Inventando las organizaciones del siglo XXI

Por Fe Sánchez

 

Tuvimos la oportunidad de asistir al desayuno de ICARE y la Fundación VTR “Inventando las organizaciones del siglo XXI” con Thomas Malone en el marco del Congreso Futuro.

A parte de ser un lujo haber podido escuchar en vivo al director del centro de inteligencia colectiva del MIT presentando su último libro Superminds “supermentes”, fue inspiración para abrir la reflexión respecto de las cosas maravillosas que somos capaces de hacer los individuos cuando nos organizamos para trabajar colaborativamente para alcanzar objetivos que parecen imposibles en un principio.

Antes que nada, abordaremos superminds, la premisa básica es que la siguiente “evolución” del ser humano vendría a ser una súper mente formada por la mezcla perfecta de la “inteligencia general” inherente a la naturaleza humana y la “inteligencia específica” que solo los computadores pueden alcanzar. A propósito de la amenaza de que la inteligencia artificial está cerca de superar la inteligencia humana, Malone nos tranquiliza, contándonos desde su background de experto en el tema, que aún estamos a 20 años de alcanzarla, y acota divertidamente que desde 1960 permanecemos a la misma distancia.

En su presentación, Malone muestra como grupos de personas trabajando juntas en “supermentes” como jerarquías, mercados, democracias y comunidades han llevado a cabo los más grandes logros en la historia de la humanidad y nos permite ver mediante ejemplos como a través del uso de las computadoras estamos cerca de volvernos más inteligentes incluso.

En el trasfondo de todo esto, ya tranquilos con que no vamos a tener que luchar con las máquinas, a lo Will Smith en “I Robot” a inicios de los 2000, surge la reflexión respecto del poder de la colaboración. En palabras de Malone, que los humanos “logremos organizarnos en una red con una estructura casi neuronal” es lo que nos llevará al siguiente paso. ¿Cómo se hace? ¿Somos capaces de auto organizarnos? ¿De alinear propósitos? ¿De colaborar genuinamente para crear esta supermente? Ya que sabemos que contamos con la tecnología dura… ¿Contamos con la tecnología social? Podemos hacer el ejercicio de respondernos en la intimidad ¿Seremos capaces de aplacar nuestros egos para construir esas supermentes?

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *