Entradas

¿Pueden las pymes desarrollar buenas prácticas laborales?

 

A principios de este mes, María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva de nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso, estuvo presente en una interesante entrevista radial en el programa “Conexión Empresarial”, donde conversó sobre las buenas prácticas laborales de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) de Chile ¿Cuáles son sus principales desafío? ¿Su importancia en desarrollo del país?… Te invitamos a escuchar la entrevista en el siguiente vídeo.

 


 

Gestión del talento y planes de desarrollo profesional:

Una apuesta por el crecimiento de los colaboradores en la empresa

La retención del talento se ha convertido en un reto para muchas organizaciones, y al mismo tiempo, en una excelente oportunidad para aumentar la productividad y la satisfacción laboral.

Un elemento clave para la gestión del talento son los planes de desarrollo profesional, esto es, una guía que permite orientar a los colaboradores considerando variables como la formación, los incentivos y la promoción a nuevos puestos de trabajo. 

De esta forma, la empresa en conjunto con el colaborador, definen una trayectoria esperada mediante ascensos a puestos específicos, acceso a una mejor retribución económica, el desarrollo de nuevas competencias, acompañamiento a través de coaching, etc. En este sentido, los planes de desarrollo profesional son una apuesta que hacen las empresas por un profesional para que éste alcance su máximo potencial y ascienda en posiciones al interior de la organización. 

Un caso destacado en nuestro país, es el de una gran empresa ubicada en la Región Metropolitana y en la Región de Antofagasta, dedicada a la venta, arrendamiento, entrega de maquinaria, repuestos y servicios; para equipos y motores de diversas industrias. La implementación de esta práctica tuvo por objetivos: 1) desarrollar la carrera profesional al interior de la empresa; y 2)  llenar las vacantes existentes con personal propio. 

Para ello, la empresa desarrolló una malla de carrera profesional personalizada para colaboradores de carácter técnico, que está asociada a horas de capacitación y evaluación de desempeño. Esta malla de desarrollo profesional consta de 7 niveles, donde el paso de un nivel a otro es automático y está asociado a un aumento salarial. Para el avance en la carrera profesional cada colaborador cuenta además con un mentor. En consecuencia, permite visualizar con claridad el progreso de cada persona mediante una malla disponible en un sistema virtual. 

Entre los principales resultados tras la implementación de esta práctica, desde la empresa destacan contar con un sistema de formación constante y continuo del personal. Por su parte, los dirigentes sindicales destacan la existencia de planes y programas de desarrollo profesional que contribuyen a la construcción de carrera de los colaboradores de la empresa. Al respecto, se valora el potencial de la malla de desarrollo profesional y se valora positivamente el plan “Pro” por su estructuración.  Por último, se destaca que los planes de desarrollo profesional en la empresa cuentan con altos niveles de participación de los colaboradores e inciden en una mayor autonomía.  

Gracias a esta buena práctica, podemos conocer los beneficios de la gestión del talento y los planes de desarrollo profesional al interior de las organizaciones chilenas. Como vemos, entregar a los colaboradores un horizonte claro de crecimiento, con los incentivos adecuados y la entrega de las herramientas necesarias para ello, permite afianzar la confianza y la satisfacción de los colaboradores con la compañía.

 

Artículo de Opinión:

Treinta y dos horas

Por María Isabel Vial

Son treinta y dos horas más que los hombres “trabajo invisible” que realizan las mujeres durante la semana en el contexto de la pandemia, lo que imposibilita mantener sus puestos de trabajo o salir a buscarlos, de acuerdo con el Ministerio de la Mujer. Un trabajo que se traduce en carga no remunerada, que estresa, presiona y aumenta las licencias médicas. 

Si pensamos en semanas laboral de cinco días y dedicamos ocho horas al día a nuestros trabajos remunerados (generalmente son más), la mujer trabaja en promedio 14 horas diarias, al sumar los quehaceres domésticos. En marzo del 2020, la OIT registró que las mujeres dedican el doble del tiempo a estas labores que los hombres. Tan evidente es esta compleja situación en todo el mundo, que diversas organizaciones internacionales la han denominado “la crisis de los cuidados”.

