Noticias

Grandes empresas de Chile están invitadas a participar en la:

-Edición Especial 2020 – Premio Carlos Vial Espantoso 

 Este año hemos estado expuestos a una realidad que nos ha obligado a ser y hacer las cosas de un modo distinto. Ya no podemos sortear la realidad de la misma manera que antes, estamos enfrentando un escenario cada vez más desafiante que nos ha puesto a prueba en todos los ámbitos posibles. 

Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso estamos conscientes de los desafíos que supone esta crisis. Hoy más que nunca, el mundo empresarial debe dar a conocer que sí es posible construir una nueva forma de hacer empresa, más consciente, más humana, que aporte con cimientos fuertes para la construcción de una mejor sociedad, pese a las dificultades.  Ante este horizonte incierto las organizaciones están llamadas a impulsar con ingenio, empatía y liderazgo nuevas formas de organización, en las que el nuevo modelo de desarrollo sustentable de la compañía tenga a la persona en el centro del negocio.

En el contexto actual de Chile no basta con medir y premiar. Es un momento histórico para mostrar lo positivo, destacar lo que funciona, asumir los desafíos, reconocer las brechas y establecer los pilares para que -a través de colaboración y confianza- puedan construirse nuevas y mejores soluciones.

Por eso, queremos invitar a las grandes empresas del país a participar en la Edición Especial 2020 del Premio Carlos Vial Espantoso. Este año se realizará bajo una modalidad diferente, que no busca premiar la perfección ni destacar la excelencia, sino compartir y visibilizar las buenas prácticas que han sido implementadas en las empresas durante la crisis sanitaria, y en las que ha prevalecido en primer lugar el trabajador. 

El Premio cuenta con una metodología de evaluación de empresas desarrollada por la Fundación en conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Chile, a través de la Cátedra UC-Carlos Vial Espantoso de Relaciones Laborales. Este año, más que medir la gestión de personas en diferentes dimensiones, destacaremos a empresas por las mejores iniciativas implementadas para enfrentar esta pandemia. Creemos importante compartir dichas acciones para cuidar la salud, el empleo y la seguridad de sus trabajadores, sabiendo que esto viene aparejado de momentos y conflictos difíciles. Ninguna empresa ha estado exenta de estos escenarios complejos, y su mayor virtud radica en encontrar soluciones de manera colaborativa.

Más allá de los cambios que implica la metodología de evaluación, hemos realizado un cuestionario mucho más reducido y simple, en orden de facilitar la participación y adaptarla al duro contexto que estamos viviendo. La invitación es que juntos trabajemos en este noble propósito de construir empresas más sanas, que buscan el desarrollo de sus trabajadores y el bienestar de sus familias, que valoran el diálogo, el trabajo bien hecho, la productividad, la transparencia y el compromiso. Para mejorar tenemos que medirnos y conocer lo incómodo.

Desde la Fundación Carlos Vial Espantoso creemos que solo reconociendo el valor del trabajador podremos construir mejores empresas, con trabajadores más felices y con mayores niveles de productividad. La invitación es que las empresas reconozcan el trabajo como valor fundamental para el desarrollo de las personas y de la sociedad. 

La Fundación Carlos Vial Espantoso viene impulsando desde el año 2000 una nueva forma de hacer organizaciones que desarrollen el valor y potencial de las personas para, desde ahí, aportar a la construcción de una sociedad más plena. Desde esa fecha hasta la actualidad ha impactado directamente en 940 grandes empresas, más de 1.250 pymes, alrededor de 870 dirigentes sindicales y más de 30 mil trabajadores.  

 

Para postular las compañías deben cumplir con los siguientes requisitos:

La organización debe tener operaciones en Chile

La empresa debe tener una dotación desde 250 trabajadores con contrato permanente 

La empresa deberá tener una facturación desde 350.000 UF promedio de los últimos tres años

La organización deberá estar abierta para la entrega de información que solicite la Fundación Carlos Vial Espantoso durante el proceso. 

La información requerida es confidencial

Invitamos a las empresas a postular a través del siguiente link.

Si tienes preguntas sobre el cuestionario, puedes contactar a la Fundación a través del siguiente mail: informaciones@fundacioncarlosvial.cl

 

 

Prácticas laborales en modo Covid-19

María Isabel Vial
Pdta. Ejecutiva, Fundación Carlos Vial Espantoso

En el año 2003 una empresa chilena decidió pensar “fuera de la caja”. En un contexto complejo (entre la crisis asiática y luego la sub-prime), desplegó toda su creatividad para mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores. En pleno diálogo de negociación colectiva entre dirigentes sindicales y ejecutivos, y ante la imposibilidad de mejorar en ese momento las remuneraciones y bonos, surgió la idea de entregar computadores a los trabajadores en ventajosas condiciones, acceso a internet y cursos de alfabetización digital. Al principio, la iniciativa levantó poco entusiasmo. Pero marcó un punto de inflexión para el crecimiento de la empresa y de los propios trabajadores, quienes fueron pioneros a nivel nacional en el entonces desconocido “teletrabajo”.

