabajo de la mejor forma y de esta manera agregar valor a nuestros clientes y en esa búsqueda nos enteramos del Premio. Recuerdo que recibimos un Mailing que tenía las indicaciones para postular, así que nos decidimos y participamos.

¿Qué los impulso a decidirse por postular al Premio PYME Carlos Vial Espantoso?
Siempre estamos en la búsqueda de hacer el trabajo de una forma distinta.
Nos pareció sumamente interesante la oportunidad de recibir un detallado diagnóstico de nuestras relaciones laborales y ver desde una mirada distinta nuestra fortalezas, oportunidades y desafíos. Somos una empresa de servicio distinta porque nos ocupamos de las personas, entendemos que son clave para nuestra organización, y en este sentido sabíamos que el Premio nos aportaría una mirada distinta de la que teníamos.

¿Qué rol cumplen las personas en el desarrollo de Wilug?
Son el corazón de nuestra organización. Las personas son importantes en nuestro modelo de negocio, nuestro negocio depende de ellas, son quienes marcan la diferencia en el servicio que prestamos, por eso hemos impulsado iniciativas que buscan abordar temas de clima, de satisfacción y retención a partir de nuestras capacidades. Entendimos que no todo es dinero, muchas veces surgen iniciativas que permiten a las personas valorar la organización porque mejoran su calidad de vida.

¿Qué prácticas innovadoras aplican actualmente en la gestión de personas?
Hemos impulsado prácticas de conciliación, políticas de permiso para trámites personales en donde esos días utilizados no son descontados, cada 15 días los trabajadores laboran medio día, la organización cuenta con un gimnasio, generamos convenios con organismos y universidades a los cuales nuestros trabajadores pueden tener acceso a asesorías o cursos gratuitos en su ámbito de interés. Hemos entendido que las personas pueden valorar a una organización porque se hace cargo de las dificultades que tienen. Somos una PYME y, por tanto, tenemos limitaciones propias de ella, pero, hemos sido creativos para contrarrestar las dificultades y hemos sumando nuestros esfuerzos en generar prácticas que sean atractivas para las personas. El Premio nos entregó algunas ideas que nos ayudó a reforzar nuestras prácticas.

 ¿Qué significó para Wilug ser ganadara del Premio Pyme Carlos Vial Espantoso?
De partida, es un reconocimiento que está instalado en el país y en la industria y que tiene un prestigio importante en las empresas del país. Para nosotros, habernos ganado el Premio es un orgullo, no solo por la importancia que representa el galardón en sí mismo, sino que conlleva unos requisitos bastantes exigentes y quienes evalúan son profesionales competentes y con vasta experiencia. Dada la exigencia nos sentimos muy felices y orgullosos.

 ¿Cuál fue el principal aprendizaje de postular al Premio Pyme Carlos Vial Espantoso?
Nos ayudó a poder vislumbrar que las políticas de incentivos que teníamos no podían ser simétricas para todos nuestros trabajadores sino que teníamos que generar una mirada distinta en función de la colaboración y la responsabilidad. Entender que no necesariamente todos los incentivos son simétricos para todos nos dio la oportunidad de buscar mecanismos que fueran más atractivos para todos. Y otra de las cosas que nos aportó fue reforzar nuestra política de conciliar vida y trabajo.