En el trimestre de octubre-diciembre del 2020, en plena pandemia, un 33,9% de las mujeres aludieron a razones familiares al ausentarse del mercado laboral, lo que puede interpretarse como falta de ayuda. El trabajo doméstico y de cuidado, les exigía jornada completa. ¿Somos conscientes de los beneficios de la participación activa de ambos padres en la crianza y educación de los hijos? ¿Nos dividimos de forma equitativa y permanente las tareas del hogar? ¿Se permite al padre ausentarse del trabajo para colaborar en estas tareas?

Si bien en políticas públicas pareciera que hemos avanzado, en la práctica no han tenido el impacto esperado. En octubre de 2011 entró en vigencia la Ley de Posnatal Parental, que excedió hasta los seis meses el periodo de descanso de las madres y permitió el traspaso hasta de seis semanas de permiso al padre. Las últimas cifras reportan que 197 hombres de un total de 93.000 aprovecharon esta oportunidad. 

Existe también el permiso parental, que consta de cinco días hábiles para el padre durante el primer mes de nacimiento. Y si bien no hay cifras oficiales de cuántos padres acceden a este derecho, muchas empresas les han agregado más días, fomentando su uso, el apego al recién nacido y reforzando la responsabilidad que les cabe a los padres en este periodo. 

En las empresas, incorporar políticas de conciliación, pero más aún, de corresponsabilidad, resulta clave para poder avanzar en una mayor equidad e igualdad de oportunidades y participación femenina en el mercado laboral. El gran desafío es fomentar un cambio cultural frente a la masculinidad, que traerá sólo ganancias para los padres y las familias, y nos enriquecerá como sociedad. El bienestar y la felicidad de las personas son la mejor palanca para el desarrollo y la paz de los países. Además, quién sabe, se puede eliminar -o al menos reducir- las treinta y dos horas. 

Vía El Mercurio

 

 

Buenas prácticas laborales:

Otra forma de contener la pandemia

Raúl Alcaíno, Presidente del jurado Premio Carlos Vial Espantoso
Artículo de Opinión

A poco más de un año de la llegada del Covid-19 al país, estas últimas semanas no han sido fáciles para nadie. Sin embargo, a medida que nos confinamos nuevamente, tenemos la oportunidad de sacar nuevos aprendizajes. Entre estos, por ejemplo, se encuentra la importancia de valorar el tiempo en familia y el darnos cuenta de que el mundo es pequeño y somos más frágiles de lo que pensamos.

Probablemente las mayores lecciones, más allá del ámbito de la salud, están en el campo laboral. En esta súbita contingencia, la mayoría de las empresas volcó su mirada hacia adentro, activando comités paritarios, sindicatos y a las propias administraciones para que, mediante un trabajo conjunto y colaborativo, buscar las más novedosas fórmulas que permitan disminuir los contagios.

La Fundación Carlos Vial Espantoso, que trabaja para mejorar las relaciones laborales dentro de la empresa, ha dedicado el Premio Carlos Vial Espantoso 2020 a destacar las mejores prácticas laborales implementadas durante este último año, con una mirada constructiva, abierta y poniendo a los trabajadores en el centro del modelo de negocios. Porque si algo ha quedado claro dentro de todas las incertezas, es que la confianza, la colaboración, el diálogo y el aprovechamiento de herramientas digitales nos permitirán salir de esta crisis.

Tanta es la preocupación por esta pandemia, la voluntad de combatirla y de intercambiar experiencias, que para esta edición especial del Premio Carlos Vial Espantoso se presentaron 274 prácticas laborales, de 101 empresas diferentes y que van desde programas de salud mental y contención hasta conversatorios internos, capacitaciones para el uso de tecnología. Los montos de inversión han sido importantes, pero cuyo real valor es que han tenido como único objetivo de preocuparse de las personas. Y nos revelan que el desarrollo de buenas prácticas laborales es también otra forma de contener esta pandemia.

Terminar con esta pandemia es responsabilidad de todos. Ni empresas ni trabajadores podrán solos. Para esto, clave será el aporte, compromiso y esfuerzo conjunto de todos, porque hoy, más que nunca, cobra fuerza el valor de las personas y el aporte de ellas. Una lección de la pandemia.

Vía La Segunda.

Escuelita, una práctica laboral de una mediana empresa

La capacitación y formación tienen un rol fundamental al interior de cualquier organización, especialmente cuando se trata de potenciar el aprendizaje constante al interior de las empresas. A raíz de esto, nace la iniciativa “Escuelita”, desarrollada por una mediana empresa ubicada en la Región Metropolitana, cuya principal labor se ha enfocado en servicios de asesoría y análisis predictivos de fallas de equipos electrónicos. 

Esta mediana empresa ha demostrado en diversas iniciativas, entre las que se encuentra “Escuelita”, su preocupación por promover integralmente la capacitación y formación. Por este motivo, la empresa ha dispuesto de espacios físicos al interior de sus instalaciones, lugar en el que se realizan capacitaciones de distintos tópicos, desde seguridad e higiene laboral, pasando por clases de inglés, hasta formación profesional y técnica relacionada al rubro de la empresa. 

De acuerdo a datos del Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2019, esta práctica tuvo como principales impactos la valoración de la iniciativa por parte de los trabajadores y el fortalecimiento de los planes de capacitación y formación interna de la empresa. Esto es particularmente importante porque la literatura indica que el fortalecimiento de la capacitación está asociada de forma positiva a la productividad, disminuye la tasa de renuncia y tiene efectos positivos en los resultados financieros de la empresa (Jiang, Lepak, Hu y Baer, 2012).

¡La seguridad es primero! Prevención y seguridad en tu organización

El pasado mes de marzo dimos inicio al Ciclo de Talleres para Empresas Contratistas de Lipigas que tiene el propósito de transferir herramientas de gestión que potencien el capital humano y nuevos modelos organizacionales en contexto de cambio.

El primer taller sobre prevención y seguridad en las organizaciones tuvo un aforo de 55 personas. La actividad contó con la participación especial de Vladimir Monardes, Gerente de Seguridad y Medio Ambiente Lipigas; Roberto Del Río, Jefe Gestión Contratistas Lipigas y María Isabel Vial, Presidenta Fundación Carlos Vial Espantoso.

Vladimir Monardes, quien estuvo a cargo de las palabras iniciales del encuentro, señaló que “En estos difíciles momentos que estamos viviendo, producto de la pandemia, nuestro rol es fundamental. Somos los que estamos a cargo de abastecer combustible” y ejemplificó que es tan necesario para las tareas del hogar como para esterilizar los elementos de los hospitales.

Por su parte, María Isabel Vial, señaló que “en este complejo escenario actual, es necesario prepararnos: fortalecer nuestros conocimientos y adquirir nuevas herramientas para hacer frente a una nueva realidad laboral que está generando un nuevo entorno competitivo mundial, cambios en patrones de consumo y una nueva forma de trabajar” y aprovechó el encuentro para invitar a los asistentes a favorecer, desde sus roles, el desarrollo, la cohesión y la transformación impulsando una forma de hacer organizaciones que aporte a la construcción de una sociedad más plena.

El primer taller fue sobre prevención y seguridad, un término clave para Roberto Del Río, quien señaló que la aplicación de estos en clave para asegurar el buen rol que desempeñan las Empresas Contratistas en el país. El taller estuvo a cargo de Sebastián Contreras, Ingeniero en Prevención de Riesgos y Aníbal Baeza, Psicólogo, ambos socios y directores en People & Safety, organización dedicada a asesorar en temas alusivos a la salud laboral, prevención de riesgos y bienestar psicológico.

Si quieres saber más sobre este tema o quieres una consultoría, contáctanos informaciones@fundacioncarlosvial.cl.

Personas para servir personas

Por María Isabel Vial
Presidenta Ejecutiva, Fundación Carlos Vial Espantoso

Durante agosto, en plena pandemia, Friosur dio un gran salto empresarial al poner a los trabajadores en el centro del modelo de su negocio. Los hizo partícipes del 20% de la propiedad, a través de una venta formal de acciones que se irán pagando con el fruto del trabajo presente. Una medida importante que va en línea con las demandas sociales y laborales, y que resulta inspiradora en el marco del complejo mundo actual, donde la rivalidad y el conflicto exceden la colaboración y el diálogo. 

El rol de los líderes de los trabajadores fue vital en el proceso, y ahora –precisamente cuando celebramos el Día del Dirigente Sindical- están sentados en la mesa del directorio, como uno más de los accionistas, con todos sus derechos y obligaciones. 

Existen otros casos que muestran la potencialidad de generar mecanismos innovadores, enfocados en la participación efectiva de los trabajadores. Una práctica relevante en toma de decisiones y reparto de utilidades es el ejemplo de Próxima Servicios. Esta mediana empresa conformó en 2018 una cooperativa dentro de ella, conformada por el 60% de los trabajadores, ahora accionistas del 10% y con representación en el directorio.

