Un equipo de trabajo con compromiso social:

Que impulsa mejores relaciones laborales al interior de las empresas

Joaquín Rozas, Director de Estudios de nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso, llegó a nuestra organización para implementar grandes aportes laborales en esta área. Es Cientista Político, Magíster en Sociología, con experiencia en investigación académica y consultoría sobre investigación política y social. Actualmente también se dedica a la docencia en la Universidad de Chile y la Universidad Alberto Hurtado. 

Políticas públicas, movilización social, metodologías de investigación y relaciones laborales son temas que siempre han sido de interés para Joaquín y aunque desde antes venía trabajando algunos de estos temas, es en la Fundación que ha conocido de cerca la realidad de las empresas al tener una relación directa con los actores que la integran.

Joaquín relató que siempre había querido trabajar en una organización social en donde pudiese aplicar desde las Ciencias sociales, enfoques específicos de estudio que le permitieran aportar a la construcción de una mejor sociedad. Desde que ingresó a la Fundación en el 2019, son varios los estudios que ha realizado en materia laboral, incluso a través de la Cátedra de Relaciones Laborales UC-Carlos Vial Espantoso, creada el año 2012 entre la Fundación Carlos Vial Espantoso y la Escuela de Administración UC.

En su trabajo como investigador dentro de la Fundación, ha podido constatar que hay un mínimo de condiciones necesarias para que en una organización se puedan gestar buenas relaciones laborales. Algunas las considera obligatorias y otras voluntarias. “Es fundamental que los trabajadores puedan acceder a contrato fijo, pago de imposiciones, cotizaciones de pensiones y salud, pero también a un seguro de accidente” dijo.

Otro de los aspectos fundamentales para generar un clima de buenas relaciones laborales al interior de las empresas, para Joaquín, es la flexibilidad y autonomía que deben tener los colaboradores en sus lugares de trabajo. “La autonomía es clave a la hora de trabajar, sobre todo en un ambiente adverso como el actual, en el que estamos, en la mayoría de los casos, trabajando desde la distancia. Pero para que resulte exitosa esta práctica, es necesario que los trabajadores organicen su tiempo, estructura de tareas y metas” puntualizó.

También, señaló la importancia de fomentar el desarrollo de carreras dentro de la empresa, para lo cual resaltó que es necesaria la capacitación. “Formar a los trabajadores los motiva, no solo porque les permite crecer profesionalmente sino también personalmente” Además explicó que, si esa formación permite a los trabajadores hacer carrera dentro de la empresa, por ejemplo, que las vacantes sean asumidas por esos mismos trabajadores generando mejores oportunidades al interior de la empresa, el impacto en las relaciones laborales será muy positivo. 

Finalmente, Joaquín instó a las empresas a generar feedback con todos los trabajadores, para darles la oportunidad de conocer sus objetivos alcanzados, los desafíos pendientes y las metas comunes como empresas. Resaltó que debe existir un correlato y reconocimiento, en dónde “Sí a la empresa le va bien, a todos los trabajadores también, y esto implica entre muchas cosas, la repartición equitativa de utilidades”.

En resumen, según el Director de Estudios, los componentes que una empresa debe tener para generar un clima de colaboración, confianza, respeto y diálogo en sus relaciones laborales son:

Seguridad Social

Flexibilidad

Autonomía

Capacitación continua

Desarrollo de carrera

Remuneraciones

Retroalimentación

Por otro lado, Joaquín invita a las empresas a medirse, no solo para reconocer lo que están haciendo bien sino para conocer sus oportunidades de mejora, compartir experiencias y ojalá, replicar entre las empresas lo mejor de cada una, para construir, desde los aprendizajes comunes, un mejor país. 

Y respecto a la Diversidad e Inclusión ¿Cómo se integran en las relaciones laborales?

Sobre este tema, contamos con la experiencia de Beatriz Roque, quien recientemente asumió el desafío de ser docente en la Universidad Diego Portales. Es investigadora del equipo de Estudios de nuestra Fundación. Tiene un Magíster en Ciencia Política mención Gobierno y Políticas Públicas y ha desarrollado diversos estudios sobre diversidad, inclusión y género.

Después de trabajar mucho tiempo en el área de investigación académica, Beatriz decidió llevar su conocimiento y metodología a proyectos más específicos para generar impactos en grupos focalizados. La mayoría de sus investigaciones en la Fundación Carlos Vial Espantoso tienen un foco en equidad de género y diversidad.

Beatriz considera que las barreras o los principales obstáculos que impiden el desarrollo de empresas más inclusivas o diversas se ubican en un plano informal. “En general las empresas no tienen barreras en su caracterización de cargo que impidan que las mujeres participen y se desarrollen al interior de la organización, tampoco a nivel político hay normativas establecidas que dificulten que las mujeres puedan participar en las instituciones, sin embargo, ocurren diversos obstáculos en la cotidianeidad del trabajo y de la vida en el hogar, que no permiten que hombres y mujeres se desarrollen en igualdad de condiciones” precisó.

Más adelante enfatizó que la falta de igualdad de condiciones que viven las mujeres para el desarrollo profesional, también ocurre con los migrantes, personas de pueblos originarios o personas en situación de discapacidad.

Beatriz insta a las empresas a instalar temas de diversidad e inclusión de manera forzada, ya que, para ella, los cambios culturales demoran mucho y es “necesario mover la aguja para poder generar los cambios que las empresas quieren y que el país necesita”. También señaló que los trabajadores tienen buena disposición frente a temas de diversidad e inclusión y que con diálogo y un plan estratégico pueden ir avanzando sobre estos temas, cada día más necesarios.

¿Qué necesitamos para impulsar la equidad de género?

“Necesitamos disposición y voluntad, pero también necesitamos medidas de acción afirmativa a través de las cuales las empresas promuevan mecanismos de equidad ¿Cómo? Incorporando a las mujeres en plantas altamente masculinizadas, por ejemplo. Estas medidas siempre tienen desafíos, en este caso se pueden generar discriminaciones, acosos sexuales, o que las condiciones aún no estén dadas (baños solo para hombre). Pero son medidas necesarias para disminuir las brechas de discriminación y generar los cambios culturales que nuestra sociedad necesita”.

Beatriz Roque