Han pasado 17 años desde esa idea, y hoy ya nadie cuestiona el trabajo a distancia ni la necesidad de contar con equipamiento y conectividad que facilite la flexibilidad laboral. Incluso ya tenemos una Ley de Teletrabajo, que aplicará con fuerza fundamentalmente en la post pandemia.

Son prácticas como esta las que van articulando el futuro del mundo laboral. Ideas disruptivas que terminan generando un impacto profundo y a largo plazo, no sólo mejorando las condiciones de los trabajadores y los resultados de la empresa, sino también modificando los códigos y las formas de trabajo en una organización (y la sociedad) desde la colaboración.

Claro, porque la innovación de mayor impacto no es el resultado de la genialidad de un “alguien”, sino producto del trabajo colaborativo. Cada gran idea o práctica laboral de excelencia que hemos estudiado en los 20 años de la Fundación Carlos Vial Espantoso, siempre ha sido resultado del diálogo entre trabajadores, dirigentes y ejecutivos de las empresas. 

Estos procesos de creatividad que logran transformar el mundo del trabajo se dan sintomáticamente en tiempos de crisis. Justo ahí cuando los escenarios de alta complejidad nublan la mente de muchos y genera el «burnout» intelectual de los líderes de la organización, hay quienes ven la oportunidad de innovar y evitar que la preocupación inmediata por la supervivencia supere a la capacidad de pensar en forma disruptiva e inventar una salida para la empresa, protegiendo a sus trabajadores y -en simultáneo- reinventando las formas necesarias para dar continuidad operacional.

La crisis actual ha motivado la aplicación de una infinidad de nuevas y buenas prácticas laborales. Son precisamente esas acciones las que destacará la versión 2020 del Premio Carlos Vial Espantoso, cuyo proceso de postulación está en plena vigencia. Pero más allá de las iniciativas concretas, lo que nos mueve es rescatar aquellas acciones que hablan de una nueva manera de “pensar la empresa”, convirtiendo esta crisis en una comunidad de aprendizaje que reducirá los riesgos cuando persista esta o venga otra. Una idea es solo un chispazo de creatividad, si no sirve para alimentar la indispensable capacidad adaptativa de las organizaciones, poniendo siempre al trabajador en el centro del modelo de negocios.

Pensar en prácticas laborales de excelencia en “modo Covid” es contar con la mejor caja de herramientas tanto para el presente como para el futuro de una empresa. Serán las iniciativas que se implementen hoy las que marcarán a las organizaciones y las harán sustentables. Para superar esta crisis se necesita mucha más que una vacuna. Se requiere un comportamiento ejemplar reflejado en el desarrollo la personas, en la empatía y la resiliencia, en la aceptación del otro, en la riqueza de la diversificación, en la horizontalidad y en la tolerancia de lo incómodo. En fin, todo se reduce a dos conceptos: diálogo y confianza. Sólo con ambos surgen las mejores ideas, y sólo con ambos pueden ser incorporadas de manera positivamente transformadora.

Vía El Mercurio

 

 

 

La importancia de la tecnología y la digitalización en los 60+

La tecnología crece a pasos agigantados, pero las personas no siempre aprenden al mismo ritmo. ¿Cómo incorporar a los adultos mayores en el mundo digital, cuándo hay resistencia? 

El pasado jueves, llevamos a cabo, junto a Travesía 100, el webinar: La importancia de la tecnología y la digitalización en los 60+, con la participación especial de Rosa Melnick, la primera mujer ingeniera de sistemas en IBM y la encargada de introducir los computadores Apple al mercado chileno e instaló Oracle en Chile. Ha sido directora en más de 6 compañías, con +30 años de experiencia en gestión tecnológica, sistemas, personas e innovación. 

Actualmente Melnick, forma parte de Travesía 100, empresa con propósito social que tiene como objetivo el ayudar a los 60+ a lograr que el mundo los mire como actores imprescindibles en el futuro de la humanidad y que ellos se sientan como tales.

En el encuentro, la experta habló sobre lo que significó ser testigo del cambio tecnológico de los grandes computadores que ocupaban un piso completo y que para su instalación se requería piso falso, con instalación eléctrica especial, hace algunos años… “Fue un cambio tecnológico tan trascendente y que este sería el inicio de un cambio en la vida de todos nosotros” enfatizó.

“Era enero de 1980, y nos conseguimos la representación para Chile de los computadores Apple y las tiendas en donde se vendían y así pondríamos en las manos de cualquier persona el poder de una gran computadora, introduciendo con ellas las planillas de cálculo, los procesadores de texto, la magia del diseño y mucho más. Esto marcó un antes y un después en lo que sería revolución de la informática” relata la ponente. 

Después de eso Chile no volvió a ser igual, la tecnología se instaló y empezó a avanzar con rapidez puntualizó Melnick. Uno de los grandes desafíos ha sido el incorporar al adulto mayor en el mundo tecnológico. 

