Entradas

Rol sindical en tiempos de pandemia: actores coinciden en la necesidad de fortalecer el diálogo al interior de las empresas

Este domingo se conmemora la muerte del destacado dirigente y ex diputado, Manuel Bustos. A raíz de esta fecha, Diario Financiero y la Fundación Carlos Vial Espantoso reunieron diversos actores del mercado laboral para debatir en torno a los desafíos sobre el diálogo. 

Este domingo es el Día del Dirigente Sindical, fecha que conmemora la muerte del destacado dirigente y ex diputado Manuel Bustos.

Para recordar esta fecha, Diario Financiero y la Fundación Carlos Vial Espantoso reunieron en un webinar a diversos representantes del mundo laboral para dialogar en torno al rol de los dirigentes sindicales en tiempos de pandemia. Rol que a raíz de la emergencia sanitaria ha demostrado ser un aliado de las empresas al momento de tomar decisiones, por ejemplo, en materia de seguridad laboral.

En la cita, que contó con la participación de la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, la dirigente sindical Carolina De Los Ríos; el empresario y fundador de Friosur, José Luis del Río; el diputado PPD Tucapel Jiménez; y Bernardo Larraín, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), los actores coincidieron en que es necesario dar continuidad a las instancias de diálogo que han surgido a raíz de la situación actual del país, destacando el rol que Bustos tuvo en la generación de diálogo.

La primera en plantear este tema fue la ministra Zaldívar, quien en su intervención dio un breve homenaje a la memoria que Bustos tuvo en la generación de diálogo. “No tuve la oportunidad de conocerlo, como si alguno de ustedes, pero lo que sé de él es que tenía una capacidad de diálogo destacable. El tema de diálogo es muy relevante. Acá creo que lo principal es partir en la conversación de verdad con el otro, algo que él hacía. Manuel Bustos tenía esa capacidad de diálogo, pero cuando había que defender ciertos puntos lo hacía con firmeza, porque no hay que confundir el diálogo, el ser dialogante, el querer convocar, con el ser tibio o dejar pasar cualquier cosa” comentó Zaldívar.

La necesidad de mantener una conversación constante entre los diversos actores de una empresa fue algo que también fue destacado por el fundador de Friosur. “El diálogo hay que tenerlo siempre. Diálogo como el que tuvimos en plena dictadura para ver cómo volvíamos a recuperar una democracia en la que las empresas iban a tener que funcionar, los trabajadores iban a tener que operar y ser representados y los empresarios también”, relató del Río. 

A juicio del empresario, las empresas son como una mesa con tres patas, “los dueños, los ejecutivos y los trabajadores. Todos ustedes saben que una mesa con dos patas se cae, por lo que las tres patas son indispensables. Si falta una no hay mesa”.

Larraín se sumó a este planteamiento y pidió que las empresas que han instaurado nuevas instancias de diálogo a raíz de la emergencia las mantengan en el tiempo. “Aquello que han hecho a raíz de la pandemia, déjenlo como una práctica permanente. El diálogo es algo necesario”, reiteró. Sin embargo, el timonel de Sofofa agregó que el diálogo y las conversaciones deben ser una materia que tenga una mayor institucionalidad.

“El diálogo siempre es importante, pero ¿Dónde se hace la diferencia? Cuando esto se sistematiza, cuando esto se institucionaliza, cuando no pasa por la buena voluntad del gerente, sino que cuando se generan espacios de diálogo frecuentes, institucionalizados de diálogo”, dijo el líder gremial.

Capacitación

Sin embargo, para lograr que el diálogo sea efectivo, los participantes del evento coincidieron en que es necesario contar con dirigentes capacitados. “Esta pandemia nos vino a cambiar muchos paradigmas que teníamos, como la tecnología. Sin duda que la tecnología es un ámbito que uno ve de manera tan lejana y tan fría, y nos ha venido a acercar a todos. Uno tiene que ir repensando siempre para poder usarlas de buena manera como lo estamos haciendo hoy día”. Destacó la dirigente sindical, Carolina De Los Ríos.

Su punto fue tomado por el fundador de Friosur, quien agregó que “ustedes dicen muy bien, que los dirigentes sindicales deben formarse y si me permiten, perdón que sea medio contestatario, creo que los empresarios y los ejecutivos tienen que formarse también, formarse a tener capacidad de diálogo, a entender que los trabajadores muchas veces tienen razón, más que nosotros. Para eso hay que ponerse de forma horizontal, como dice la ministra, a conversar y aprender”. 

El diputado PPD, Tucapel Jiménez, se mostró de acuerdo con estos planteamientos y señaló que también es necesario eliminar mitos y temores en torno a la sindicalización y sus dirigentes. “Cuando hay mayor sindicalización, cuando más trabajadores están sindicalizados, los conflictos disminuyen. Existen cifras que demuestran eso en los países desarrollados”, relató.

Al ser consultado de por qué en Chile la tasa de sindicalización es tan baja –actualmente bordea el 21%-, Jiménez apuntó a los efectos de la dictadura. “Dejó una reforma laboral que quitó fuerza y debilitó la figura de los sindicatos. 

Vía Diario Financiero