Grandes empresas se hacen eco de la relevancia de la salud mental de los trabajadores y toman medidas

Sondeo de la Fundación Carlos Vial Espantoso ratificó un nuevo orden en la agenda de los equipos de recursos humanos ante la crisis sanitaria.

Definitivamente la pandemia reordenó la lista de prioridades de las empresas. Si bien el foco antes se centraba en la productividad y los costos, ahora el bienestar de los trabajadores es un tema igual de relevante. Así lo refleja la segunda parte de la encuesta desarrollada por la Fundación Carlos Vial Espantoso y DF entre 152 áreas de recursos humanos.

En este capítulo, el sondeo profundizó en las acciones que impulsaron las firmas de más de 200 trabajadores para enfrentar el contexto actual. “Durante el último año, hemos podido notar la importancia que ha tenido la gestión de personas al interior de las empresas, siendo protagonistas en momentos de cambio e inestabilidad”, dijo María Isabel Vial, presidenta ejecutiva de la fundación.

Como primer punto, la medición mostró que en el 87,5% de las empresas de los departamentos encuestados se implementó el trabajo mixto, es decir, presencial y remoto, mientras que solo en un 6,8% persiste la jornada remota y en un 5,9% la presencial.

Los sectores que principalmente han optado por el esquema de trabajo mixto son minería, transporte y afines, actividades de apoyo, alojamiento y comida y comercio, entre otros.

La nueva agenda

Otro aspecto que dejó en evidencia el sondeo, es que la preocupación de las empresas por la salud de sus trabajadores es una materia que hoy tiene más relevancia.

Un 63,2% de las firmas implementó programas de salud mental para sus equipos. Y no fue lo único, pues un 34,2% también señaló que contrató personal médico para sus trabajadores.

Sin embargo, pese a que la salud se estaría transformando en una nueva prioridad, sólo un 44% de las empresas de los departamentos encuestados dijo entregar implementos de seguridad y salud laboral.

“A lo largo de la encuesta surgen temáticas que están abordando las grandes empresas que antes de la pandemia no eran consideradas como prioritarias y hoy se constituyen como grandes desafíos”, agregó Vial, ejemplificando que el teletrabajo, la salud mental, la relación con las comunidades, son algunos de los nuevos temas que las compañías están monitoreando.

“La empresas están desafiadas en muchas dimensiones y están evolucionando a modelos más horizontales, con mayores espacios de participación y diversidad”, agregó Vial.

De acuerdo al sondeo, un 94,7% de las firmas encuestadas aplicó cuarentenas preventivas para los trabajadores caracterizados como de grupo de riesgo.

Un 91,4%, además, impulsó reestructuraciones de horario, y un 63,8% acciones enfocadas a la conciliación trabajo-familia.

Sobre el teletrabajo, se les consultó a los departamentos de RRHH qué tipo de implementos, insumos y/o costos operativos están entregando sus empresas. Los resultados arrojaron la siguiente escala: computador (97,9%), insumos de computación (85,3%), capacitación digital (69,2%), cobertura de internet (65,7%) y silla de escritorio (60,8%).

Políticas públicas al pizarrón

La última sección del sondeo incorporó preguntas sobre la contingencia laboral, enfocadas en la utilidad de diversos programas y políticas públicas impulsadas por la autoridad.

De acuerdo a las respuestas, se pueden observar diferencias en el grado de utilidad percibido por los equipos de RRHH de las empresas.

Mientras que la Ley de Teletrabajo, Ley de Posnatal de Emergencia y el Plan paso a paso muestran grados relevantes de utilidad (sobre el 70% de valoración positiva), la Ley de Protección al Empleo mostró una mala valoración. De hecho, un 53,7% de los consultados la calificó como nada útil y poco útil.

Vial hizo un positivo balance de los resultados de la medición, y aprovechó de recalcar la importancia de que los directorios generen más espacios de trabajo con sus gerentes de personas.

“Vemos que tienen pocas oportunidades de participar en las reuniones del directorio y de conectarse con las necesidades y problemas que aquejan a sus trabajadores. Trabajadores comprometidos es igual a menos conflictividad”, recalcó la ejecutiva.

Fuente: Diario Financiero.