¿Qué desafíos enfrentan las pymes durante COVID-19?

A medida que el coronavirus se propaga por todo el mundo, las empresas en Chile, especialmente las pequeñas y medianas, están enfrentando grandes desafíos y se han visto obligadas a tomar acciones rápidas.

Estamos siendo testigos de un evento sin precedentes.
El COVID-19 va a marcar, sin duda, un antes y después en la historia. Riesgos de continuidad en el negocio, han bajado las ventas, aumentado los despidos, cerrado negocios, nuevas formas de trabajar se están imponiendo,
Muchas empresas se han adaptado con facilidad al cambio, otras en tanto tienen dificultades para adaptarse, pero todas tratan de proteger a los trabajadores de la pérdida de sus empleos. Hoy los líderes de las organizaciones empresariales están llamados a actuar rápidamente para abordar los desafíos y sentar las bases para el futuro.
La Organización Mundial de la Salud, al día de hoy, estima que hay 3,6 millones de casos de COVID -19 en el mundo, de los cuales se registran más de 250.000 muertes, por lo tanto, el destino del mundo y el futuro de los negocios chilenos se vuelve más incierto. Pese al esfuerzo que el Gobierno ha dado a través de la implementación de distintas medidas que buscan entregar apoyo a los trabajadores y trabajadoras, a las empresas, – especialmente las pymes-, y a las familias más vulnerables del país, las dificultades económicas persisten y los contagios aumentan.
Pero no todo es malo, hay empresas que se están reinventando, que se la juegan por su gente y que se abren caminos de oportunidad en medio de la crisis.

A continuación, te invitamos a conocer el testimonio de dos empresas pymes chilenas que han destacado por sus buenas prácticas en Gestión de Personas, una fue ganadora y la otra finalista del Premio PYME Carlos Vial Espantosos 2019:

Kunder

Kunder, una empresa tecnológica que recibió el año pasado el Premio PYME Carlos Vial Espantoso. La idea de negocio surgió de tres amigos que se unieron para hacer una empresa de excelencia dedicada al desarrollo de softwares y entrega de soluciones web y móviles. Desde sus inicios, tuvieron como norte mejorar la calidad de vida de las personas, al principio no tenían claro cómo, pero sabían que la motivación debía estar presente en los trabajadores, clientes y usuarios.
Desde esa época hasta ahora es mucho lo que han crecido, han destacado por sus innovadoras metodologías de trabajo colaborativas, modernas y flexibles que se basan en la confianza de las personas. Los equipos son auto gestionados y toman decisiones sobre su trabajo.

  • ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan las pymes hoy?

Hoy el escenario ha cambiado para todos, desde la micro hasta la gran empresa. Una crisis sanitaria mundial no puede dejar indiferente a nadie, y claramente los desafíos constantes que tiene una compañía se ven aumentados o alterados. Muchas empresas están viendo cómo lo hacen para pagar sueldos y evitar la quiebra. Sin embargo, creo que, por lejos, uno de los mayores desafíos que enfrentan las pymes hoy, es saber adaptarse a la transformación digital. Si bien, antes pudo haberse visto como un “plus” o algo “por atender en el futuro”, hoy se vuelve imperante y necesario, como una condición básica de la empresa. Me refiero a saber manejar la compañía a través de canales digitales, y contar con las herramientas tecnológicas que así lo permitan. Poder mantener las labores de manera remota, y saber encontrar oportunidades de negocio instaurando mecanismos de venta que no dependan de actos presenciales.
En Kunder seguimos teniendo muchos desafíos por delante, y sin duda uno de los más interesantes es diversificar nuestras oportunidades de negocio, y ampliar el espectro de clientes. Si bien, Kunder se ha desarrollado en el rubro financiero, la actual crisis dejó en evidencia que las empresas de todos los rubros tienen la necesidad de disponer de mejores herramientas para sus clientes y así mejorar su relación y negocio. Como equipo nos centramos en proveer soluciones tecnológicas innovadoras y de alta calidad, por ende, creemos que este período puede servirnos para seguir creando un impacto positivo en la vida de las personas desde distintos frentes.

  • ¿Podrán seguir siendo las empresas igual que antes o la crisis sanitaria va a marcar un antes y después?