La inclusión digital de los colectivos de mayor edad presenta un desafío no sólo en Chile, sino en el mundo. La diferencia entre el uso de la tecnología por parte de los jóvenes y los ancianos tiene una explicación relativamente simple. Casi toda la nueva tecnología está diseñada para ser utilizada por personas más jóvenes. Los diseñadores y fabricantes están ignorando deliberadamente a los mayores de 50 años cuando crean nuevos productos y servicios. Al orientar los productos a personas más jóvenes, las empresas en realidad están reduciendo su potencial. Donde los productos han sido diseñados primero para usuarios mayores, los fabricantes han visto un aumento en las ventas en todos los grupos de edad.

La falta de conocimiento y el hecho de que los aparatos no estén acondicionados a sus capacidades limitadas debido a la edad, como la visión, el equilibrio y la coordinación con los dedos, son factores que influyen en que muchos queden excluidos del uso de nuevas tecnologías. También la experta señaló que hay resistencia al cambio. 

“Hoy más que nunca la tecnología es parte muy importante, es imprescindible, nos abre un infinito mundo de posibilidades” por eso, Melnick nos instó a capacitarnos, dejar el miedo, los jóvenes apoyar a los adultos mayores y desde el Estado generar políticas que orienten y potencien las competencias tecnológicas – digitales.

Artículo de opinión:

Disparidad de género en la crisis del COVID-19

Por Beatriz Roque
Investigadora, Fundación Carlos Vial Espantoso

La crisis sanitaria que estamos atravesando ha mostrado grandes desafíos para la sociedad chilena en cuanto a equidad de género. Se han enarbolado problemáticas que afectan principalmente a las mujeres, y que nos invitan a dialogar y repensar su rol en la sociedad. La pandemia del COVID-19 ha transformado nuestras vidas radicalmente, afectando fuertemente nuestra cotidianidad, hábitos y rutinas. Hemos tenido que realizar grandes esfuerzos adaptando nuestras vidas y trabajos para resguardar nuestra salud y frenar el avance de esta enfermedad. La cuarentena y otras medidas de restricción de circulación, sin duda muy necesarias, han resaltado el desequilibrio en la carga del trabajo doméstico y de cuidados entre hombres y mujeres. 

El estudio “El Trabajo Sindical en Tiempos de Crisis”, elaborado por el equipo de estudios de la Fundación Carlos Vial Espantoso, da cuenta de esta realidad mostrando las diferencias de género en el tiempo dedicado a tareas domésticas, evidenciando que las dirigentas sindicales realizan más labores domésticas y de cuidado y ocupan más tiempo en ello. Este estudio nos permite notar la carga de tareas domésticas de las trabajadoras, acrecentada por la presencia de más personas en el hogar y la dificultad de acceder a redes de apoyo para el cuidado de niños, niñas, ancianos y personas dependientes. 

Esta situación hace imperioso poner el foco en la corresponsabilidad y distribución equitativa de las tareas domésticas dentro del hogar, así como la promoción de diálogo fluido al interior de las empresas para promover mecanismos de conciliación de la vida laboral y familiar. Es relevante conocer y comprender los requerimientos de padres, madres o cuidadores de menores o personas dependientes, flexibilizando las formas de colaboración y ofreciendo mecanismos de apoyo al interior de las instituciones.  

Por otra parte, el desempleo se ha presentado como una problemática central en la pandemia. Según los datos provistos por el Instituto Nacional de Estadísticas, entre marzo y mayo de este año, la tasa de desocupación nacional aumentó desde un 11,2% (INE, 2020). Estas cifras son alarmantes y poseen fuertes efectos para las mujeres: la tasa de desocupación de las mujeres alcanza un 11,5% revelando, además, un aumento sostenido en los últimos doce meses. Así, se da cuenta de un retroceso de más de diez años en la inserción laboral femenina (INE, 2020). Esto plantea un desafío y, al mismo tiempo, una gran oportunidad para el mundo laboral: pensar las soluciones a esta crisis con perspectiva de género, cuidando los mecanismos de diversidad e inclusión que han sido promovidos al interior de las empresas. 

Pese a la preocupante situación que atraviesa el mundo laboral, esta crisis se nos presenta como una oportunidad para construir colaborativamente una sociedad más equitativa para las mujeres, donde las instituciones pertenecientes al mundo laboral aporten con soluciones e ideas innovadoras para afrontar los efectos de la pandemia. Así, la crisis sanitaria nos invita a pensar en conjunto, donde el diálogo se fortalezca y promueva formas de trabajo donde la diversidad e inclusión tengan un lugar protagónico, proporcionando el acceso a oportunidades laborales más justas.

1. Este análisis fue profundizado analizando las diferencias entre hombres y mujeres en la cantidad de horas que invierten en el trabajo doméstico, siendo estadísticamente relevantes con un 90% de nivel de confianza. Ver fuente acá

 

La transformación digital exige nuevas competencias y habilidades:

Liderazgo en un mundo digital

El pasado 24 de junio, se llevó a cabo el webinar: liderazgo en un mundo digital, para conocer las herramientas tecnológicas digitales que necesita un líder en época de crisis. La actividad contó con la participación de Manuel Suárez, experto en tecnologías de la información y fundador de la empresa Synaptic.

