Noticias

María Isabel Vial: Mujeres

Es responsabilidad de todos -desde el lugar donde estemos-  construir una  sociedad en que ser mujer u hombre definitivamente no determine el acceso a las oportunidades.

“Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio” es el llamado que se realiza este 2019 para conmemorar hoy el Día Internacional de la Mujer. Este hito, que data de 1909, fue institucionalizado por Naciones Unidas en 1975 y nos recuerda la lucha de las mujeres por acceder a las mismas oportunidades de una sociedad cuya educación y desarrollo como persona parecía entonces limitado para ellas y sólo destinado a los hombres. Han pasado más de cien años, muchos avances se han logrado, muchas mujeres han jugado roles claves en la historia y la contribución femenina continúa sin la valoración que merece. La participación laboral femenina en Chile  es de 41,7%, sorprendentemente por debajo del 55% que promedian el resto de países latinoamericanos y el 61% de los países OCDE.

Si una mujer joven, entre 24 y 35 años, ingresa hoy a una empresa grande o mediana, accede a un mundo en el que, según datos de Mujeres Empresarias, sólo el 8% de las gerencias generales, el  27,6% de los cargos de primera línea y el 33,8% de los de segunda línea son ocupados por ellas. Probablemente, sin saberlo, ganará hasta 28,1% menos que un hombre solo por su género. Más allá de esto, se enfrentará a una percepción instalada de que la participación laboral femenina no es prioritaria ni está asociada a la productividad. Solo el 11,2% de los ejecutivos la considera importante y 16,4% la asocia directamente a un aumento en productividad. Al término de la jornada, probablemente se dirija a su hogar, donde repartirá con su pareja las labores no remuneradas. Según datos de Comunidad Mujer, éstas se dividirán en un 66% a cargo suyo y el 34% restante será llevado a cabo por el otro. Solo una de cada 10 familias reparte corresponsablemente el trabajo de la casa.

Para cambiar esta realidad se hace necesario trabajar en estas dos líneas: lograr más adaptabilidad y una gestión de la diversidad bien entendida que permitirá acercarnos a esta sociedad que está emergiendo.La adaptabilidad es el principio por el cual las condiciones laborales, espaciales  y/o temporales se adaptan a las necesidades personales o familiares de los trabajadores. Es decir flexibilidad, y real conciliación  trabajo y familia, en un marco de formalidad. Dentro de las iniciativas en esta línea destacan el teletrabajo y las jornadas parciales en sus distintas variantes. Según Chile Mujeres, estas medidas impactan positivamente en un 75% la permanencia en las organizaciones, en un 67% la productividad y en un 84% la calidad de vida. Asimismo, el Ministerio del Trabajo estima que de aprobarse el proyecto legislativo de trabajo a distancia, se integrarían alrededor de 100.397 personas al mundo del trabajo, de las que 71% son mujeres. Un mercado laboral más ágil es capaz de ofrecer mejores oportunidades y generar ese salto en la productividad que acerca a Chile a ser un país desarrollado.

Por otro lado, la diversidad existe cuando dos personas perciben una diferencia. Esas diferencias permiten que del trabajo en conjunto emerja la inteligencia colectiva y se alcancen mejores resultados. La diversidad amplía la mirada y favorece un mejor entendimiento de los grupos de interés, fundamental para innovar y aumentar la productividad. En la actualidad, los cargos de dirección son resultado más del capital social que del talento, y perpetúan el poder en manos de un perfil masculino, de cierta edad, con determinada profesión. Si la meta es el desarrollo, es necesario romper con estos estereotipos. Para este proceso, las leyes de cuotas al interior de las empresas en los cargos de alto nivel aportan infinitamente para visibilizar liderazgos que, a pesar de no corresponder con dicho estereotipo, suman valor y vuelven a las empresas más productivas. Sin ir mas lejos, el debut de la ley de cuotas logró un aumento significativo de presencia femenina en el Parlamento.

Abrir el acceso a igualdad de oportunidades en el mundo laboral para las mujeres a través de  iniciativas como la utilización de criterios de selección objetivos y meritocráticos; la identificación y eliminación de sesgos y barreras culturales; planes de desarrollo de carrera, sponsors y metas claras, es clave para aumentar el porcentaje de mujeres en cargos directivos, que inspiran a otras y representan “game changers” en esta materia. Sin embargo es responsabilidad de todos -desde el lugar donde estemos-  construir una  sociedad en que ser mujer u hombre definitivamente no determine el acceso a las oportunidades.

 

Vía El Líbero

Las pymes postulantes en la última versión del Premio crecieron en promedio un 92% en tres años

La Fundación Carlos Vial Espantoso realizará durante el año 2019 la séptima versión del “Premio Pyme Carlos Vial Espantoso”, instancia en la que pequeñas y medianas empresas de nuestro país tienen la oportunidad de conocer a través de un riguroso diagnóstico, sus fortalezas y desafíos en materia de gestión de personas, así como su funcionamiento en comparación a otras Pymes de su rubro.

