Entradas

Fundación Carlos Vial Espantoso se adjudica dos escuelas MIPEs

La Fundación Carlos Vial Espantoso se adjudicó dos licitaciones públicas del departamento de Diálogo Social: Curso de Formación en la micro y pequeña empresa 2018, en la Región Metropolitana y Región del Biobío, ejecutada a través del Fondo de Formación Sindical y Relaciones Laborales Colaborativas del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

Los cursos están dirigidos a formar empleadores, dirigentes gremiales y trabajadores de la MIPEs. Tienen la misión de fortalecer y reforzar conocimientos y herramientas que permitan una mejor gestión laboral, basada en relaciones laborales colaborativas y con énfasis en el diálogo social.

El interés por formar a quienes pertenecen a las MIPEs se debe a la importancia e impacto económico y social que representan para el país, no solo en términos de producción sino de empleabilidad. Tal como lo destaca el Ministerio del Trabajo “las MIPEs representan una pieza significativa en la economía nacional, tanto por la cantidad de empresas que hay como el nivel de empleo que generan”.

Las herramientas, habilidades e información que se abordarán en los cursos buscan que los participantes puedan mejorar su gestión empresarial con énfasis en relaciones laborales colaborativas. En un contexto de una nueva regulación laboral, los cursos entregan espacios de información, retroalimentación y análisis de las realidades de cada uno.

Al finalizar el curso, los participantes obtendrán herramientas, habilidades e información que les permitirá aumentar sus competencias prácticas en la buena gestión de su rol dentro de las MIPEs y puedan mejorar su gestión empresarial con énfasis en relaciones laborales colaborativas.

45 trabajadores inician formación en Escuelas Sindicales en Concepción

Futuros líderes sindicales

El día de ayer se dio inicio a la nueva escuela de formación sindical del Ministerio del Trabajo realizada por la Fundación Carlos Vial Espantoso y Duoc UC, en pro de mejorar las relaciones laborales

 

Martes 9 de octubre de 2018.- El pasado lunes, en el auditorio principal del Duoc UC Concepción, se celebró el inicio del Programa Escuela de Formación Sindical “Nuevos Líderes 2018” desarrollado a través del Fondo de Formación Sindical y Relaciones Laborales Colaborativas del Ministerio del Trabajo y Previsión Social realizado por la Fundación Carlos Vial Espantoso y el Duoc UC. En el evento estuvo presente el Seremi del Trabajo y Previsión Social Carlos Jara, el Director del Duoc UC San Andrés de Concepción Jorge Fuentealba y la Presidenta de la Fundación Carlos Vial Espantoso, María Isabel Vial.

Con un total de 45 participantes se inició esta escuela de formación que busca entregar herramientas y potenciar las capacidades de dirigencia sindical y liderazgo laboral. El curso tiene el propósito de impulsar el fortalecimiento y la creación de liderazgos en el ámbito sectorial y nacional, promoviendo una nueva lógica en las relaciones laborales y poniendo especial énfasis en la inclusión de la mujer y de las personas en situación de discapacidad.

La Fundación Carlos Vial Espantoso lleva más de 10 años dictando diplomado y ejecutando escuela para líderes sindicales, han pasado por sus aulas más de 600 dirigentes y líderes laborales. Este año están siendo formados más de 140 alumnos a través de la Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con la Pontificia Universidad Católica y el Duoc UC.

En el evento estuvo presente el seremi del Trabajo y Previsión Social, destacó la relevancia de la iniciativa “Es importante que se realicen estas actividades de capacitación, porque están en la línea de lo que el Gobierno persigue: buscar nuevos líderes sindicales con elementos entregados por organismos que capaciten en forma seria y responsable, con una garantía de formación seria y documentada que es lo que Chile necesita para sus trabajadores”.

Por su parte, María Isabel Vial, resaltó que el compromiso de la Escuela es entregar una sólida formación que brinde herramientas concretas y prácticas que fortalezcan el rol de dirigente, su relación con las bases y la transparencia de su dirigencia. “También competencias que les permitan tener una mayor comprensión del entorno económico, social, político y legal en el que se desarrolla la actividad empresarial y sindical. Un activo país, indispensable para enfrentar los tiempos actuales y futuros”.