En la actividad, Suárez explicó que la digitalización consiste en la incorporación de herramientas y tecnologías dentro de una organización, pero que siempre se está transformando, y la transformación nos es más que “la reinvención continua de nuestro negocio u organización para aprovechar las oportunidades que ofrece la era digital, por lo tanto, no es solo hacer lo mismo con nuevas tecnologías” dijo.

Más adelante, Manuel Suárez indicó que el presente ya es digital, en ese sentido, resalto que por ejemplo Google Play Store tiene 2,8 millones de aplicaciones disponibles para descargar y que se espera, para este año, un ingreso por más de 189.000 millones de dólares en aplicaciones móviles, por eso, todas las empresas que quieren sobrevivir tienen que adaptar su plataforma, venta y demás canales bajo la modalidad online.

El desafío

El liderazgo digital ya no requiere de una sola persona, el nuevo liderazgo busca crear equipos autosuficientes capaces de optimizar las operaciones diarias y responder ante situaciones adversas. El nuevo tipo de liderazgo ya no es jerárquico porque busca participación, colaboración y contribución de todos.

Hoy en día, hablar de espacios digital no se limita únicamente a redes sociales, sino a un sinfín de cosas que hoy es posible hacer desde cualquier dispositivo con conexión a internet. Antes las redes nos conectaban, ahora no solo nos conectan, sino que cumplen roles.

Los líderes tienen que hacer frente a cambios nunca antes vistos, un futuro desafiante e impredecible, en consecuencia, el liderazgo tendrá un rol más importante y los líderes deberán aprender a crear y mostrar la ruta a seguir al tiempo que enfrentan incertidumbre, transiciones, y caos. Bajo este nuevo contexto ¿Cómo ser un líder en un mundo digital? No hay un camino fijo a seguir, lo más importante, refiere el ponente, es la capacitación, puesto que hay una necesidad de aprender nuevas competencias.

En el encuentro online estuvo presente María Isabel Vial, presidenta ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso quien señaló que cualquier organización, independientemente del tamaño, debe estar de manera constante actualizando sus conocimientos. Dijo que pese a la difícil situación: “la tecnología nos está ayudando a hacer frente a esta situación y por eso las empresas deben capacitar a sus trabajadores”.

Para más detalles, te invitamos a mirar el vídeo.

Testimonios de una crisis: gerentes de recursos humanos describen los énfasis que impuso la pandemia

La crisis sanitaria ha puesto a prueba a las empresas y su modalidad para funcionar en medio de una alta incertidumbre. En este escenario, han tomado un mayor protagonismo las gerencias de recursos humanos, instancias que han debido elaborar diversas fórmulas para hacer frente al nuevo contexto país. Pese a todo, hay firmas que sinceran que no todo ha sido negativo y reconocer que la coyuntura ha dado la posibilidad de explorar distintas formas de trabajo, las que han permitido asegurar la operación de las firmas, fortaleciendo al mismo tiempo las relaciones laborales entre los equipos. 

Como lograr esto no siempre es tarea sencilla, entidades como la Fundación Carlos Vial Espantoso toman un rol importante. Desde la entidad, claros del momento complejo en el que está sumido el país, dicen que han estado preocupados de entregar apoyo a compañías, dirigentes sindicales y trabajadores tanto de su red de empresas embajadoras como de otras organizaciones productivas. Aquí cuatro testimonios desde el interior de las firmas. 

Lipigas
Mylene Iribarne
Gerente de personas

En Lipigas, si bien sinceran que el escenario ha sido complejo, reconocen que ha dado el espacio para implementar modalidades de trabajo y cambios que, en otro contexto, habrían sido ha otro ritmo.

Hemos visto aflorar una gran cantidad de capacidades propias de nuestros equipos, apoyados en herramientas digitales y en la promoción de estilos de trabajo colaborativos y centrados en metodologías ágiles. La contingencia nos permitió acelerar procesos que en otro momento hubiesen tomado tiempo mayor”, dice Mylene Iribarne, gerente de personas.

Según la ejecutiva, la crisis ha permitido consolidar el teletrabajo, lo que ha permitido dar seguridad a sus colaboradores. También destaca que han tomado fuerza los liderazgos, la gestión de la comunicación y la relación colaborativa con los sindicatos. “Han contribuido a generar una modalidad efectiva para el logro de nuestros objetivos, y que nos permitirá ajustarnos a la realidad post pandemia”, resalta.

Con respecto a cómo la crisis sanitaria ha afectado a Lipigas, la ejecutiva señala que hasta el momento ha logrado sostener la continuidad sin la necesidad de despedir trabajadores. “Hemos evitado desvincular personal o aplicar medidas de suspensión de contratos, priorizando la búsqueda de eficiencia en otros ámbitos. Hemos seguido cumpliendo también con las obligaciones con nuestra red de colaboradores externos, en su mayoría PYME, a quién además hemos capacitado, junto con la Fundación Carlos Vial Espantoso, en las políticas que el gobierno ha dispuesto para apoyarlos durante la crisis”, dice. 