La convocatoria busca incentivar a las empresas de menor tamaño a crecer de manera sustentable y trabajar por la calidad de sus relaciones laborales, como eje fundamental para alcanzar la productividad, el desarrollo integral de los trabajadores y, en definitiva, el crecimiento de la industria nacional.

Las postulaciones estarán abiertas hasta el 13 de abril y se pueden llevar a cabo a través de la página web www.fundacioncarlosvial.cl. Existen dos categorías disponibles para las empresas interesadas en participar: Pequeñas empresas de entre 15 y 49 trabajadores y una facturación anual entre 15.000 y 50.500 UF (promedio de los últimos tres años), y medianas empresas de entre 50 y 250 trabajadores y una facturación anual hasta 350.000 UF (promedio de los últimos tres años).

Además, deben tener fines de lucro, estar constituidas por lo menos hace cuatro años, ser independientes de cualquier grupo económico y no formar parte de un holding de empresas.

Constanza Gardilcic, directora del “Premio Pyme Carlos Vial Espantoso”, explica que desde el año 2000 que se entrega este reconocimiento para las grandes empresas, pero desde el 2012 decidieron concretar una convocatoria para proyectos de menor tamaño, recalcando que “la idea de esto es que las empresas puedan identificar cómo están en su gestión de recursos humanos. Qué cosas están haciendo, qué es lo que no están haciendo (…) Identificar sus oportunidades de mejora”.

La evaluación de las empresas se ejecuta por medio de una metodología desarrollada con la Universidad Católica a través de la Cátedra de Relaciones Laborales UC – Carlos Vial Espantosoque ambas instituciones conforman en conjunto.

Ésta consta de la aplicación de un cuestionario a todas las empresas postulantes en torno a 10 dimensiones en materia laboral, entre las que se incluyen las siguientes variables: Estilo de liderazgo, reclutamiento y selección, sistema de reparto de utilidades, compensaciones, capacitación, cultura preventiva, seguridad, entre otros.

En una segunda fase, un jurado de expertos selecciona a las empresas finalistas, las que son visitadas en terreno con el fin de realizar una investigación cualitativa basada en entrevistas personales y grupales. Finalmente, en una tercera etapa, el jurado de expertos selecciona a la empresa ganadora de cada categoría, Pequeña y Mediana Empresa.

La positivo de la iniciativa es que se hace entrega de un informe de retroalimentación a todas las empresas postulantes al premio, que les permite observar cómo se encuentran respecto a las otras empresas postulantes, finalistas y distintos sectores económicos en las 10 dimensiones del modelo. El análisis, les permite no sólo evaluar su gestión de personas y prácticas, sino también sistematizar información, detectar oportunidades de mejora y generar nuevas redes de contacto con sus pares y/o empresarios.

“Es por eso que el premio da una oportunidad de visibilizarse y diferenciarse por medio de una buena gestión. Entonces, un grande que va a requerir un servicio puede conocer que Pyme lo está haciendo bien. Eligiendo su propuesta en vez de otra”, agregó Gardilcic.

Durante su trayectoria evaluando empresas, la fundación organizadora ha podido observar que las empresas que evalúan de manera sistemática sus relaciones laborales e implementan prácticas laborales de excelencia, son capaces de crecer de manera sostenible en el tiempo. Un claro ejemplo de esto es que las pymes postulantes en la última versión del premio que evaluaron por metas a todo su personal, crecieron en promedio un 92% en tres años.

 

Vía Mujeres Emprendedoras

Sergio Valenzuela Ibarra: “Más que pretender controlar el comportamiento de las personas, las empresas deben motivarlas y comprometerlas”

Un aspecto importante para afrontar los desafíos de la productividad de las empresas es gestionar a las personas, tanto en lo que respecta a su desempeño individual y colectivo, como a su calidad de vida y bienestar personal y laboral. Las relaciones laborales mejorarán en la medida que cada actor transparente sus necesidades y se dialogue para lograr acuerdos sobre aquellos puntos en que las necesidades no son complementarias, en un ambiente de confianza y colaboración.

 

Determinado y comprometido, así se mostró Sergio Valenzuela Ibarra quien asumió este año el cargo de Director del Diplomado en Liderazgo Laboral de la Escuela de Administración que dicta la Pontificia Universidad Católica de Chile en conjunto con la Fundación Carlos Vial Espantoso. Ambas instituciones están vinculadas desde el año 2000 para evaluar a las empresas en su gestión de personas y retroalimentarlas, en el proceso del Premio Carlos Vial Espantoso, a través de una metodología creada y aplicada por ambas. Es así como nace la Cátedra de Relaciones Laborales UC-Carlos Vial Espantoso, al alero de la cual se realiza este diplomado enfocado en entregar herramientas a nuevos líderes para su desarrollo como dirigentes sindicales y desde el área de personas, fundamental para propiciar el desarrollo humano de la mano del crecimiento económico de la empresa. La Fundación Carlos Vial Espantoso es una organización sin fines de lucro dedicada a fomentar la equidad social y el desarrollo del país desde las empresas, poniendo a las personas en el centro del modelo de negocio y promoviendo la construcción de relaciones laborales de excelencia.

Sergio Valenzuela es Doctor en Psicología Industrial-Organizacional, Máster en Psicología Industrial-Organizacional, Máster en Administración de Empresas y Psicólogo. Actualmente se desempeña como Director del Diplomado en Cambio y Desarrollo Organizacional y es profesor en la Escuela de Administración y la Escuela de Psicología, ambas en la UC, en materias relacionadas con el comportamiento organizacional y la gestión de personas y es asesor experto en organismos públicos y privados en temas de gestión de la diversidad, liderazgo y equipos de alto desempeño, y en la medición y métricas de procesos de gestión de personas.

› ¿Qué es el Diplomado en Liderazgo Laboral?

El Diplomado en Liderazgo Laboral es una instancia de formación que busca actualizar conocimientos y ofrecer temáticas relacionadas con las organizaciones desde aspectos generales como economía, regulación laboral, y estrategias empresariales hasta aspectos más específicos como finanzas, gestión de operaciones y gestión de personas. Adicionalmente, entrega herramientas a los dirigentes sindicales y profesionales del área de gestión de personas para fortalecer sus propias habilidades de liderazgo y comunicación efectiva para influir positivamente en la organización.

El programa es dictado por un cuerpo docente con amplia trayectoria académica y profesional, y apunta a que los participantes tengan los conocimientos y habilidades para desarrollar una carrera con un rol más activo en términos de ser agentes de cambio, generar conversaciones en la organización y poder influir positivamente en su entorno.

¿Cuáles son los objetivos del Diplomado?

Adquirir conocimientos y herramientas que permitan comprender el entorno económico, social, político y legal en el que se desarrolla la actividad empresarial y sindical. A su vez, comprender las características de los negocios y las empresas en donde se desempeñan, de manera de buscar relaciones colaborativas e incorporar herramientas y habilidades para una mejor gestión y un liderazgo más efectivo en sus propias instituciones sindicales y en la dirección de sus bases.

¿Qué habilidades desarrolla el participante?

El programa permite desarrollar habilidades relacionadas con el liderazgo y la comunicación efectiva, además, el Diplomado aborda transversalmente los temas más actuales de las organizaciones como el impacto que tiene la tecnología en las empresas, las relaciones laborales modernas entre trabajadores y administradores, y la calidad de vida laboral.

¿Qué aporta este Diplomado con respecto a otros?

Este diplomado entrega una mirada amplia de lo que son las organizaciones en aspectos del entorno y de la organización y desarrolla destrezas, capacidades y competencias en comunicación  y liderazgo. Permite a los participantes auto observarse y entender el rol como trabajadores y también el de la propia organización desde focos internos como externos (globalización, tecnología y procesos migratorios).

¿Por qué participar en el Diplomado?

Participar en el Diplomado en Liderazgo Laboral permite formarse con un equipo académico de alto nivel y otorga la posibilidad de compartir con otros líderes sindicales y profesionales del área de gestión de personas. Asimismo, aprender de sus experiencias en distintos rubros empresariales y adquirir conocimientos y herramientas para ejercer un liderazgo efectivo.

¿A quién está dirigido el Diplomado?

Está dirigido a líderes sindicales y potenciales líderes, integrantes de comités paritarios, profesionales del área de gestión de personas y representantes del mundo laboral de empresas. 


La gestión de personas, el gran desafío de las organizaciones para mejorar la productividad

¿A qué se debe su interés por los temas laborales?

Me interesé en el tema de gestión de personas, y específicamente en la gestión de la diversidad y la inclusión dentro de las organizaciones, hace 10 años al notar que en Chile aún había muy poco desarrollo al respecto y en otros países ya estaban muy avanzados. En general, las organizaciones han sido bastante homogéneas, e incluso algunas han sostenido prácticas de selección que fomentan la contratación de personas de ciertas universidades, religiones, e incluso edades y sexo.  Esto ha ido cambiando en los últimos años y los temas de gestión de personas están mejor posicionados en la agenda. Se empiezan a ver empresas que se están sumando a iniciativas innovadoras en esta materia y que sostienen buenas relaciones laborales. La regulación también está avanzando hacia la eliminación de la discriminación arbitraria, la inclusión laboral, y la gestión de los riesgos psicosociales en el trabajo. Queda mucho aún y ahí está mi interés como académico y asesor, entender los desafíos de la productividad de las empresas con las personas, tanto en lo que respecta a su desempeño individual y colectivo, como a su calidad de vida y bienestar personal y laboral.