En el curso se verán temas como equidad de género, inclusión, estrategias y alianzas de cooperación sindical, nuevo contexto en el mundo del trabajo, estructura sindical, derecho a la información, salud y seguridad en el trabajo, diálogo social, herramientas para la negociación colectiva, comunicación efectiva, análisis financiero, entre otros temas.

Actualmente, en Chile existe una necesidad imperativa por acortar la brecha entre los trabajadores y la administración, por eso, es cada día más frecuente la necesidad por formar a los dirigentes sindicales y trabajadores buscando impulsar el fortalecimiento y la creación de liderazgos en el ámbito sectorial y nacional para beneficio de la empresa y del país.

María Isabel Vial, cerró su discurso diciendo “Se trata de entender que el éxito de toda organización hoy se basa en poner a los trabajadores en el centro de las empresas. Los líderes y dirigentes, están llamados a hacer efectiva la lógica de tener buenas relaciones laborales, como pilar imprescindible que genera valor económico, crecimiento sustentable y desarrollo humano integral”.

Al final del programa los egresados obtendrán herramientas que le permitirán tener una postura crítica y analítica y del rol del dirigente sindical; potenciar su capacidad dirigencial; tener una mejor comunicación efectiva y liderazgo para el ejercicio de su relación laboral y sindical; conocimientos y comprensión de materias contingentes del mundo laboral en Chile, con énfasis en convenios internacional, legislación, política pública, programas y proyectos; manejo de las herramientas básicas que le permitirán orientar e informar sobre derechos laborales en Chile; herramientas para generar espacios de diálogo social, inclusivos con enfoque de género, en pos de un mejoramiento de las relaciones laborales; propiciar el trabajo colaborativo y en red, articulando la inclusión de distintos actores y elementos y herramientas que le permiten  comprender la relevancia sindical en el ámbito laboral en Chile.

 

 

Banco Santander obtiene Premio Carlos Vial Espantoso 2018

El reconocimiento se entregará el jueves 8 de noviembre a las 12 horas en el Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica

 

El 3 de octubre se reunió el jurado del Premio Carlos Vial Espantoso en los salones de la Universidad Católica para deliberar la empresa merecedora del Premio Carlos Vial Espantoso, alzándose con el premio Banco Santander, por sus prácticas laborales de excelencia que impulsan la colaboración mutua con sus sindicatos, una potente gestión de recursos humanos como socio estratégico del negocio y el desarrollo de una capacitación de calidad que permite la formación y el desarrollo de sus trabajadores, entre otras variables medidas.

Santander destaca entre las diez compañías seleccionadas como finalistas – Chilquinta Energía, Constructora Gardilcic, Copec, Derco, ENAP Refinerías, GNL Quintero, Minera Centinela, SKY y Puerto Ventanas- por presentar iniciativas innovadoras con inversión a largo plazo asociadas a la implementación de un proceso de cambio cultural para anticiparse a los desafíos actuales, que acompaña a las personas en este proceso y promueve la capacidad adaptativa. La preocupación por las personas, y la meritocracia es reconocida por los mismos trabajadores, toman un rol preponderante en este camino con estudios permanentes para mejorar el desempeño actual y prepararlos para asumir posiciones de mayor responsabilidad. En relaciones sindicales, tuvieron una exitosa negociación colectiva anticipada, en la cual este año por primera vez participaron los 23 sindicatos al mismo tiempo, lo que marca un hito por el trabajo conjunto y alineado de trabajadores y directivos.

Claudio Melandri, presidente de Santander, envió un comunicado interno en donde expresó su alegría por el haber sido la empresa merecedora del Premio Carlos Vial Espantoso, dijo “este reconocimiento es reflejo de la labor que hemos realizado durante años con nuestros colaboradores y sindicatos. La preocupación por construir relaciones cercanas con ellos, preocupándonos por su bienestar y por su desarrollo profesional y personal, han marcado nuestro quehacer. Esto nos ha permitido tener una histórica relación de diálogo, que se ha traducido en mejores condiciones y beneficios para ellos. Es ese el camino que queremos recorrer, para convertirnos en la mejor empresa para trabajar en Chile”.