Coca-Cola Andina
Rodrigo Marticorena
Gerente de personas

Por el momento, una de las principales preocupaciones al interior de Coca-Cola Andina es asegurar la seguridad de sus trabajadores, tanto propios como terceros, según describe el gerente de personas, Rodrigo Marticorena. Pero no es lo único. El ejecutivo explica que otra preocupación se relaciona con la necesidad de mantener la continuidad operacional “en todas nuestras fábricas y centros de distribución, para sí poder servir de la mejor forma posible a nuestros clientes y consumidores”. 

En medio de un contexto donde el país se ha extendido de la cobertura y plazos de las cuarentenas, el retorno en este nuevo escenario es otro de los ejes que centran la atención. “Debemos preparar a la compañía para su retorno a la ´nueva normalidad´ y repensar la organización para el futuro, desde las nuevas formas de trabajo hasta los cambios que pueda haber a nivel de trade y consumidores”. 

Con respecto a qué tipo de impacto en materia laboral han visto al interior de la empresa, Marticorena relata que se ha observado un aumento del compromiso de los colaboradores; también un aumento del ausentismo por cuarentenas preventivas, en especial en trabajadores de grupos de riesgo. Otro ámbito en el que se ha visto impactado, es en el aumento de trabajadores que teletrabajan. 

Sobre las medidas que han implementado a nivel interno para superar la crisis, el ejecutivo señala que se han readecuado los turnos de trabajo, se han minimizado las horas extras; y también se ha suspendido la entrega de algunos beneficios. 

AZA
Aida Soto
Gerente de personas

El “qué viene después” es por ahora uno de los temas que más preocupan a Aida Soto, gerente de personas de AZA, firma dedicada al tratamiento de acero. Desde la óptica de la ejecutiva, una de las inquietudes constantes al interior de la empresa dice relación con la forma en la que se retomará la normalidad tras la pandemia. “Nos preocupa cómo serán las etapas de desconfinamiento, es decir, la salida escalonada de la cuarentena, las nuevas formas de trabajo y las condiciones sanitarias”, expone. 

Y, en paralelo, otros focos de atención se vinculan con cómo esta crisis afectará a otras áreas. “Desde el punto de vista ambiental, nos preocupa el tiempo que necesitará la cadena de reciclaje para volver a operar normalmente, lo que es clave para el sustento de miles de familias, la economía circular y el medio ambiente”, señala la ejecutiva. 

Respecto a la modalidad para coordinarse a nivel interno para superar la situación, Soto explica que la empresa se ha impulsado una coordinación constante con trabajadores, sindicatos, ejecutivos y accionistas, instalando un diálogo permanente entre los actores de la empresa. 

Sobre las medidas internas que se han implementado, la ejecutiva señaló que “hemos mantenido empleos y salarios, y hemos mantenido la cadena de pago con nuestros proveedores, incluyendo el pago en menos de 48 hras. Para nuestros recicladores de chatarra ferrosa, que son Mipyme. También hemos activado un plan robusto de reducción de gastos, para poder enfrentar el impacto de la pandemia”. 

Santander – Chile
María Eugenia de la Fuente
Gerente división personas

La gerente división personas de Santander Chile, María Eugenia de la Fuente, relata que la crisis les permitió “testear y acelerar desde el primer día el conjunto de acciones que ya estábamos implementando para que un amplio número de nuestros colaboradores dispusiera de mayor flexibilidad laboral”. De la mano de los equipos de tecnología de la firma, comenta que multiplicaron “muy rápidamente la capacidad de realizar trabajo remoto en Santander”. De hecho, precisa que hoy cerca de un 70% de los colaboradores puede operar con full teletrabajo. 

Sobre las medidas implementadas al interior de la compañía para mitigar los impactos de la crisis, de la Fuente explica que se ha hecho un esfuerzo por dar señales claras a sus trabajadores, “comprometiendo que no habrá despidos durante la crisis sanitaria, y brindar planes de apoyo para que nuestros colaboradores puedan sobrellevar sin mayor incertidumbre esta coyuntura”. “A nivel interno, me atrevería a decir que esta contingencia la hemos asumido como una oportunidad y una plataforma a partir de la cual seguir construyendo”, afirma la ejecutiva. 

Más allá de las acciones adoptadas en el banco, De la Fuente también valora algunas medidas que ha impulsado el Ejecutivo, como la llamada Ley de protección al empleo y la norma de pago a 30 días, entre otras. “El Gobierno está haciendo los esfuerzos posibles para sortear la pandemia”, sostiene la ejecutiva, destacando “también la entrega de los créditos Fogape Covid 19 para PYME”. 

Fuente: Diario Financiero 

 

El trabajo en la emergencia sanitaria

La llegada del COVID-19 está causando estragos en los mercados laborales de todo el mundo. Diversas iniciativas y medidas de emergencia se han implementado desde los países para estimular la economía, apoyar a los trabajadores y garantizar los recursos de vida.

El mercado laboral, hoy más que nunca, se presenta complejo y desafiante, por eso, desde nuestra Fundación Carlos Vial Espantoso, creemos fundamental levantar información referente a la pandemia para conocer los principales desafíos desde la propia mirada de los trabajadores. Es así, como entre el 22 de abril y el 5 de mayo, realizamos el estudio “El trabajo en la emergencia sanitaria COVID-19”, que consistió en una encuesta online auto-aplicada anónima a personas mayores de 18 años que viven en Chile, en la que participaron 1.250 trabajadores de todo Chile.

En ese sentido, el pasado jueves 18 de junio, se llevó a cabo un encuentro virtual en el que se expusieron y analizaron los principales resultados de la encuesta, realizada en el contexto de crisis sanitaria. La primera etapa de la actividad estuvo liderada por Joaquín Rozas y Beatriz Roque, investigadores de la Fundación Carlos Vial Espantoso, quienes mostraron los resultados más destacados. Así mismo, la actividad contó con la participación de Isabel Garreaud, especialista en comunicaciones y Javiera Reyes, especialista en sociología. 

En el webinar, Joaquín Rozas y Beatriz Roque, líderes de la encuesta, expresaron que el estudio tuvo el propósito de conocer cómo el trabajo y las relaciones laborales se han visto afectadas por la crisis sanitaria que atraviesa el país. Indicaron que el 66% de los encuestados se encuentra actualmente con empleo o cuenta con alguna actividad, empresa o emprendimiento que le proporcione un pago remunerado, lo que equivale a 820 encuestados y que el 34% de la muestra se encuentra sin empleo o actividad que le proporcione un pago remunerado.

Respecto a la región de residencia de los encuestados con empleo o alguna actividad remunerada, el 64.1% reside en la región metropolitana, mientras un 34.4% reside en otras regiones. Las regiones que cuentan con una mayor proporción de encuestados con empleo o actividad remunerada son Valparaíso (8.5%), Antofagasta (5.4%), Biobío (4.9%) y O’Higgins (3.2%).

En el estudio los encuestados señalaron cuáles fueron las medidas adoptadas por las empresas o instituciones en las que trabajan. Un 69% de los encuestados declara que su empresa adoptó la modalidad de teletrabajo como medida de prevención, un 42% dice que hicieron reestructuración de horarios laborales o turnos y un 13,7% declara que sus empresas han suspendido la relación laboral, realizado despidos o disminuido los sueldos. En ese sentido, un 59% de los encuestados indicaron que ha sido una experiencia muy agradable, sin embargo, un 41% declara que el teletrabajo ha sido una experiencia no tan agradable.

En medio de la crisis, la comunicación se vuelve fundamental en las organizaciones ¿cómo escuchar a los trabajadores? ¿hacerlos partícipes de las decisiones? ¿contener sus emociones y apoyarlos? Uno de los focos de la encuesta midió la posibilidad de los trabajadores para poder de expresar sus puntos de vista y sentimientos ante las medidas llevadas a cabo por la empresa para afrontar la crisis sanitaria, al respecto un 66% de los encuestados sostienen que han sido tomado en cuenta “en gran medida y buena medida”, mientras que un 34% sostienen se ha realizado en “alguna o pequeña medida”.  

A través del estudio, se puede sostener que las preocupaciones en torno a la crisis varían de acuerdo al tipo de puesto de trabajo de los encuestados. Los trabajadores de nivel base les preocupa mayoritariamente que su familia y ellos se contagien, como también la posibilidad de perder el empleo. Al mismo tiempo, la situación es bastante similar en el caso de los trabajadores de nivel medio. Sin embargo, las preocupaciones cambian para los encuestados de nivel gerencial y alta gerencia: donde las preocupaciones están en que el negocio, empresa o emprendimiento no quiebre, además de la posibilidad de contagiar o que se contagien familiares, reduciéndose la importancia de perder el empleo, particularmente en el caso de trabajadores de alta gerencia.

 

Por dónde seguimos…
Isabel Garreaud

“El estudio nos revela que hay preocupaciones y hay asociaciones que hacen las personas que son bastantes parecidas, ahora lo importante desde las empresas es ¿cómo hacer desde las gerencias para levantar esa información y poder tomar mejores decisiones? Las organizaciones están llamadas a conocer las necesidades y preocupaciones que tienen sus trabajadores para tomar decisiones pertinentes. En este estudio hemos visto buenas prácticas aplicada en el contexto de crisis sanitaria –en la mayoría de los casos-, pero ¿qué sigue más adelante?  

Tenemos, por ejemplo, un 29% de personas haciendo teletrabajo, que no han recibido apoyo tecnológico por parte de sus organizaciones, también, ha quedado claro que el rol de la mujer que hacer teletrabajo es más complicado, porque se le suman otras tareas… En este sentido, es bien difícil trabajar de manera satisfactoria el teletrabajo si no tenemos las mejores condiciones. Aquí, el rol de recursos humanos es clave a la hora de tomar acciones y recursos, y los criterios deben ser distintos, porque las necesidades van a cambiar en los trabajadores, por eso, mejor consejo: recoger información, sistematizarla y aplicarla, generando condiciones óptimas y espacios de encuentro.  

El rol que juegan los líderes en este espacio de vulnerabilidad también es importante, y toma mayor relevancia. En un contexto tan inusual como el actual, los líderes están súper exigidos en las decisiones, en la gestión y en la planificación, pero deben flexibilizar su rol entendiendo que estamos en una situación de vulnerabilidad. Este estudio nos invita a escuchar y preguntarnos ¿en qué podemos ayudar?”

 

¿Qué nos plantea la crisis?
Javiera Reyes

La crisis sanitaria es una revolución a fuerza, ha hecho que muchas cosas que se estaban pensando a largo plazo se aceleren no solo de manera inmediata sino global. El desafío ha sido que estamos obligados a tomar acciones en el menor tiempo posible, sin embargo, en la encuesta vemos que las empresas están reaccionando. Están implementando políticas adaptativas interesantes, con cierta rapidez y, en su mayoría, los trabajadores las están valorando.  

También en la encuesta es notable observar que hay empresas que la están pasando peor que otras. Las industrias más rígidas, menos flexibles, con trabajos más manuales les está costando adaptarse a los nuevos cambios impuestos en el modo de trabajar. También se han visto afectados aquellos trabajadores que está obligados, por sus funciones, a estar en primera línea.  

Y respecto al teletrabajo, hay una percepción distinta entre hombre y mujeres. Vemos un gran problema de permanencia de roles de género en el trabajo doméstico y en el cuidado de los hijos, razón por la cual, las mujeres están expuestas a mayor estrés. Pasa que las empresas más feminizadas, como por ejemplo el área de la salud o la docencia, se pueden ver más afectadas, incrementando así las tasas de licencia médica por estrés. En contraposición a esto, las empresas más masculinizadas tienen mejor valoración del teletrabajo, porque tienen menos responsabilidad doméstica y del cuidado del hogar, pero esto nos invita a ser solidarios. Darnos cuentas como empresas que somos parte de este mapa social productivo.

 

7mo encuentro virtual del COVID-19 en las PYMES:

Marketplace: Un nuevo lugar de ventas

El mundo venía cambiando, pero con la crisis actual los cambios se aceleraron y las empresas han tenido que reinventarse y adaptarse a la nueva realidad que el mundo vive. Ya algunas organizaciones venían implementando distintas modalidades de venta, pero dado el contexto actual, estos canales tomaron mayor relevancia.

Marketplace es uno de los canales de venta que mayores resultados ha dado en los últimos meses. Es una plataforma digital que conecta compradores con vendedores para que realicen transacciones comerciales a través de un único canal de comunicación, ofreciendo así una gran variedad de productos. El marketplace actúa como intermediario en el proceso de compraventa, con distintas tarifas o comisiones para los vendedores, lo que permite a los usuarios seleccionar según sus intereses personales el producto de interés.

Para ampliar detalles sobre esta nueva forma de vender, nos acompañó el pasado miércoles 17 de junio, Daniel Güell, gerente de transformación digital y comercio electrónico en CENCOSUD, en el webinar: Marketplace, un nuevo lugar para las ventas.

En la actividad, Güell señaló que los marketplace son un ejemplo de multicanalidad, donde diferentes sellers pueden ofrecer su mix de productos o servicios por medio de sus canales tradicionales al mismo tiempo que por el operador de marketplace. También resaltó que el surgimiento de los marketplaces digitales, se debe a las grandes ventajas que tienen las plataformas online por sobre los formatos físicos, tales como: libre límite geográfico y de tiempo, experiencia de compra, mayor variedad de productos y menores costos.

“Los compradores online pueden acceder a estos marketplaces para consultar el catálogo de varias marcas, realizar búsquedas por tipo de producto, precio y multitud de palabras clave. Su mayor atractivo es realizar comparaciones rápidas desde una misma página web” dijo. Sin embargo, Güell resaltó que pese a todas las ventajas que ofrece, también es un lugar muy competitivo, pues normalmente los vendedores deben pasar un proceso de selección, cumplir con requisitos en su contenido de producto publicado y atraer clientes entre muchos competidores y sin mucho nivel de personalización.

Si quieres conocer mayores detalles sobre este tema, te invitamos a ver el siguiente vídeo.

Salud mental en tiempos de cuarentena

La llegada del COVID-19 ha generado gran preocupación en la población. La cuarentena, sin lugar a dudas, es una de las medidas que más ha alterado las formas habituales de convivir y para la cual no estábamos preparados social y emocionalmente ¿Qué hacer para mantener la calma en el marco de la pandemia?

No cabe duda, que la pandemia del coronavirus ha desatado una crisis a nivel global sin precedentes, apareciendo como una amenaza a la salud y la integridad física de todos. Si a esto sumamos las medidas de protección: como el aislamiento social que se profundiza con la cuarentena, es esperable una afectación en la salud mental de las personas. 

Estamos experimentando emociones negativas, tales como ansiedad, temor, tristeza, preocupación. Manifestaciones que no deben considerarse como una enfermedad, sino reacciones emocionales naturales dada las circunstancias actuales, pero debemos saber cómo cuidar nuestra salud emocional.

La verdad, es que este escenario pone a prueba nuestras capacidades y es más que comprensible que muchas veces nos sobrepasan, pero debemos estar alertas y saber cuándo es necesario pedir ayuda. Para conocer cómo reaccionar y qué medidas tomar respecto a la salud en estos tiempos, llevamos a cabo el pasado miércoles 10 de junio el Webinar: Salud Mental en tiempos de Cuarentena, con Daniela Campos, jefa técnica de Riesgos Psicosociales de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS). 

En la actividad, la experta en salud mental señaló que es normal vernos en mayor o menor medidas afectados por la crisis sanitaria y que lo importante es saber cuándo estamos frente a estados y emociones “normales” y cuándo hay que acudir a los expertos. 

Campos explicó que, otras pandemias nos han dejado profundos alcances en la historia, tanto para diezmar poblaciones, como para reconfigurar sociedades completas, producen transversales y profundos cambios en el estilo de vida de todo el planeta. “Vamos a tener personas más afectadas que otras y debemos saber cómo manejarlo” puntualizó la experta.  

Investigaciones previas de otras cuarentenas nos dicen que hay factores que aumentan el estrés y que generaban un mayor impacto psicológico. Por ejemplo, los periodos largos de cuarentena, temores de infección, frustración, aburrimiento, información inadecuada, pérdidas financieras y estigma. “Para hacer frente, los expertos recomiendan comunicación, no solo desde el Gobierno, sino desde nuestros trabajos, nuestras comunidades, entornos, familia” indicó la experta. 

Campos enfatizó que para hacer frente a los periodos de incertidumbre hay que pensar en nuestra salud y que lo que estamos haciendo es para preservarla, también dijo que hay que generar certidumbre ¿cómo? Por ejemplo, en el caso de los niños, haciéndoles sentir seguros, cuidados, protegidos. 

Distintos países han realizado investigaciones sobre la crisis actual que el mundo vive, sobretodo en términos de salud mental y el Covid-19. Algunos estudios demuestran que un 16% de la población mundial está presentando síntomas de ansiedad, un 28% síntomas depresivos y un 8% estrés desinformado.

Además, sumó Campos, que muchas de nosotros estamos haciendo teletrabajo y aunque ha tenido cosas positivas, la experiencia previa mostraba algunos factores negativos. “El 60% de las personas que hacían teletrabajo antes hablaban de lo que implica suprimir “en cierta medida” la vida social, la falta de consideración sobre el tiempo, por ejemplo, si te sientes mal del estómago, no vas ese día al trabajo, pero si están en tu casa en más fácil trabajar en esa condición, y también se añade la falta de apoyo en situaciones concretas. En el trabajo presencial se siente el apoyo de la jefatura y de los compañeros y eso es algo que no se tiene en la misma medida desde la distancia. 

La especialista recomienda mantener cierta perspectiva sobre la situación. Una calma que permite que evitemos pensamientos catastrofistas, evidenciando la situación pasajera y coyuntural que estamos viviendo. Así mismo, establecer un plan diario de actividades, fijando una rutina con metas sencillas asegura que las horas pasen también con mayor facilidad. De igual manera, es también importante no dejar de lado hábitos saludables: higiene, dieta, actividad física… Y, por supuesto, aprovechar las ventajas que ofrece la tecnología para mantener un contacto social necesario.

Conoce más de este webinar, en el siguiente vídeo.

Las personas y las nuevas tecnologías

A medida que el coronavirus se propaga por todo el mundo, las empresas en Chile, especialmente las pequeñas y medianas, están enfrentando grandes desafíos y se han visto obligadas a tomar acciones rápidas, te invitamos a conocer la experiencia de Kunder, ganadora del Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2019.

Kunder, es una empresa tecnológica que recibió el año pasado el Premio PYME Carlos Vial Espantoso. La idea de negocio surgió de tres amigos que se unieron para hacer una empresa de excelencia dedicada al desarrollo de softwares y entrega de soluciones web y móviles. Desde sus inicios, tuvieron como norte mejorar la calidad de vida de las personas.

Para conocer su experiencia y cómo han asumido la crisis actual, nos reunimos el pasado jueves 11 de junio con Andrés Munita, gerente general de Kunder en el webinar: las personas y las nuevas tecnologías. Te invitamos a conocer lo más relevante de la conversación.

“En medio de la pandemia, reforzamos los canales internos para tener mejores formas para comunicarnos” contó en emprendedor. Munita señaló que en estos tiempos las empresas deben sincerar su situación para reducir la angustia e incertidumbre, “la transparencia es fundamental para reducir los niveles de ansiedad” reiteró. 

En el encuentro dijo que hay que erradicar los mitos del teletrabajo, tales como: “el trabajo a distancia es menos efectivo”, “no sabemos si la gente está trabajando”. A su juicio, ésta es una idea errónea, puesto que, para él, el teletrabajo es una forma nueva de trabajo eficiente y exitosa. 

“El teletrabajo resulta interesante por varias razones: conlleva mayor flexibilidad, no perdemos tiempo en el traslado, más tiempo para dedicar a la familia, se optimizan las reuniones en donde somos necesarios, se derriban las fronteras geográficas. Esto puede traer buenos resultados si las empresas son capaces de adaptarse a los nuevos cambios, el mundo va hacia allá y hay que confiar en la tecnología”. 

Conoce más de este webinar, en el siguiente vídeo.