¿Cuál es la diferencia entre la gestión de personas y las relaciones laborales?

Tradicionalmente, las relaciones laborales se han enfocado más en la relación entre los sindicatos y la empresa, pero esa es una visión parcial porque el tema de las relaciones laborales es mucho más amplio, donde intervienen múltiples actores que están tanto dentro como fuera de la organización. Las herramientas de gestión de personas buscan conciliar las necesidades de las personas con las necesidades organizacionales y, por ende, son un aspecto central en las relaciones laborales, como lo son los sindicatos y la legislación laboral también.

¿Cómo se pueden potenciar las relaciones laborales?

Principalmente por el esfuerzo mutuo. Por una parte, las organizaciones deben indagar en cuáles son las necesidades de las personas y preguntarse por qué una persona trabaja, qué necesidades tiene, cuáles son sus inquietudes y expectativas en torno a su vida laboral y personal y, por otra parte, las personas tienen que entender por qué en la organización es necesario producir, cuál es el propósito social, la importancia de tener un buen desempeño y lograr las metas. Las relaciones laborales mejorarán en la medida que cada uno transparente sus necesidades y se dialogue para lograr acuerdos sobre aquellos puntos en que las necesidades no son complementarias. Sin duda un ambiente de confianza y colaboración puede facilitar este desafío.

¿Cuál es la clave de la gestión de personas?

Las empresas tratan de asegurar el comportamiento de las personas muchas veces con mecanismos de control como bloquear páginas web “para que no pierdan el tiempo mientras trabajan” o el uso de tarjeta para regular el horario, pero al final, un trabajador(a) que se sienta en inequidad, desmotivado, o poco comprometido va a hacer lo que quiera hacer dentro de ciertas posibilidades. Si a la persona le bloquean el internet va a usarlo desde su celular o va a darle su tarjeta a un compañero para que lo cubra. Las empresas deben entender que las personas no son propiedad de la empresa, no están obligadas a hacer todo lo que la empresa necesita. En la práctica, las personas eligen si están mirando el computador, trabajando o navegando en las redes sociales. Es una ilusión el creer que se puede controlar 100% la conducta de las personas en el trabajo.

Por lo tanto, lo que las organizaciones necesitan hacer más que controlar el comportamiento de las personas con mecanismos prohibitivos o coercitivos, es motivarlas. ¿Cómo? Conociendo sus necesidades, apoyándolas, desarrollándolas, convenciéndolas de que son parte de un proyecto que satisface necesidades de la sociedad y construyendo espacios de participación y colaboración. Esto genera una experiencia de trabajo positiva, mayor equidad dentro de la organización, y una comunicación más transparente, que las personas retribuirán con esfuerzo y compromiso, y que mejorará sus desempeños individuales y colectivos. Se deben crear las condiciones y oportunidades para que todos, independiente de sus características demográficas, puedan contribuir con todo su potencial.

¿Cuál es el desafío en la gestión de personas?

Yo creo que esta es una oportunidad para mirar el tema de las relaciones laborales desde una mirada más amplia, no exclusiva de la relación entre sindicatos y empresas, sino más bien desde una mirada que permita entender los desafíos de productividad de la empresa y por otra parte los desafíos en términos de la satisfacción de las personas, sus necesidades y calidad de vida, y de esta manera avanzar a lo que hemos llamado un nuevo modelo de las relaciones laborales.

Sabemos que las relaciones laborales basadas en la desconfianza, donde el trabajador siempre piensa que el empresario lo quiere perjudicar o donde la empresa siempre cree que los trabajadores no quieren hacer el trabajo, dificulta las relaciones al interior de la organización.

Es importante transparentar las necesidades y que ambos actores sepan que es lo que el otro busca, encontrar los puntos de encuentro y trabajar colaborativamente en aquellos que no son comunes. El nuevo modelo de relaciones laborales tiene que mirar a las personas desde una manera mucho más positiva, sincera y humana. La organización tiene que garantizar que la persona esté bien familiar y laboralmente.

A todo evento

Por María Isabel Vial

A comienzos de año, una mesa técnica de expertos convocada por el gobierno, entregó más de cincuenta propuestas en materia laboral que serán parte del debate tanto público como parlamentario. Este anuncio busca reflexionar sobre materias complejas e incómodas, cuyos resultados son de gran importancia para el país.

Hablar de cambios en el mercado laboral es tener conciencia de que se afectará el crecimiento, la productividad de las industrias, la sustentabilidad de las empresas, la felicidad y la satisfacción de los trabajadores. Un tema relevante, si pensamos que estos factores inciden directamente en el desarrollo de una sociedad que aspira a mayores grados de bienestar y equidad.

Una de las sugerencias que más ha dado qué hablar en las últimas semanas ha sido el planteamiento de un mecanismo alternativo de indemnización por años de servicio a todo evento, optativo para el trabajador – ya sea por renuncia o despido – financiado con una cotización mensual a cargo del empleador. Este sistema que no reemplaza al actual, abre la posibilidad a que sea el  trabajador quien decida a qué sistema acogerse. Se suma la característica de que es heredable en caso de muerte, a diferencia del actual.

El sistema de indemnización data del año 1981, y obliga a la empresa que despide a un trabajador a pagarle una compensación que corresponde a una remuneración mensual por año de trabajo con un máximo de 90 UF y un tope de 11 meses. La modalidad propuesta implica la mitad de la remuneración mensual por año trabajado, con el mismo tope de años, con la ventaja de que el monto queda provisionado a nombre del trabajador. 

Existen múltiples teorías sobre la naturaleza jurídica de esta norma en la que surge una tensión entre proteger la estabilidad del trabajador o permitir mayor libertad de movimiento tanto para el trabajador de buscar y aceptar nuevas oportunidades laborales, como para la empresa de optimizar sus procesos. La mitad de los trabajadores se van de las empresas voluntariamente, por lo que esta medida impediría que se fueran con las manos vacías. De los trabajadores dependientes, el 73,2% cuenta con contrato indefinido, y de estos, únicamente el 7,1% accede a indemnización por años de servicio. La tendencia en cuanto a rotación de personal es que la mayoría de cambios se realizan en los primeros dos años, y la movilidad tiende a disminuirse en los años posteriores, ya que la normativa estimula el despido de los de menor antigüedad más que de los menos productivos.

A la luz de todas estas consideraciones, es una buena noticia que el estado se encuentre en proceso de reflexión acerca de esta normativa. Lo esperable sería que la oportunidad de elegir el régimen de indemnización a todo evento sea bienvenido, tanto por los trabajadores, como por las empresas, dando pie a un mercado laboral más ágil, que aporte a esa sociedad más flexible y más plena con la que soñamos.

 

Vía El Mecurio

 

 

Wilug, empresa ganadora del Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2017, un ejemplo para las Pymes del país

Elevar la gestión de la empresa y la de los trabajadores a través de la creación de lazos de confianza y colaboración parece ser uno de los puntos centrales para que las empresas tengan buenas relaciones laborales.

 

Wilug es una empresa familiar, fundada en el año 1989, especializada en la ingeniería, diseño, montaje y mantención de proyectos para la protección y control de incendios, manejo de fluidos, hidráulica, mecánica y neumática general, además de brindar capacitación y entrenamiento en la materia.

Su misión es proteger la vida, los bienes y la continuidad de las operaciones de sus clientes mediante soluciones integrales de seguridad con calidad certificada. Crean valor, promoviendo un trabajo seguro, eficiente, responsable y comprometiéndose con los resultados de sus clientes. Desde su origen han mantenido la visión de hacer las cosas de una manera técnica y profesional, lo que se refleja en su historia: en 1995 ya contaban con correo electrónico y sitio web, en el año 2000 fueron certificados con la ISO 9001 y se han preocupado constantemente de importar maquinaria actualizada, incorporar nuevas tecnologías e innovar en sus procesos, lo que la ha situado como protagonista en más de una ocasión en comparación con otras industrias de su rubro.

Para Wilug las personas siempre han sido un aspecto clave para el éxito de la empresa, es por esto que su gestión de personas se ha enfocado en entregar calidad de vida. Actualmente cuentan con 154 trabajadores, a quienes brindan espacios de desarrollo profesional y bienestar personal, con el fin de atraer y retener a sus talentos.

Entrevistamos a Luiggi González, gerente general de Wilug,  quien es Ingeniero Civil Industrial y Experto Profesional en Prevención de Riesgos con especialidad en Diseño contra Incendios, Sistemas de Rociadores, Sistema Detección y Alarma, Código de Seguridad Humana y en Gestión de Carteras de Inversiones. Él nos cuenta como fue su proceso de postulación al Premio PYME Carlos Vial Espantoso 2017 y el impacto que generó en su organización.

¿Cómo se enteraron del Premio PYME Carlos Vial Espantoso?
Siempre estamos en la búsqueda de nuevas prácticas y métodos que nos permita desempeñar nuestro trabajo de la mejor forma y de esta manera agregar valor a nuestros clientes y en esa búsqueda nos enteramos del Premio. Recuerdo que recibimos un Mailing que tenía las indicaciones para postular, así que nos decidimos y participamos.

¿Qué los impulso a decidirse por postular al Premio PYME Carlos Vial Espantoso?
Siempre estamos en la búsqueda de hacer el trabajo de una forma distinta.
Nos pareció sumamente interesante la oportunidad de recibir un detallado diagnóstico de nuestras relaciones laborales y ver desde una mirada distinta nuestra fortalezas, oportunidades y desafíos. Somos una empresa de servicio distinta porque nos ocupamos de las personas, entendemos que son clave para nuestra organización, y en este sentido sabíamos que el Premio nos aportaría una mirada distinta de la que teníamos.

¿Qué rol cumplen las personas en el desarrollo de Wilug?
Son el corazón de nuestra organización. Las personas son importantes en nuestro modelo de negocio, nuestro negocio depende de ellas, son quienes marcan la diferencia en el servicio que prestamos, por eso hemos impulsado iniciativas que buscan abordar temas de clima, de satisfacción y retención a partir de nuestras capacidades. Entendimos que no todo es dinero, muchas veces surgen iniciativas que permiten a las personas valorar la organización porque mejoran su calidad de vida.

¿Qué prácticas innovadoras aplican actualmente en la gestión de personas?
Hemos impulsado prácticas de conciliación, políticas de permiso para trámites personales en donde esos días utilizados no son descontados, cada 15 días los trabajadores laboran medio día, la organización cuenta con un gimnasio, generamos convenios con organismos y universidades a los cuales nuestros trabajadores pueden tener acceso a asesorías o cursos gratuitos en su ámbito de interés. Hemos entendido que las personas pueden valorar a una organización porque se hace cargo de las dificultades que tienen. Somos una PYME y, por tanto, tenemos limitaciones propias de ella, pero, hemos sido creativos para contrarrestar las dificultades y hemos sumando nuestros esfuerzos en generar prácticas que sean atractivas para las personas. El Premio nos entregó algunas ideas que nos ayudó a reforzar nuestras prácticas.

 ¿Qué significó para Wilug ser ganadara del Premio Pyme Carlos Vial Espantoso?
De partida, es un reconocimiento que está instalado en el país y en la industria y que tiene un prestigio importante en las empresas del país. Para nosotros, habernos ganado el Premio es un orgullo, no solo por la importancia que representa el galardón en sí mismo, sino que conlleva unos requisitos bastantes exigentes y quienes evalúan son profesionales competentes y con vasta experiencia. Dada la exigencia nos sentimos muy felices y orgullosos.

 ¿Cuál fue el principal aprendizaje de postular al Premio Pyme Carlos Vial Espantoso?
Nos ayudó a poder vislumbrar que las políticas de incentivos que teníamos no podían ser simétricas para todos nuestros trabajadores sino que teníamos que generar una mirada distinta en función de la colaboración y la responsabilidad. Entender que no necesariamente todos los incentivos son simétricos para todos nos dio la oportunidad de buscar mecanismos que fueran más atractivos para todos. Y otra de las cosas que nos aportó fue reforzar nuestra política de conciliar vida y trabajo.

Comités Paritarios de INACAP reciben certificación

La Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) junto a Universidad Tecnológica de Chile – INACAP llevaron a cabo la primera ceremonia de certificación para Comités Paritarios de Higiene y Seguridad de dicha casa de estudios.

Julio Henríquez, Gerente de División Personas, Administración y Finanzas de la ACHS, afirmó que “este tipo de reconocimientos reflejan el compromiso real de las máximas autoridades de una organización, lo cual es una clara señal de la prioridad que los asuntos de seguridad y de salud para los colaboradores ocupan en una organización como INACAP”.

José Esteban Garay, Gerente de Instituciones y Grandes Empresas de la ACHS, manifestó su alegría porque INACAP está a la vanguardia en el subsector de educación superior. “Es destacable el trabajo que realizan en lo que se refiere a la excelencia del trabajo de los comités paritarios, entidades fundamentales para trabajar todos los días la cultura preventiva en cada sede de la Institución, a lo largo del país.

En esta oportunidad, seis fueron las sedes que obtuvieron la Certificación Nivel Inicial que otorga la ACHS con el fin de destacar la gestión preventiva que llevan a cabo los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.

Como objetivo principal del segundo semestre de 2018, el Departamento de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de INACAP buscaba certificar a 5 Sedes; sin embargo superaron esa meta y finalmente fueron acreditadas las instalaciones de Punta Arenas, Valparaíso, Apoquindo, Maipú, Puente Alto y Talca.

La ceremonia contó con la participación de autoridades de ambas instituciones. Por parte de la ACHS estuvieron presentes: Julio Henríquez, Gerente de División Personas, Administración y Finanzas junto a José Esteban Garay, Gerente de Instituciones y Grandes Empresas.

En representación de INACAP asistieron Ana Beatriz Montealegre, Vicerrectora de Personas; Pilar Risopatron, Directora de Desarrollo Organizacional; Fabiola Cerda, Jefa Nacional de Seguridad, Salud y Medio Ambiente; Claudia González, Directora de Aseguramiento de Calidad en Sedes y los respectivos Vicerrectores de sedes y zonales de los CPHS certificados.

Felipe Bravo, Vicerrector de Sede Maipú Inacap, señaló que “este hito, como es la certificación de estos 6 comités paritarios, es muy importante para la institución; sabemos que esto se va a seguir replicando a lo largo de todas las sedes porque tenemos una cultura de la calidad y la seguridad en nuestro ADN”.

Para este año 2019, el proceso de certificación para CPHS se seguirá llevando a cabo en una tarea colaborativa entre el equipo de atención de la ACHS y el Departamento SSOMA de INACAP.

 

 

Mesa de Trabajo en Unifrutti

El pasado miércoles 23 de enero se realizó la Cuarta Mesa de Trabajo entre los dirigentes del sindicato, representantes de la administración de la empresa y la Fundación Carlos Vial Espantoso.

En esta ocasión la reunión se sostuvo en la planta de Linderos, por parte de la dirigencia sindical participó el Presidente del Sindicato, Miguel Jopia proveniente de Coquimbo, junto a su directiva compuesta por Rosalía Toledo, Tesorera del Sindicato proveniente de Teno, Sebastián Fuentes, Secretario del Sindicato proveniente de Requinoa, Cristián Cavieres Dirigente Sindical proveniente de Linderos y Mónica Cueto Dirigente Sindical de San Felipe. Por parte de la Administración participó Alonso Rodríguez, Gerente Zonal de Coquimbo y Marcelo Giglio Gerente Zonal de Requinoa y Linderos.

En esta reunión se incorporó a la mesa de trabajo Sybilla Silva, quien asumió recientemente su nuevo cargo como Jefa de Comunicaciones y Relaciones Laborales de Unifrutti. Dentro de sus funciones está la coordinación y comunicación permanente con el sindicato, por lo que su participación en la mesa se extenderá durante el resto del año con el fin de llevar a la ejecución las iniciativas que se propongan.

Esta reunión tuvo como objetivo plantear las temáticas a trabajar en conjunto entre la administración  y el sindicato durante 2019 en post de continuar en la construcción de buenas relaciones y condiciones laborales para todos los trabajadores de la empresa. Así mismo, se estableció la agenda de trabajo para el resto del año con el fin de conseguir avances concretos en los temas planteados.

La siguiente mesa de trabajo se fijó para el miércoles 13 de marzo en una planta por definir.

 

Inventando las organizaciones del siglo XXI

Por Fe Sánchez

 

Tuvimos la oportunidad de asistir al desayuno de ICARE y la Fundación VTR “Inventando las organizaciones del siglo XXI” con Thomas Malone en el marco del Congreso Futuro.

A parte de ser un lujo haber podido escuchar en vivo al director del centro de inteligencia colectiva del MIT presentando su último libro Superminds “supermentes”, fue inspiración para abrir la reflexión respecto de las cosas maravillosas que somos capaces de hacer los individuos cuando nos organizamos para trabajar colaborativamente para alcanzar objetivos que parecen imposibles en un principio.

Antes que nada, abordaremos superminds, la premisa básica es que la siguiente “evolución” del ser humano vendría a ser una súper mente formada por la mezcla perfecta de la “inteligencia general” inherente a la naturaleza humana y la “inteligencia específica” que solo los computadores pueden alcanzar. A propósito de la amenaza de que la inteligencia artificial está cerca de superar la inteligencia humana, Malone nos tranquiliza, contándonos desde su background de experto en el tema, que aún estamos a 20 años de alcanzarla, y acota divertidamente que desde 1960 permanecemos a la misma distancia.

En su presentación, Malone muestra como grupos de personas trabajando juntas en “supermentes” como jerarquías, mercados, democracias y comunidades han llevado a cabo los más grandes logros en la historia de la humanidad y nos permite ver mediante ejemplos como a través del uso de las computadoras estamos cerca de volvernos más inteligentes incluso.

En el trasfondo de todo esto, ya tranquilos con que no vamos a tener que luchar con las máquinas, a lo Will Smith en “I Robot” a inicios de los 2000, surge la reflexión respecto del poder de la colaboración. En palabras de Malone, que los humanos “logremos organizarnos en una red con una estructura casi neuronal” es lo que nos llevará al siguiente paso. ¿Cómo se hace? ¿Somos capaces de auto organizarnos? ¿De alinear propósitos? ¿De colaborar genuinamente para crear esta supermente? Ya que sabemos que contamos con la tecnología dura… ¿Contamos con la tecnología social? Podemos hacer el ejercicio de respondernos en la intimidad ¿Seremos capaces de aplacar nuestros egos para construir esas supermentes?

 

 

Diálogo para una buena negociación

Comprensión de la realidad, diálogo sincero, conocimiento de las necesidades del otro y un verdadero interés en llegar a un acuerdo, esos son algunos de los elementos que deben estar presentes para obtener una buena negociación.