En la misma línea, una de las prácticas más utilizadas por las empresas durante la pandemia ha sido la creación de comités de crisis, donde participa la plana mayor de las organizaciones junto con representantes de los trabajadores. 

La Encuesta de Dirigentes Sindicales 2020, de la Fundación Carlos Vial Espantoso, revela que tres de cada cuatro instituciones se conformó un comité de crisis y en el 74% de los casos las empresas implementaron al menos una iniciativa propuesta por sus sindicatos. 

El plan Paso a Paso Laboral propuesto por el Gobierno para retornar de forma segura al trabajo ha relevado el rol del diálogo al interior de las empresas para generar mecanismos eficientes de prevención. En este sentido, el plan da un lugar central a la participación de trabajadores, representantes de sindicatos, comités paritarios, profesionales expertos en prevención y seguridad, y las mutualidades.

Cada empresa es distinta y tiene su propia realidad. Los modelos se adaptan, pero nunca son iguales. Sin embargo, lo trascendente es la idea detrás de estas iniciativas: promover alguna forma de participación de los trabajadores en las decisiones de la empresa. Se trata de una gran oportunidad de crear valor sustentable para enfrentar mayores volatilidades, resguardando el activo más valioso de cada empresa: su capital humano.

La colaboración y cohesión entre diversos actores al interior de las empresas, como también impulsar un rol más activo de los trabajadores, es lo que exigen los tiempos actuales. Estamos llamados a reconocernos como personas, a construir ese espacio común que nos convoca y permite desarrollarnos, a convivir con los miedos y prejuicios que hoy inhabilitan y paralizan, para finalmente mirar a la empresa como lo que es: un grupo de personas para servir a las personas.

Vía El Mercurio

 

Talleres para potenciar las relaciones laborales

Los nuevos tiempos demandan una cultura en gestión de relaciones laborales paralela, cercana y consciente, en donde el ser humano sea el foco central de atención. Un mercado más competitivo, grandes demandas sociales, reformas laborales han hecho que las empresas tengan una mirada distinta de sus organizaciones.

 

¿Quieres mejorar el clima laboral de tu organización?, ¿identificar las tendencias laborales?, ¿Potenciar tu capacidad de liderazgo?, ¿Desarrollar destrezas, habilidades y conocimientos para realizar una adecuada negociación colectiva?

La Fundación Carlos Vial Espantoso, consciente de su propósito de impulsar la construcción de empresas centradas en las personas, que potencian sus habilidades y competencias, contribuyendo al desarrollo de sus familias y al crecimiento del país, ha generado una gama de talleres que potencian las relaciones laborales al interior de las empresas.

Desarrolló una serie de cursos y talleres de facilitación de temáticas de relaciones laborales, tales como: relaciones laborales y generación de valor compartido, productividad, comunicación y diálogo, técnicas de negociación, liderazgo, seguridad laboral, trabajo en equipo, inclusión, desarrollo profesional y otros temas que buscan propiciar relaciones laborales de excelencia.

Los cursos implementados pueden ser desarrollados a la medida de las necesidades de cada empresa y ser dirigidos tanto a ejecutivos como a dirigentes sindicales y trabajadores.

“Trabajamos para fortalecer las relaciones laborales al interior de las empresas, poniendo a las personas en el centro del modelo de negocios. Nuestro propósito es fomentar, difundir y generar conciencia del valor de las relaciones laborales de excelencia y de la importancia de las personas al interior de las grandes, pequeñas y medianas empresas. Con nuestra labor buscamos contribuir al desarrollo integral de los trabajadores, al crecimiento sustentable de las compañías y al progreso del país en materias laborales” María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso.

 

Claves para solicitar un taller hecho ¡a tú medida!

¿Cuándo solicitar un taller?

-Puedes solicitarlos en cualquier época del año.

¿Cómo solicitar un taller?

-Para solicitar un taller elaborado a las medidas de tus necesidades debes enviar un mail al correo informaciones@fundacioncarlosvial.cl o llamarnos al +562 2 993 2799.

¿Cuántos participantes se requieren como mínimo para realizar el taller?

-Para realizar un taller se requiere un mínimo de 10 participantes.

 

Para mayor información de los talleres te invitamos a descargar el Manual Talleres a Medida.