Como comentaba anteriormente, nadie puede quedar indiferente ante una crisis sanitaria y económica mundial y creo difícil que no haya un antes y un después del COVID-19 para todos y en todo orden de cosas, porque las crisis son oportunidades que dejan importantes enseñanzas; por lo tanto, a todas las empresas les ha tocado modificar su comportamiento, al haber aprendido sobre algún inconveniente. Este tipo de escenarios complejos traen a relucir falencias humanas: personales, corporativas, e incluso gubernamentales, por lo que son una increíble instancia para mejorar, crecer y realmente estar alertas. El paso del COVID-19 no puede ser en vano, tiene que servir para hacer mejoras en tu empresa, para darle un giro a tu negocio, para ser más precavidos y cuidadosos con las finanzas, para ser creativos, para priorizar y escoger mejor las alianzas de la compañía, potenciar y afianzar los equipos, entre tantas otras lecciones.

  • ¿Cuáles son las recomendaciones que ustedes pueden dar a otras pymes para cuidar su capital humano frente a la crisis actual?

Sabemos que la actual crisis ha afectado a las pymes de diferente manera. Sin embargo, me gustaría compartir lo que en Kunder nos ha servido para enfrentar este período. Siguiendo nuestro lema “una empresa de personas para personas”, en medio de la crisis pusimos aún más foco en nuestro equipo. Estar atentos a sus necesidades, miedos y dificultades, ha sido esencial para seguir funcionando como empresa. Por eso creamos mecanismos que nos permiten hacer seguimiento de cada uno de nosotros, para atender prontamente cualquier impedimento que nos afecte, ya sea en lo personal, como en lo profesional. Además, reforzamos nuestros canales de comunicación para intentar estar lo más cerca posible y bajar el impacto del distanciamiento social. Por último, creo que la transparencia y buena comunicación con los equipos son clave en momentos complejos. La pandemia ha generado un sinnúmero de complicaciones laborales y nos ha obligado a tomar más de una decisión no deseada. En ese sentido es bueno compartir y ser sinceros con las personas que forman parte de tu equipo, para que realmente todos vayamos hacia una sola dirección manejando la misma información y con un solo objetivo. Mantener a las personas informadas en periodos donde reina la incertidumbre es muy beneficioso y tranquilizador para todos.

Gudcompany

Gudcompany es una empresa de consultoría estratégica integral. Acompaña a empresas y organizaciones a dar su próximo salto de madurez en negocios, estrategia, organización e impacto. Para esto, aborda de manera integral los ámbitos esenciales que explican el éxito de las empresas y las organizaciones. Sus prácticas de consultoría son las que, trabajadas de manera coherente, logran transformaciones integrales, significativas y sostenibles.
Ellos destacaron por su principio de autonomía, confianza y trabajo colaborativo. Sus relaciones son horizontales, se manejan más según roles que cargos. Cuenta con la figura del mentor guardián, que los dirige y cuida y se reúne periódicamente con él para saber cómo se va desarrollando tanto profesional como personalmente en la empresa.

  • ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan las pymes hoy?

Desde Gudcompany, vemos que los principales desafíos a los que se enfrentan las Pymes hoy son cuatro.
El primero y más natural, es en las ventas y facturación, esto claramente depende del sector. Hay algunas organizaciones que se han visto afectadas de manera muy crítica y corren peligro de no poder subsistir. Otras, que se han visto afectadas, pero han podido reinventarse y otras, -los casos más fortuitos-, se han visto beneficiadas. El segundo desafío que vemos tiene que ver con la cadena de logística y cómo ésta se ha visto perjudicada por la implementación de las restricciones sanitarias. El tercer desafío radica en aprender a trabajar en este contexto. El cuarto desafío tiene que ver con cómo mantener la motivación en un ambiente de incertidumbre y de trabajo remoto. Hemos visto que el trabajo en equipo, la colaboración y cultivar las relaciones y los vínculos no son tareas fáciles de hacer a distancia, para algunas personas es más natural, para otros realmente difícil.
Nuestros desafíos han sido, por un lado, ajustar nuestra oferta de consultoría y apoyar a las organizaciones en este tiempo. Y, por otro lado, en términos de trabajar a distancia, ser capaces de lograr la misma profundidad de los diálogos y conversaciones con nuestros clientes y entre nuestro equipo de consultoría. Esos son los desafíos más grandes; efectivamente, por un lado, ser un apoyo para todas las organizaciones y, por otro, nosotros como equipo estar preparados para eso.