Junto al Premio Carlos Vial Espantoso, el jurado entregará el Premio de Gestión Preventiva ACHS a la empresa Chilquinta Energía, empresa enfocada principalmente en la gestión para velar por la seguridad y cuidado de las personas al interior de la organización. Chilquinta destaca por su compromiso en iniciativas de prevención y control de riesgos. Con este objetivo, desarrolló una plataforma digital en forma de aplicación que permite integrar datos y generar reportes en estas materias. Posee un centro de competencias técnicas aplicadas de primer nivel para formar y certificar a trabajadores propios y contratistas con instructores permanentes, laboratorios de pruebas eléctricas y patio de entrenamiento que permite anteponerse y generar liderazgo visible frente a los riesgos que involucra la operación.

Este año, por primera vez, se incorporó la distinción –Plenus, Calidad de Vida– otorgada a COPEC. Este reconocimiento busca generar conciencia de la empleabilidad y destaca iniciativas y prácticas de las empresas que otorgan mayores oportunidades a los trabajadores cercanos a la edad de jubilación, teniendo en cuenta el aporte de estos trabajadores por su mayor experiencia y el crecimiento de las expectativas de vida de la población.

Para María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso el Premio Carlos Vial Espantoso es valioso por su trayectoria, “cumple 18 años construyendo una metodología profunda y robusta por la rigurosidad y calidad de la información que recoge y también por constatar que las empresas que se someten a este ejercicio, que hacen este ejercicio son empresas conscientes de la importancia de las relaciones laborales y también conscientes de que la sostenibilidad se basa en poner a las personas en el centro del modelo de negocio”.

El equipo evaluador de Cátedra UC- Carlos Vial Espantoso realizó en terreno más de 200 entrevistas a los distintos actores que incluyen las áreas de recursos humanos, directores, gerentes generales, sindicatos, comités paritarios y áreas de seguridad, trabajadores mayores y contratistas de las diez empresas finalistas. Las empresas que postulan reciben un amplio informe que evalúa su gestión y les permite medir y mejorar desde otra mirada sus fortalezas y desafíos. Desde los inicios del Premio Carlos Vial Espantoso, la Fundación ha evaluado un total de 1.380 postulaciones correspondientes a empresas de distintos rubros. Este año participaron empresas del área comercial; transporte y comunicaciones; energía y suministros; minería; construcción; pesca; industrial alimentos, financiero; y servicios. El premio es una invitación a las empresas, a mirarse a sí mismas y ser parte de un proceso de evaluación que busca reconocerlas por su compromiso con los trabajadores y como generadoras de empleo.

El jurado a cargo de seleccionar las 3 distinciones, en el marco del Premio Carlos Vial Espantoso, fue un panel multidisciplinario de 22 expertos de diversas disciplinas conocedores de la realidad de las empresas chilenas. Está compuesto por Raúl Alcaíno, presidente del Jurado y director Fundación Carlos Vial Espantoso; Álvaro Brunet, presidente Terminal Puerto Arica; Carlos Díaz, director Escuela de Administración UC y director Cátedra UC–Carlos Vial Espantoso; Francisco Díaz, ex subsecretario del Trabajo; Francisco Garcés, presidente Círculo de Personas y Organización Icare; Janet Awad, vicepresidenta Sofofa; Esperanza Cueto, presidenta Comunidad Mujer; Cornelia Sonnenberg, gerente general Camchal; Guillermo Carey, presidente AmCham; Javier Bitar, CEO Empresas Transoceánica; Vittorio Corbo, economista; Ramón Guzmán, dirigente sindical Empresa Embajadora AES Gener; Victoria Hurtado, abogada y directora empresas; Andrea Repetto, economista; Alejandro Rivadeneira, dirigente sindical Empresa Embajadora Cristalerías Chile; Ignacio Sánchez, rector Pontificia Universidad Católica de Chile; Manola Sánchez, ingeniero y directora empresas; Andrés Santa Cruz, presidente Asociación AFP; Paul Schiodtz, presidente ACHS; Sandro Solari, ex presidente del Círculo de Personas y Organización de Icare y Andrea Tokman, economista y Carlos Vial, Representante de la familia Vial.

La Fundación Carlos Vial Espantoso es una organización dedicada a impulsar la construcción de empresas centradas en las personas, que potencian sus habilidades y competencias, contribuyendo al desarrollo de sus familias, de sus lugares de trabajo y al crecimiento del país. Desde sus inicios, ha desarrollado una metodología que permite detectar los contextos difíciles y muchas veces adversos, transformándolos en oportunidades a través del cambio y la capacidad de adaptación, teniendo en cuenta que las empresas, las personas y los procesos resultan dinámicos en función de las características propias y de su entorno.

Para Ignacio Sánchez, Rector de la Pontificia católica de Chile, el Premio que da la Fundación Carlos Vial Espantoso destaca las relaciones laborales, el trato que reciben los trabajadores al interior de una empresa, la posibilidad de participar en el desarrollo de las metas, del crecimiento de las instituciones y la alegría de ir a trabajar, la seguridad con la que los trabajadores desarrollan su labor, también como la institución cuida su gente, en el sentido de promocionar su desarrollo a lo largo de toda su vida laboral.

Constanza Gardilcic, Directora del Premio Carlos Vial Espantoso resalta que la Fundación viene realizando un trabajo profundo para impulsar el crecimiento de las empresas de la mano de sus trabajadores. “El escenario social y empresarial actual exige a las empresas ir más allá en la generación de relaciones laborales de dialogo y transparencia donde su gestión de personas sea estratégica y apalanque la toma de decisiones del negocio y de esta forma ir avanzando hacia la sustentabilidad” señaló.

Más que un reconocimiento, el Premio Carlos Vial Espantoso constituye un ejercicio metodológico para las empresas que postulan. Eso les permite identificar aspectos de mejora y trabajar sistemáticamente sobre ellos. Gracias a ese trabajo permanente, el Premio Carlos Vial Espantoso ha impactado a más de un millón y medio de trabajadores que hoy son beneficiados con mejores prácticas.

La Metodología de Evaluación de la Cátedra UC – Carlos Vial Espantoso aborda 15 dimensiones en la gestión de personas que tienen un impacto positivo en las relaciones laborales al interior de las compañías. Entre ellas se miden prácticas que influyen en la motivación; desarrollo de capacidades y espacios de participación en las personas que trabajan en la organización; prácticas que dan soporte a la gestión de personas y permiten el desarrollo integral de los trabajadores; el logro de resultados; y finalmente prácticas vinculadas a la integración de contratistas que promueven una visión completa de la cadena de valor de una empresa.

La Fundación Carlos Vial Espantoso sitúa a las personas en el centro del modelo de negocio, evaluando y trabajando por mejores relaciones laborales al interior las empresas, lo que enriquece y da continuidad a su misión de impulsar el desarrollo humano y económico al interior de las empresas y de esta forma ser un aporte al desarrollo del país.

En ese sentido, el Ex Subsecretario del Trabajo y jurado del Premio Carlos Vial Espantoso, Francisco Díaz dijo que “el Premio Carlos Vial Espantoso es muy importante para el país, porque no solo realza lo positivo que hace una empresa, sino que les deja ver sus fortalezas y desafíos”.

La Fundación refuerza su compromiso por fortalecer el vínculo de los trabajadores con sus empresas. Más aún, en el complejo escenario actual, donde se acentúa la necesidad del trabajo en equipo para hacer frente a la contingencia social y empresarial.

 

Liderazgo para ser buen dirigente

Una de las habilidades clave para ser un dirigente sindical exitoso es poder influir positivamente sobre otros a través de un liderazgo reconocido, basado en competencias y de compromiso con la sociedad.


La Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con la Escuela de Administración de la Pontificia Universidad Católica de Chile tienen a cargo el Diplomado en Liderazgo Laboral. Un diplomado que ha sido diseñado desde la evidencia, el conocimiento académico y la experiencia de más de dieciocho años estudiando, evaluando y reconociendo empresas que se distinguen por la búsqueda de relaciones laborales de confianza, de diálogo y de cooperación.

El diplomado permite comprender el entorno económico, social, político y legal en que se desarrolla la actividad empresarial y sindical, conocer las características de los negocios y las empresas, propiciar las relaciones colaborativas entre los empresarios, ejecutivos, dirigentes sindicales y trabajadores, y en la que los participantes podrán incorporar herramientas de gestión, administración, y al mismo tiempo, desarrollar habilidades de liderazgo en las propias organizaciones sindicales y la dirección de las bases generando impactos positivos dentro de sus organizaciones.

La semana pasada compartimos con un grupo de sindicalistas, líderes y administradores que están realizando actualmente el Diplomado el Liderazgo Laboral en Santiago. La clase abordó el tema de liderazgo laboral y estuvo a cargo del profesor Juan Eduardo Cortés, quien actualmente se desempeña como subdirector de Extensión, Comunicaciones y Servicios de la Escuela de Psicología UC y es experto en temas de Recursos Humanos, coaching y liderazgo.

El liderazgo es una cualidad valorada y necesaria en los entornos laborales y que se construye día a día por quienes lo ejercen. Es la capacidad de influir para lograr propósitos significativos con la participación y compromiso de otros. Este fue uno de los grandes acuerdos a los que llegaron aproximadamente los 48 alumnos que asistieron a la clase.

Desde los últimos años, todo lo que nos rodea ha sufrido grandes cambios. El liderazgo no escapa de esa realidad; hoy en día demanda otras necesidades. “En la actualidad no basta que un líder cumpla con ciertas virtudes que lo guíen en la buena toma de decisiones, el líder de estos tiempos tiene que adaptarse a los cambios, aprender con agilidad, tener buenas relaciones interpersonales, y sobretodo, poseer habilidades blandas como la humildad, empatía y cercanía, con el fin de mantener buenas relaciones interpersonales” así lo señaló Cortés.

Un líder es capaz de generar espacios de comunicación e integración, permitiendo a los miembros de la organización desarrollar sus potencialidades para el logro de objetivos comunes. Por otro lado, es necesario que tenga la capacidad de influir sobre otros, la que se sostiene en la credibilidad y el saber escuchar.

Por su parte, María Isabel Vial, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso resaltó que el liderazgo consiste en una forma de ser; el líder se va formando día a día. Por eso aseveró que es necesario más que tener habilidades, contar con preparación y capacitación. “Hay que formarse continuamente para estar al día con la innovación, retos y estrategias para el buen desempeño de sus funciones en beneficio de todos los miembros de la empresa”.

Para el profesor Cortés una de las estrategias claves es la capacidad de influir sobre otros, y eso se sostiene en la credibilidad y el saber escuchar. “Hay una nueva realidad en el liderazgo y por eso los líderes deben estar a la vanguardia. Las empresas están expuestas a nuevas realidades: las crisis y los cambios son permanentes; las organizaciones son cada vez más planas y transversales; se requiere más trabajo en equipo; el talento humano se hace cada vez más competitivo; y hay una mayor presión por la producción, eficiencia y rentabilidad”.

En el contexto sindical, un dirigente que ejerce un liderazgo efectivo es aquel que cumple su función desde el conocimiento, que mantiene una agenda de transparencia y comunicación con sus bases, y que se forma continuamente para representar a quienes que confiaron en su rol.


¿Cuáles son los desafíos de liderazgo para los dirigentes sindicales?

Planteamos esta interrogante a José Salinas Toledo Presidente Federación Trabajadores Unidos en Paris CENCOSUD; Patricia Elvira Nazer Ibacache, Vice Presidente de UNT Central Sindical de Laboratorio Chile y Pedro Neira Sáez quien es encargado de Comunicaciones de la Federación de Sindicatos Banco Santander de Chile, ellos actualmente se desempeñan como dirigentes sindicales y compartieron su opinión sobre los desafíos que encuentran como dirigentes en el mundo de las relaciones laborales. 

 

José Salinas Toledo
Presidente Federación Trabajadores Unidos Paris

Paris CENCOSUD

“Desde mi punto de vista uno de los grandes desafíos para los dirigentes sindicales es –estar- a la altura del dinamismo de los avances tecnológicos y de sus implicancias en el mundo del trabajo, así como también mejorar día a día sus competencias individuales, dando a la formación académica y formativa una real importancia para poder construir con bases sólidas el rumbo de sus organizaciones, así como también en la relación con la empresa y su entorno.

Hay que posicionar al dirigente como un actor relevante en los cambios que generen una mejor calidad de vida para sus asociados e incidir en futuras mejoras a los trabajadores del país equilibrando la productividad, con una retribución que acorte las brechas de la desigualdad y que en un futuro seamos ese país desarrollado, justo y productivo”.

 

Patricia Elvira Nazer Ibacache
Vice Presidente de UNT Central Sindical

Laboratorio Chile

“El primer desafío y el más relevante ha sido el ser mujer. El sindicalismo es un ámbito de relaciones donde aún se nota la carencia de liderazgos femeninos. La dinámica de funcionamiento hace muy difícil compatibilizar los múltiples roles de la mujer (trabajo y familia principalmente) con las exigencias del liderazgo sindical.

El segundo desafío, pero no menos importante es el lograr “humanizar” las relaciones interpersonales. Me refiero a que cuando se participa en instancias de diálogo o discusión de ideas hay que lograr bajarles el perfil a los planteamientos ideológicos y centrarse en lo real y práctico de las situaciones a resolver.

Y el tercer desafío es tener una constante formación.  Hay que mantenerse al día con las informaciones y conocimientos, son necesarios para realizar una gestión eficaz. En esta vorágine de información que son las redes sociales, es fácil desorientarse y perder de vista lo real”.

Pedro Neira Sáez
Encargado de comunicaciones, Federación de Sindicatos

Banco Santander de Chile

“En estos días leí al vicepresidente de Recursos Humanos de Google, Laszlo Bock, donde señaló que ‘reconocer a una persona líder en una entrevista es casi imposible de averiguar, como también lo es el evaluar habilidades de liderazgo’.

Bock señaló que es necesario establecer evaluaciones internas con frecuencia para que sean los subordinados los que valoren las habilidades de los jefes. Los desafíos del liderazgo sindical los atribuyo a la forma que tengo de ver la vida. Debemos ejercer liderazgos sencillos, pero no menos exigentes.

¿Por qué sencillos? El que vota por nosotros nos elige para representarlo y nos evalúa día a día, año a año. Nuestra misión la he denominado -estar-, que quiere decir, -estar- en visitas permanentes en los lugares de trabajo, -estar-  disponibles a la hora de su llamado, -estar- en gestión permanente tanto al interior de la empresa como hacia el exterior. Todo ello bajo la premisa de “hablar claro”.

¿Por qué exigentes? Esto nos lleva directamente a nuestros desafíos. Acá debemos “ocuparnos”. Prepararnos de forma constante para entender nuestros propios fines, como también, conocer la empresa y su entorno. El dirigente tiene que leer el mercado laboral y su desarrollo, el cual ha revelado una nueva forma de trabajar y no podemos estar ajenos a ello.

Hay que ser visionario y pensar en la empresa y el futuro. Hoy no bastan los convenios colectivos, sino los beneficios sindicales que permitan un abanico opciones, donde la empleabilidad debe ser nuestro eje. Si la sociedad ha elevado los estándares mínimos, nuestra idea fuerza debe ser; “ser y hacer”.

Dirigentes capacitados, Chile renovado

“Las organizaciones sindicales en el futuro no podrán desempeñar adecuadamente su cometido, si no están dirigidas con gran capacidad y sólida formación técnica”. No son palabras mías, sino de San Alberto Hurtado, en su libro sobre el “Sindicalismo: Historia, Teoría y Práctica” que escribió en 1950.

Han pasado cerca de 70 años de este llamado y parece que recién estamos viendo con lupa la importancia que implica formar dirigentes sindicales. Durante décadas, abandonamos esta misión como país y los líderes viajaron sin brújula, tuvieron que arreglárselas simplemente con el sentido común, y –en el peor de los casos- con “guías” políticas, ideológicas o de intereses personales.

La calidad de los dirigentes sindicales SÍ importa, Sí genera cambios, Sí es necesaria en el desarrollo integral de una empresa, y –por consiguiente- en la construcción de un país mejor. Para ello, es clave que los líderes de trabajadores tengan conocimientos y pilares sólidos que les permita manejarse de manera integral en un mundo particularmente complejo. El respeto, diálogo y colaboración son cualidades que no se tienen por mera casualidad, sino que son adquiridas gracias a un proceso de formación; el acuerdo no se logra desde la ambición irracional, sino desde la comprensión de los procesos y la confianza que se origina desde lograr puntos de encuentro; así como la sostenibilidad de las empresas no se logran desde la ignorancia, sino desde la sabiduría que ofrece la formación y la experiencia.

En Fundación Carlos Vial Espantoso estamos convencidos que solo a través de la formación y desde una mirada colaborativa más que antagónica, podremos aportar cambios positivos al interior de las empresas, acercando las brechas que nos separan y abriendo espacios de diálogo.

Lograr que ejecutivos y dirigentes se conecten, intercambien sus distintas visiones y -por consiguiente- desarrollen una mentalidad más abierta y colaborativa, es un trabajo diario que aúna voluntades. Estamos orgullosos de generar espacios de confianza, transparencia y reflexión, donde tienen cabida distintas miradas de la realidad labor

 

 

María Isabel Vial

Columna de opinión

Vía Acción Empresas