Entradas

16 empresas resultaron finalistas de la Edición Especial 2020 del Premio Carlos Vial Espantoso

El año 2020 nos puso a prueba en todos los ámbitos posibles, como personas, como organizaciones y como país. Estamos enfrentando un escenario cada vez más desafiante, sorteando una crisis que en ningún caso se ciñe únicamente a lo sanitario. Esta realidad ha hecho que las empresas centren sus esfuerzos en lo más importante, la salud de sus trabajadores y la continuidad operacional.

Frente a esta realidad, el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 se ha realizado bajo una Edición Especial que busca destacar las mejores prácticas laborales implementadas durante el último año de crisis. En esta innovadora versión, las postulaciones rompieron récord histórico, a pesar de la crisis, más de 100 grandes empresas postularon a este importante reconocimiento en el que por primera vez, no habrá un solo ganador, sino que se destacará a las 20 mejores prácticas que hayan tenido un significativo impacto en sus trabajadores.

En la primera etapa del premio, las prácticas descritas por las empresas postulantes fueron evaluadas internamente de acuerdo a una metodología sistemática realizada en conjunto con la Universidad Católica, que midió objetivos, diagnóstico, implementación e impactos.

Luego, nuestro jurado de expertos revaluó dichas prácticas, seleccionando a las 20 mejores, las cuales corresponden a las siguientes 16 empresas finalistas: Núcleo Paisajismo; Nestlé; MM Marinetti; Caja Los Andes; Finning; Colbún; Melón; CCU; Metro; EY; ISA Intervial; Lipigas; Scotiabank; Carozzi; Prolesur y Puerto Valparaíso.

En una segunda etapa, llevada a cabo durante los meses de diciembre y enero, las empresas que resultaron finalistas fueron entrevistadas a través de focus groups a distintos actores que la conforman, para conocer en mayor profundidad y tener diferentes perspectivas sobre las prácticas descritas. Ahora, el equipo de la Fundación Carlos Vial Espantoso sistematizará la información recabada y le entregará un informe detallado al jurado, quien deberá seleccionar las prácticas destacadas en Seguridad y Age Management.

En esta Edición Especial, las prácticas desarrolladas por las empresas finalistas estuvieron enfocadas en diversidad e inclusión, seguridad e higiene laboral, gestión del trabajo, comunicación, capacitación, integración de empresas contratistas, age management, teletrabajo y equilibrio entre trabajo y familia.

El jurado de expertos, lo conforman: Raúl Alcaíno, Presidente del Jurado y Director Fundación Carlos Vial Espantoso; Viviane Blanlot, Economista; Vittorio Corbo, Economista; Esperanza Cueto, Presidenta Colunga; Francisco Díaz, Ex Subsecretario del Trabajo 2014 – 2018; Juan Jaime Díaz, Vicepresidente Asociación Nacional de Prensa; Carmen Domínguez, Vicedecana Facultad Derecho UC; Meme Ducci, Presidenta Comunidad Mujer; Andrea Garrido, Dirigente Sindical Banco Santander; Ana Holuigue, Presidenta Directorio TVN; Bernardo Larraín, Presidente SOFOFA; Fernando Larraín, Gerente General Asociación AFP; Claudio Melandri, Presidente Banco Santander; Sergio Merino, Presidente USEC; Claudio Muñoz, Presidente ICARE; Andrea Repetto, Economista; Ignacio Sánchez, Rector Pontificia Universidad Católica de Chile; José Miguel Sánchez, Decano Escuela Administración UC; Paul Schiodtz, Presidente Asociación Chilena de Seguridad; Nicolás Shea, Fundador Cumplo; Sebastián Sichel, Presidente Banco Estado; Sandro Solari, Ingeniero Civil y Empresario; Cornelia Sonnenberg, Gerente General Camchal; Andrea Tokman, Economista; Christian Valencia, Presidente Sindicato Sodimac y Carlos Vial, Representante Familia Vial.

Nuestro reconocimiento busca compartir prácticas innovadoras orientadas al bienestar de los trabajadores, transformando las implicancias de esta crisis en una comunidad de aprendizaje, con el objetivo de impulsar una nueva forma de hacer organizaciones que desarrolle el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena y a un país mejor. 

Te invitamos a seguirle la pista a la nueva Edición Especial 2020 en el siguiente link: Premio Carlos Vial Espantoso.

El diálogo social como herramienta de cohesión

¿Cómo generar más y mejores diálogos al interior de las empresas?

A inicios del mes de diciembre, Acción Empresas, organización que busca posicionar la sostenibilidad empresarial como una visión de negocios necesaria para la construcción de una sociedad más inclusiva e igualitaria, llevó a cabo la mesa virtual: El diálogo social como herramienta de cohesión, en el que participaron diversos actores del mundo del trabajo.

Joaquín Rozas, director de estudios de la Fundación Carlos Vial Espantoso participó en este encuentro virtual y conversó sobre las principales preocupaciones de los trabajadores frente a la crisis sanitaria y mencionó algunas buenas prácticas laborales que han sido implementadas frente a la crisis actual.

En la actividad, Rozas expresó que a diferencia de lo que ocurría con los trabajadores en general, los dirigentes sindicales -encuestados por la Fundación- establecieron como sus principales preocupaciones situaciones a nivel país y no preocupaciones individuales, lo que podría explicarse porque son actores, probablemente, más politizados y porque cuentan con fuero sindical.

Respecto a las nuevas formas de trabajo que se han implementado para combatir los efectos de la pandemia, Rozas enfatizó que “pese a que el teletrabajo es percibido como una modalidad relativamente cómoda, la mayoría de los encuestados querrían volver al trabajo presencial o tener una jornada mixta, lo que podría explicarse por la percepción de estar trabajando más que de forma presencial.

El encuentro fue muy participativo. Los asistentes se mostraron bastante optimistas y aunque señalaron que hay grandes problemas de incertidumbre también expresaron que se está generando más diálogos, confianza y empatía dentro de las empresas.  

Principales ideas del encuentro:

Proactividad de dirigentes sindicales al acercarse a la administración de la empresa en búsqueda de soluciones conjuntas en base al conocimiento que ellos tenían sobre los colaboradores. Aprovechando ese conocimiento y conexión con la realidad personal de los trabajadores. 

Una comunicación más cercana y fluida, a pesar de haber generado conflictos y revelado temores, se han logrado excelentes iniciativas y consensos.

La importancia de las herramientas tecnológicas para mantener la comunicación y cercanía con los trabajadores y dirigentes sindicales.

La importancia del diálogo, socializar con los trabajadores y co-construir la estrategia para dar solución a los temas escuchando sus opiniones, estando más conectados con comunicación transparente ha generado mejores resultados en encuesta de clima.

La tecnología llegó para quedarse y no se debe poner resistencia a estas modalidades y herramientas, porque es muy beneficioso y puede generar gran valor. La virtualidad ha mostrado alternativas para socializar.

Acercamiento a la realidad personal de los trabajadores y trabajadoras.

Posibilidad de reuniones con personas de distintas regiones y países.

Que hay que confiar en la gente y se puede trabajar a distancia con muy buenos resultados, soltando un poco el control.

Que se puede construir mucho si tenemos claro el desafío común.

 

59% de las empresas han adoptado una práctica propuesta por su sindicato

La crisis sanitaria actual marcará, sin duda, un antes y después en el mundo. Todos coincidimos en que las medidas de salud y seguridad que se gestionan en el ámbito de la crisis sanitaria son clave, pero también estamos de acuerdo que las consecuencias económicas, y especialmente laborales, son dramáticas. 

La pandemia de COVID-19 ha causado estragos en la salud de las personas, pero también en el mundo laboral. Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las cifras de desempleo de los meses de mayo, junio y julio de 2020, son las más altas desde el 2010. La estimación de la tasa de desocupación nacional fue de 13,1%, incrementándose 5,6 puntos porcentuales en doce meses. 

En este duro contexto ¿Qué rol tiene el mundo sindical? En la Fundación Carlos Vial Espantoso realizamos, -en el marco de la crisis sanitaria-, una segunda encuesta a los dirigentes sindicales de nuestro país para conocer su percepción y foco de trabajo, que fue presentada en un webinar el pasado 2 de octubre. En dicha encuesta participaron 194 dirigentes, que se ubican en un rango de entre los 40 y 60 años de edad y de los cuales un 68% son hombres. 

Teletrabajo: el desafío futuro 

En este contexto, el teletrabajo ha sido la medida que más se ha implementado en las organizaciones, el cual consiste en el desempeño de la actividad profesional que una persona realiza para una empresa desde un lugar alejado de la sede de esta, por medio de un sistema de telecomunicación. Sin embargo, este cambio implica importantes desafíos y no está exento de dificultades, especialmente en organizaciones que son más tradicionales.

De los encuestados, un 92% afirma estar trabajando bajo la modalidad de teletrabajo, no obstante, un 61% ya venía trabajando bajo este mismo formato laboral. Así mismo, un 60% percibe que trabajan más en esta modalidad de trabajo a distancia, sin embargo, un 53% alega que posterior a la pandemia preferirían trabajar bajo un modelo mixto. 

Pese que el teletrabajo es percibido como una modalidad relativamente cómoda, la mayoría de los encuestados querrían volver al trabajo presencial o tener una jornada mixta, lo que podría explicarse por la percepción de estar trabajando más que de forma presencial.

Más colaboración y confianza en la pandemia

Los dirigentes sindicales han sido un actor laboral activo durante la crisis, y han estado enfocados principalmente en la prevención de contagios. Un 59% de los encuestados afirma que su sindicato ha propuesto y desarrollado alguna práctica vinculada a medidas de trabajo seguro y reestructuración de turnos. También el trabajo conjunto entre la gerencia de recursos humanos y los dirigentes sindicales ha sido importante para acordar el trabajo durante el desconfinamiento. 

Las principales preocupaciones

A diferencia de lo que ocurría con los trabajadores en general, los dirigentes sindicales establecieron como sus principales preocupaciones situaciones a nivel país y no preocupaciones individuales, lo que podría explicarse porque son actores, probablemente, más politizados y porque cuentan con fuero sindical. 

Las políticas con menor grado de acuerdo por parte de los dirigentes sindicales son la ley de protección al empleo y el plan paso a paso, mientras que las políticas con un mayor grado de conformidad son las relativas a entregar liquidez a las personas y protección social.

La empresa de hoy está viviendo una gran transformación, que requiere una nueva mirada para enfrentar el futuro, especialmente en la forma de establecer las relaciones interpersonales, en donde el diálogo, la voluntad, la colaboración y la confianza es fundamental para salir adelante.

Te invitamos a descargar más detalles acá: Resultados Encuesta Dirigentes Sindicales