  • ¿Podrán seguir siendo las empresas igual que antes o la crisis sanitaria va a marcar un antes y después?

Probablemente para el mundo y para las organizaciones esta crisis sanitaria va a marcar un antes y un después. Por lo pronto, lo que ya se empieza a ver, es que el uso de las oficinas como un espacio “sagrado” de trabajo, para muchas organizaciones, va a dejar de ser así. Vamos a pasar a una modalidad mucho más mixta de trabajo, tanto en la casa como en la oficina u otros espacios. Y dentro de la oficina, probablemente los espacios de trabajo también van a ser distintos.
Es probable también, que después de la pandemia, algunos servicios que se ofrecían previo a la crisis no se van a requerir y van a emerger otros que sí. Seguramente también las demandas organizacionales van a tener un estándar distinto, por ejemplo: los jefes están modificando para siempre su estilo de liderazgo, han tenido y van a tener que ser más empáticos, más comunicativos. A su vez, las organizaciones van a tener que ser más transparentes y más conectadas. Asimismo, el trabajo en equipo será diferente y tendrán que existir más espacios para conectar con las personas de distintas formas.

  • ¿Cuáles son las recomendaciones que ustedes pueden dar a otras pymes para cuidar su capital humano frente a la crisis actual?

Las recomendaciones que nosotros podemos dar para que las pymes puedan cuidar su capital humano frente a la crisis actual, serían las siguientes:

1. Comunicar, comunicar, comunicar: Mejor equivocarse en comunicar para el exceso que para la falta. En general, es bien difícil equivocarse para comunicar de más y, hoy, tenemos que hacer todos los esfuerzos para que esto sea así.
2. Personalizar políticas de gestión de personas: Esta es una tendencia que ya venía ocurriendo, pero hoy se volvió crítica. Crítica, porque las demandas actuales y las personas están viviendo distintas condiciones que afectan su trabajo. Nos referimos a personalizar tanto políticas de trabajo como políticas de bienestar, financieras, económicas o comunicacionales. Hoy, se necesita que todas estén enfocadas en cada persona. Sabemos que es un desafío, porque ya no se pueden hacer segmentaciones extremadamente genéricas e iguales para todas las organizaciones, ya que hoy, incluso las realidades de una misma generación o rango etario pueden ser muy distintas. Por ende, la forma en cómo una organización se puede hacer presente es ajustando las políticas y haciendo participe a las personas en sus propias necesidades.
3. Consolidar o implementar buenos gobiernos corporativos: Este el momento de que las empresas que no lo tengan puedan formar uno. Para las que sí los tengan, es importante que los hagan jugar un rol donde mantengan una mirada de largo plazo, una mirada más sistémica que apoye a la administración y, por lo tanto, que entregue confianza a los colaboradores y otros stakeholders. Es el momento de los gobiernos corporativos.
4. Armar un consejo de estrategia y bienestar: Esta instancia puede compartir la responsabilidad de enfrentar cómo se ajusta el negocio y cómo están las personas. Esto abre la posibilidad de entender el negocio y bienestar como dos caras de la misma moneda. Este círculo, puede tener representantes de las distintas áreas de la organización y de esta manera, canalizar las ideas sobre cómo está el negocio, cómo estamos haciendo el trabajo y oportunidades de mejora siempre de la mano con el bienestar de las personas.
5. Intentar pasar a una fase más creativa del trabajo para enfrentar la crisis: Hemos visto que varias empresas aún están en plena crisis, enfocando sus energías en apagar incendios y en poder subsistir. Otras, están en la fase de control de daños. Hay otras, que ya pasaron esa primera etapa de shock, pero puede que sigan en la misma frecuencia de trabajo previo a la crisis donde “al fin, ya está todo bien”. Nuestra invitación, principalmente para éstas últimas, es empezar a enfrentar esta crisis con reuniones y acciones creativas de cómo preparar el futuro, cómo construirlo, cómo ajustar la demanda a los nuevos canales digitales. En fin, que lo que inició como una crisis se convierta en una oportunidad para la creatividad y la mejora.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *