Entradas

La automatización y el trabajo futuro

Se avecina un gran cambio para Chile: los políticos, los sindicatos y las empresas deben trabajar juntos para garantizar que la automatización tenga un impacto positivo que beneficie a todos los trabajadores.

En lugar de ser una amenaza, la incorporación de la tecnología en el mercado laboral representa una gran oportunidad para potenciar el desarrollo económico del país. A esta conclusión llegaron los expertos, Andrea Tokman, economista; Fernando Arab, subsecretario del trabajo; Francisco Díaz, ex subsecretario del trabajo; Arturo Martínez, presidente de la central de trabajadores de Chile y Alfonso Swett, presidente de la confederación de la producción y del comercio en el conversatorio: Mercado Laboral Hoy ¿Avanza o Retrocede? Organizado por la Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con Diario Financiero y la Pontificia Universidad Católica de Chile el pasado 11 de junio en el auditorio del MBA UC.

Nuevas formas de trabajo están surgiendo, robots se están incorporando en puestos de trabajo, la inteligencia artificial se está expandiendo, pero ¿se está haciendo lo suficiente para hacer frente a esta realidad que ya se está instalando en nuestro país? Los esfuerzos están dados, pero ¿son suficientes?

Andrea Tokman, explicó durante su presentación que el mercado laboral está en constante cambio y que eso afecta a los trabajadores, a las empresas y al Estado, dijo “la tecnológico está cambiando la dinámica laboral y para hacer frente a esos cambios hay que asumir responsabilidades desde todos los sectores para que esa transformación tecnológica pueda beneficiar a todos y no sea una amenaza sino una oportunidad”.

El mundo del trabajo sin duda ha ido cambiando en forma significativa, cada día son más los empleos sustituidos por máquinas, nuevas tecnologías reemplazando a trabajadores, Tokman explica que es normal sentirse afectado e interpelado por esta realidad e indicó que “Chile es un país de alto riesgo de reemplazo. Las funciones laborales tienen una alta amenaza de ser realizada por máquinas” pero alienta con esperanza que a través de la historia siempre ha dominado el efecto creación, razón por la cual opina que van a surgir nuevos empleos: funciones y ocupaciones, dijo que el llamado es “hacernos cargo de los efectos de la transición para que no se produzcan efectos estructurales”.

Más tarde aseveró que hay que hacer frente a la transición a tiempo. “Tenemos que ocuparnos y cumplir con que el progreso que trae el avance tecnológico sea un progreso para todos. La transformación tecnológica es rápida, por eso las políticas públicas, nuestras empresas y nosotros mismos tenemos que ser ágiles en cómo nos transformamos y adaptamos, por ejemplo, capacitando y reasignando en otras funciones”.  También dijo que la ciencia determina parte de la evolución, pero las políticas públicas, privadas y personales determinan el efecto final.

“La ciencia determina parte de la evolución, pero las políticas públicas, privadas y personales determinan el efecto final”

Por su parte, Fernando Arab señaló que efectivamente las tecnologías transforman la naturaleza del trabajo y el lugar de trabajo en sí. “Las máquinas podrán realizar más tareas realizadas por los humanos, complementar el trabajo que realizan los humanos e incluso realizar algunas tareas que van más allá de lo que los humanos pueden hacer, pero las habilidades socioemocionales son irremplazables” y puntualizó que efectivamente algunas ocupaciones disminuirán, otras crecerán y muchas más cambiarán.

Francisco Díaz mostró preocupación con el tema del subempleo, dijo que a raíz de la incorporación de nuevas tecnologías éstos han aumentado “no sabemos con precisión lo que va a pasar con el subempleo, sabemos que cada día están creciendo y hay que tomar acciones porque es un gran grupo que no tiene la protección que genera un empleo dependiente, como por ejemplo la seguridad social”. Coincidió con Tokman al señalar que las políticas públicas, las empresas y el Estado tienen gran responsabilidad ante los efectos de la tecnología y señaló, como consejo que “se debe tener humildad a la hora de evaluar desde el punto de vista empírico, académico y metodológico lo que está pasando, dejando los dogmas a un lado para llegar acuerdo que beneficien a todos los ciudadanos”.

Los distintos actores no pueden simplemente quedarse a esperar. Si se quiere que el cambio tecnológico beneficie a todos en lugar de ampliar la desigualdad hay comenzar a tomar acciones. Al respecto, Arturo Martínez dijo “hay muchos empleos que van a desaparecer y en este sentido es muy importante capacitar a los trabajadores en otras competencias, para que no sean despedidos sino incorporados en otras ocupaciones”.

Martínez estuvo de acuerdo con Díaz al señalar que una de las grandes dificultades son los empleos independientes, los cuales no tienen seguridad social, al respecto indicó “hay muchos chilenos que están sin seguridad laboral producto del empleo que tienen. Hay que buscar la manera de darle solución a este gran grupo” que dijo “no es menor”.

Desde el mundo empresarial, estuvo presente Alfonso Swett, quien dijo que una de las cosas que más le preocupa es la brecha salarial que hay en el mercado laboral, dijo “el gran problema es que los trabajadores ingresan a un empleo ganando sueldo mínimo y no les aumenta” a lo que señaló que el alto índice de rotación y las fuentes alternas de empleo se deben a ese factor.

Más tarde Swett precisó que según informe de la OCDE sobre trabajo futuro, un 16% de los trabajos actuales no van a existir y el 32% van a tener una transformación por lo que señaló que la “buena” capacitación es clave en el proceso, a lo preguntó: ¿no convendrá unir el concepto de capacitación a reconversión laboral? ¿Vale la pena unir las agendas de capacitación y educación? ¿Cuál es la frustración que está teniendo nuestros jóvenes que culminan una profesión y terminan trabajando de Uber? ¿Estamos uniendo lo que estamos enseñando con lo que vamos a trabajar? Swett finalizó su intervención diciendo que “antes de representar intereses debemos construir una sociedad, si no entonces vamos a aumentar la brecha de desconfianza”.

La sociedad tendrá que lidiar con transiciones y dislocaciones significativas de la fuerza laboral. Los trabajadores deberán adquirir nuevas habilidades y adaptarse a las máquinas cada vez más capaces junto a ellas en el lugar de trabajo.

Sostenible: La nueva forma de ser Empresa

Vivimos en un mundo cada vez más conectado, inteligente, digitalizado e inmediato, con ciudadanos que demandan organizaciones comprometidas con los trabajadores, su entorno y el mundo, por eso las empresas más modernas y exitosas del mundo tienen una forma de ser y operar distinta, en la que los profesionales de recursos humanos desempeñan un papel importante en la creación e implementación de estrategias de sostenibilidad al interior de las organizaciones.

Nuevos modelos de trabajo, incorporación de tecnologías emergentes, responsabilidad social y medio ambiental, productividad, diálogos transparentes, relaciones laborales sanas, trabajadores felices, mejor calidad de vida de los trabajadores, sus familias y la comunidad parecen ser el camino de éxito que han implementado las catalogadas: “mejores empresas del mundo”.

John Elkington, especialista en responsabilidad corporativa y desarrollo sostenible la define como: “el equilibrio entre la rentabilidad, la protección del planeta y la responsabilidad ante las personas”. Una empresa sostenible es aquella que crea valor económico, medioambiental y social contribuyendo de esa forma a la calidad de vida de sus trabajadores, pero ¿qué relación tiene la sostenibilidad con la gestión de recursos humanos?

El Instituto de Tecnología de Massachusetts a través de la revista MIT Sloan Management Review publicó un interesante estudio sobre los departamentos de recursos humanos y su impacto con la sostenibilidad y calidad de vida de los trabajadores, allí se desvela el rol que tienen las personas que integran la organización y el rol que los departamentos de recursos humanos desempeñan en la gestión del talento de los trabajadores.

Para Edward Lawler y Susan Morhman, autores de la investigación, las empresas que logran la sostenibilidad son aquellas que desarrollan un plan estratégico alineado con recursos humanos, sin embargo, en el estudio señalan que son muy pocos los departamentos de recursos humanos que se involucran en los distintos programas de sostenibilidad desarrollados en la organización. De hecho, la encuesta realizada en el estudio constata que solo el 51% de los entrevistados dice que la sostenibilidad es un foco importante para la gestión de recursos humanos en su empresa.

Los autores precisan que las actividades de gestión del talento, como la selección de los trabajadores, las evaluaciones de desempeño, el desarrollo de los empleados y la formación pueden y deben tener una fuerte orientación a la sostenibilidad, a lo que señalan que “la capacidad de contratar a un potencial candidato debe ir orientada a contribuir con la sostenibilidad. Esto debe formar parte del proceso de selección”.

Por su parte, el informe Advancing Sustainability: HR’s Role desarrollado en conjunto con Business for Social Responsibility (BSR) y Aurosoorya también coincide al plantear que encontraron ´algo así como una desconexión´ entre la participación de los profesionales de recursos humanos en la creación y en la implementación de la estrategia de sostenibilidad en sus organizaciones y hacen un llamado para que los departamentos de recursos humanos se involucren en mayor medida en los procesos estratégicos de sostenibilidad de la empresa.

Por su parte, la Fundación Carlos Vial Espantoso, organización dedicada a fomentar la equidad social y el progreso del país desde las empresas, poniendo a las personas en el centro del modelo de negocio, para promover el desarrollo y difusión de buenas relaciones laborales, tiene más de 18 años de experiencia promoviendo, evaluando y distinguiendo a aquellas empresas que tienen una gestión de personas de excelencia.

Es notable observar en las empresas que han participado en el Premio que entrega la Fundación Carlos Vial Espantoso, el esfuerzo por fortalecer  aspectos como: calidad en la selección del personal, calidad en la gestión del trabajo, evaluación de metas, seguridad, dirigencia sindical y desarrollo profesional, pero aún hay un largo camino por recorrer.

Elaine Cohen, directora general de Beyond Business y copresidente de Summit sostiene que «el verdadero rol del profesional de recursos humanos es ayudar a convertir los impactos de sostenibilidad de una organización en impactos de sostenibilidad positivos para los empleados».

Por tanto, parece ser que la clave para una buena gestión en sostenibilidad depende en gran medida del diseño, de la gestión efectiva del cambio y de la creación de unas estructuras de organización que permitan a los trabajadores realizar bien su trabajo desde el punto de vista social y ambiental, pero también de cómo se trata a los trabajadores dentro de la organización

Es justo allí, donde las jefaturas de recursos humanos tienen el desafío de ayudar a la organización, como un  agente clave en la construcción del cambio de cultura y procesos que ejecutan las empresas con el fin de alcanzar la sostenibilidad, y que esta sea parte integral de la empresa y no un programa más.

Los temas principales que promueve la gestión de personas dentro de la empresa, son: retención de talento, capacitación, evaluación de desempeño, diálogos transparentes, seguridad laboral y mejores relaciones laborales que permiten desarrollar una potente estrategia de sostenibilidad.

No cabe duda que, los departamentos de recursos humanos son indispensables en la implementación de la estrategia de sostenibilidad, tienen las herramientas y los insumos para facilitar su aplicación y generar confianza en los trabajadores para hacer frente a los desafíos emergentes de este siglo.

 


Fuentes:
Sustainability in Human Resource Management
HR Has Key Role in Sustainability Strategy, Report Finds
La estrategia de recursos humanos al servicio de la sostenibilidad
When sustainability meets human resources

Nuevas empresas, nuevas formas de relacionarnos y sociedades más plenas

Estamos en plena evolución de la tecnología, nos enfrentamos a cambios fundamentales en la forma de vivir y de trabajar, por eso son necesarias empresas que no sólo busquen aumentar la productividad y el impacto económico, sino que se involucren en beneficio de los trabajadores, el entorno y el desarrollo del país.

 

La Fundación Carlos Vial Espantoso, el pasado jueves 23 de mayo, compartió a través de la cátedra de gestión de personas de la Escuela de Negocios y Economía de la Universidad Católica de Valparaíso un análisis sobre los desafíos y las nuevas tendencias en relaciones laborales, en el evento estuvieron presentes estudiantes del último año de ingeniería comercial.

Durante el seminario se analizaron distintos temas que configuran el mundo laboral, tales como, cifras de composición del empleo, las nuevas formas de organización que emergen, efectos de la globalización, compromiso con el cambio climático, nuevas tecnologías y diversidad e inclusión.

Se presentó un análisis de las nuevas regulaciones en materia laboral, se repasaron las recomendaciones de la comisión de trabajo futuro de la OIT y se compartió el análisis de la Fundación en términos de la garantía de derechos mínimos de los trabajadores, desarrollo pleno, reparto de utilidades y participación en la toma de decisiones.

Fe Sánchez, gerente general de la Fundación Carlos Vial Espantoso habló sobre las nuevas formas de trabajo y señaló “El cambio tecnológico y la automatización de los trabajos, implica ajustes en los empleos, en este escenario en el que surgen nuevos trabajos y otros se acaban es fundamental orientar y acompañar a los trabajadores, en términos de capacitación y reconversión laboral, sobre todo a los más vulnerables. Debemos sacar el mejor provecho de las tecnologías que están emergiendo”.

Más tarde, Sánchez señaló que en el mundo sólo un 13% de los trabajadores afirma ser feliz en su lugar de trabajo y en Chile un 22% de los trabajadores declaran estar involucrados y entusiasmados en su lugar de trabajo. Resaltó que “según compendio de indicadores de productividad OCDE 2019, Chile es el quinto país menos productivo”.

  • «En Chile un 22% de los trabajadores declaran estar involucrados y entusiasmados en su lugar de trabajo».

Para que las organizaciones instalen nuevas formas de operar y generen cambios positivos es necesario que trabajen junto a las políticas del Estado, la Sociedad Civil, el medio ambiente y los trabajadores explicó Sánchez. “Esta nueva forma de empresa requiere claridad en los propósitos, equipos autogestionados y un sentido de trascendencia. Si lo logramos, podemos potenciar el desarrollo del país” puntualizó.

En el marco del evento, se preguntó ¿qué futuro queremos construir? A la luz de la interrogante surgieron como necesidades: aumentar las capacidades de las personas a través de una continua formación, prestando apoyo a las personas a lo largo de las transiciones que entraña el futuro del trabajo, medidas transformadoras y mensurables para la igualdad de género, garantizar la representación colectiva de los trabajadores y los empleadores a través del diálogo social como bien público, y encausar y administrar la tecnología en favor del trabajo.

Por su parte, María Isabel Vial, presidenta de la Fundación Carlos Vial Espantoso dijo que las empresas eran autoritarias y jerárquicas, pero ese tipo de empresas están quedando en el pasado, señaló “las organizaciones están cambiando, están adaptándose a las nuevas tecnologías y apuntando a poner a sus trabajadores en el centro del modelo de negocio”.

Uno de sus grandes focos en su intervención fue la diversidad en las organizaciones, sobre este particular indicó “la diversidad es fundamental en las organizaciones, no solo potencia el talento de cada trabajador, sino que deja a un lado los prejuicios y hace que las empresas sean más creativas, abiertas, flexibles y permeables”.

Vial comentó que las empresas están llamadas a mirar con especial atención las transformaciones que afectan la calidad de vida, en ese sentido, resaltó que la Fundación Carlos Vial Espantoso busca impulsar una nueva forma de hacer organizaciones, que, desde lo colectivo, reconozcan el valor y potencial de las personas para, desde ahí aportar a la construcción de una sociedad más plena.

Para la Fundación Carlos Vial Espantoso es importante aportar en la formación académica y profesional de los alumnos, sobre todo sensibilizando en la importancia de la gestión de personas y de las relaciones laborales, no solo para la productividad de las empresas y el desarrollo de los trabajadores, sino para la plenitud de la sociedad.