 

A través de la Fundación Carlos Vial Espantoso, diversos gerentes de Antofagasta Minerals participaron, durante tres días, en el taller: “Una práctica teórica de la negociación” con los expertos Marcos Singer, Zarko Luksic, Ariel Rossel y Luis Lizama.

En el taller se abordaron conceptos y didácticas en torno a temas como: la naturaleza humana, la negociación, la reforma laboral, la negociación colectiva, la huelga y los servicios mínimos.

 

  • ¿Qué es una negociación?

    La negociación es una actividad económica, empresarial y política exige que las personas, empresas e instituciones cooperen para alcanzar los objetivos comunes, y al mismo tiempo compitan en la legítima obtención de ventajas individuales.

Marcos Singer explicó que las negociaciones son fundamentales para generar cambios positivos al interior de las organizaciones. “Las negociaciones requieren de una cohesión entre el grupo negociador y para que eso se dé es indispensable el diálogo”. Singer explicó que estos espacios buscan generar cambios y que las personas crezcan, a lo que indicó, “Aquí se explican muchas cosas, pero el alumno tiene que procesar lo aprendido con su propia realidad y saber que la contraparte son, ante todo, personas y que deben ser tratadas con respeto”.

Danica Vicelja, Gerente de Recursos Humanos de Minera Antucoya indicó “Ser gerente en una Minera conlleva grandes desafíos. Tengo 1 año desde que asumí este reto, es un espacio dominado por hombre, pero la experiencia ha sido buena, hay gran aceptación, trabajo en equipo y apertura a miradas distintas”.

Posteriormente Vicelja señaló que estos espacios de diálogo son importantes para ver los desafíos que son comunes e intercambiar buenas prácticas.

Por su parte, Gerardo Delgado, Gerente de Mantención de Minera Zaldívar dijo que éstas instancias de aprendizaje son enriquecedoras “Normalmente uno no está en contacto con estos temas, lo vas dejando a un lado, pero es interesante retomar los aprendizajes y validar experiencias distintas de otros que pueden ser de mucho aprendizaje para uno. Estar acá es una oportunidad valiosa”.

 

Abiertas postulaciones a programa de apoyo competitivo para la Pyme de la UC

Pyme UC busca desarrollar programas orientados a las necesidades específicas de pequeñas y medianas empresas; Mentoría y Curso en Gestión Pyme es uno de ellos, combinando asesoría personalizada con un completo curso en gestión. Este tiene como objetivo disminuir brechas competitivas para potenciar el crecimiento de pequeñas y medianas empresas, y ya se encuentra con sus postulaciones abiertas.

 

La directora del programa, Marisol Arriagada, comenta que los empresarios egresados del año 2018 destacaron haber podido desarrollar su estrategia y plan de negocios, ordenar la organización y procesos, mejoras en marketing y gestión comercial, junto con crecer y poner foco en la rentabilidad, entre otros. Es por esto que los niveles de satisfacción fueron especialmente altos, llegando a un 96%.

La empresaria María Sánchez, de La Casa del Planchado, relata su inspiradora experiencia: “Ingresé al programa porque creía que mi debilidad eran las finanzas, sin embargo, con el diagnóstico del programa me pude dar cuenta que tenía otras áreas con deficiencia, las que fuimos trabajando con la mentora y ayudante. Por mencionar algunas, trabajamos y mejoramos en el área de finanzas, administración, marketing, proyección de ventas, sistematización de procesos, control de gestión con evaluaciones mensuales, ordenamiento interno, gestión de personas, hicimos definiciones de cargos y tareas; hasta se realizó un manual interno”.

La directora del programa también se refiere al Diplomado en Gestión de la Pequeña y Mediana Empresa, “es un aprendizaje con estructura formal y que considera evaluaciones. Permite desarrollar una visión integral del negocio para implementar una estrategia sostenible y de largo plazo”.

El rector Ignacio Sánchez afirma: “no cabe duda que Pyme UC es un ejemplo del compromiso institucional de nuestra universidad con el país. Agradezco el apoyo del Banco Bci, siempre inspirado en la loable misión de perfeccionar este sector. Existe una unanimidad de criterio en considerar a la pequeña y mediana empresa como un sector fundamental por su posibilidad de generar una enorme cantidad de puestos de trabajo, mejorando de esta manera sustantiva la calidad de vida de los habitantes del país”.

Estos programas presenciales están orientados a empresas pequeñas que ya estén operando formalmente. “Ofrecemos una respuesta a la necesidad que tienen las empresas en marcha de corregir a tiempo sus falencias para competir en mejor pie, proyectarse y crecer. La tasa de empresas fallidas en los primeros 10 años es altísima, por lo que nos propusimos que el foco fuera apoyarlas en ese importante desafío”, explica Marisol Arriagada.

Las postulaciones para la 13° versión a este programa están abiertas. Más información y postulaciones en www.pyme.uc.cl y al correo pymeuc@uc.cl